Socialrevolucionarios

¿Qué era la Duma?

Para Wikipedia, con el término “Duma” se nombra a “cualquiera de las diferentes asambleas representativas de Rusia”.

Por Ana Sanchez

En los albores del siglo XX, hubo cuatro Dumas en Rusia, todas ellas organizadas entre la revolución de 1905 y la revolución de 1917. Sin embargo, estas asambleas no eran representativas de todas las clases y fueron una forma “semiparlamentaria” otorgada por el Zar Nicolás II para retener consigo a los partidos burgueses, liberales de escaso poder. Y a la vez, fue un subproducto de la Revolución de 1905.

Las revoluciones son momentos de cambios bruscos, radicales, violentos. Es allí donde mejor pueden verse las fuerzas opositoras, cada una peleando por sus intereses. Así fue en Rusia en 1905 como prólogo. El ensayo general revolucionario llegaría en 1917.

Cómo surge la Duma

El 6 de agosto de 1905, una vez que se habían replegado las fuerzas de la revolución (aunque todavía no habían llegado al ascenso cúlmine) y como intento de concesión al enorme movimiento huelguístico, pero bajo una sangrienta represión, el Zar Nicolás II publicó un manifiesto convocando a la Duma para el año siguiente.

Se suponía que era un órgano consultivo. En ese manifiesto de convocatoria el Zar se comprometía a introducir libertades civiles básicas, a proporcionar una participación más amplia en la Duma estatal y a dotarla de poderes legislativos. Sin embargo, Nicolás II estaba decidido a retener su poder autocrático.

Antes de que se concretara la Duma, el Zar promulgó un documento que contradecía la convocatoria original en varios aspectos importantes. Se indicaba que los ministros del Zar no podían ser designados por la Duma y no tenían que responder ante ella. Además, el Zar tenía el poder de disolver la Duma y anunciar nuevas elecciones cuando así lo desease.

La Duma no sería un verdadero órgano democrático, aunque va a pasar por diferentes estadios en cada momento del período que va entre 1905 y 1917. Los soviets superarían ampliamente en su representatividad a la Duma y serán los verdaderos organismos democráticos de doble poder.

¿Y cómo se organizaba una Duma?

Para pensar. Si suelen criticarse las instituciones del régimen democrático burgués en Argentina, ¡lo que era ese parlamento organizado por el zarismo ruso!. Por ejemplo, los trabajadores de fábricas de menos de 50 obreros, no tenían voto; en fábricas de más de 50 trabajadores hasta 1.000, tenían derecho a elegir un delegado, y las que superaban este número podían elegir un delegado cada 1.000 obreros. Pero, además, estos delegados debían ir a un consejo de la ciudad, donde también estaban los representantes de los terratenientes, la burguesía y la pequeño burguesía y ahí, por elección indirecta, se elegían los diputados. Era un sistema de estamentos, de elección indirecta y restrictiva.

Las cuatro Dumas y la posición de las bolcheviques

La primera Duma empezó a funcionar en julio de 1906 y fue disuelta diez semanas después de su convocatoria.

Dentro de la socialdemocracia rusa (bolcheviques y mencheviques) se discutía qué postura tomar ante esta primera Duma. El debate central era si había que seguir apuntando a un levantamiento revolucionario o había que levantar la perspectiva de una Duma.

Los bolcheviques, con Lenin a la cabeza, sostenían que tenían que ser los últimos en retirarse del movimiento revolucionario: mientras no estuvieron completamente convencidos de que la perspectiva de una nueva insurrección no seguía siendo una posibilidad, no abandonaron el movimiento revolucionario. Todavía en esos momentos era muy difícil afirmar si ya había pasado ese momento.

Por su parte, los mencheviques no se preguntaban si el reflujo del movimiento de lucha masivo era momentáneo, sino que se preparaban para abandonar la lucha, por eso enseguida planteaba la perspectiva de reforma de la Duma y conseguir en ella mayores concesiones democráticas, confiando en que los liberales podrían llevar este reclamo adelante.

Lenin y Trotsky sostendrán una conclusión completamente inversa a la de los mencheviques. Según ellos los liberales tenían estrechos lazos con el zarismo y nunca iban a poder jugar un papel revolucionario frente a la caída de la autocracia, la burguesía liberal no podía jugar ningún papel revolucionario.

La Segunda Duma, iniciada en febrero de 1907, fue también efímera. Usando el poder de emergencia, el zarismo cambió la ley electoral y dio mayor valor a los votos de la nobleza y de los terratenientes. La segunda Duma estuvo dominada por nobles, terratenientes y hombres de negocios.

Luego de la primera Duma, Lenin consideró que había sido un error no presentarse. Había sacado la conclusión de que no tenía sentido el boicot si no había fuerzas vitales revolucionarias que pudieran llevar adelante el boicot activo, es decir, si no podían evitar que el proletariado participara en las elecciones, liquidando este nuevo intento del régimen autocrático de legitimarse mediante elecciones amañadas.


Duma en 1915

Por eso, ante el llamado de esta Duma, los bolcheviques deciden participar. Pero, ¿cómo se participa en un parlamento tan reaccionario? Lenin insiste en que para un partido ilegal, es vital mantener una política hacia el movimiento de masas, cuando éste se encuentra en retroceso. En esta segunda Duma, la socialdemocracia participa y saca 75 diputados, en el otro polo, la derecha sólo obtiene 54 delegados. Es una situación en la que las grandes masas, que habían participado en forma activa en la revolución de 1905, le otorgan una gran confianza a la socialdemocracia, aunque no estaban dispuestas a hacer una revolución.

A pesar de esto, Lenin advierte que es un gran voto a los revolucionarios, pero que es un voto pasivo; entonces propone aprovechar esta situación para hacer agitación revolucionaria desde la Duma. “Nuestros diputados deben distinguirse proponiendo medidas a favor de la clase trabajadora, sin abandonar la lucha extraparlamentaria, que educa efectivamente a la población, ni la movilización que es dónde reside nuestra fuerza real”, diría Lenin en 1917. (Lenin, Obras Escogidas, Tomo XI)

Finalmente esta Duma también es suprimida y los diputados de la bancada bolchevique son encarcelados.

La Tercera Duma funcionó entre 1907 y 1912, duró casi cinco años. Fue la más reaccionaria de todas porque partía de un régimen electoral que proscribía a gran parte del campesinado y la clase obrera. Estaba dominada por los octubristas, que eran los contrarrevolucionarios, los grandes millonarios que querían masacrar al proletariado, los que organizaban los pogromos y las Centurias Negras.

En esta oportunidad Lenin también levantó la táctica de participación, justamente porque la situación era muy reaccionaria, había que participar de la Duma, sin dejar de denunciar su carácter reaccionario.

De 450 bancadas que conformaban esta Duma, nada menos que 400 fueron obtenidas por los Centurias negras. La proscripción era enorme, el derecho a elección era sumamente restrictivo.

A pesar de todo, los socialdemócratas obtienen una docena de representantes. Pero las huelgas, que habían ido decreciendo, ya en 1908 prácticamente no existían. Los levantamientos campesinos también habían sido liquidados en toda Rusia. Estos serán los años de la reacción, del abatimiento, de la dispersión.

La Cuarta Duma funcionó entre 1912 y 1917, años en que el movimiento revolucionario empieza nuevamente a ejercitar sus músculos.

Con la revolución de febrero de 1917 nacen nuevamente los soviets, la huelga general de obreros, campesinos, mujeres y soldados, logra echar al Zar.

La Duma va a cooperar con el gobierno provisional que se formará después de febrero.

Pero ya nada será igual, la revolución triunfante de octubre de 1917 terminará con la Duma e inaugurará un verdadero gobierno de obreros y campesinos organizados democráticamente a través de sus organismos de base, los soviets.