Ejército

La Guardia Roja, destacamento armado de la Revolución

La clase dominante contrarrevolucionaria (luego de la derrota de la Revolución de 1905) entendió que una de sus tareas imprescindibles, debía ser el desarme de la clase obrera y la destrucción de sus unidades de combate. Pero los trabajadores reorganizaron su defensa armada durante la Revolución de Febrero.

Por Claudia Añazco San Martín

«Dedicado a mi camarada Ezequiel Castro con el que compartimos el interés por este tema»

La historia de la Guardia Roja en Rusia es la historia del doble poder(1) que facilitó a los obreros la tarea de construir una fuerza armada previo a la insurrección de Octubre. Durante la Revolución de 1905(2) se formaron unidades de combate en las fábricas que luego la contrarrevolución desarmó. En febrero de 1917 la Guardia Roja reapareció destacándose como la fuerza de defensa de los trabajadores y representando un serio peligro para el Gobierno Provisional.

A comienzos del año 1917 los soviets eran dominados por la influencia de mencheviques y socialrevolucionarios que obstaculizaban el desarrollo de la Guardia Roja. Ambos partidos planteaban que el avance de la Revolución destruiría el marco de la democracia burguesa. Debido al atraso de Rusia y la compleja situación internacional, temían que cualquier transformación de la revolución democrática en socialista llevara a un resultado desastroso; a un movimiento reaccionario y en última instancia a la victoria de los contrarrevolucionarios militaristas-monárquicos e influenciaron con esta política la orientación de los soviets.

Kerensky logró imponer, principalmente en Petrogrado, un decreto(3) que fusionaba a la Guardia Roja (milicias obreras) con las milicias civiles para evitar el desarrollo y fortalecimiento de milicias clasistas e independientes.

Sin embargo, los intentos del Gobierno Provisional de desarmar a los trabajadores fracasaron y restaron influencia en las fábricas a los socialrevolucionarios de derecha y a los mencheviques que apoyaban activamente la política del desarme. El soviet de la barriada de Viborg que se había transformado en el bastión de los obreros, decidió por unanimidad (a fines de abril) presionar para formar unidades independientes de la Guardia Roja como tarea indispensable del proletariado. El Consejo General de Trabajadores Industriales de Petrogrado aprobó una resolución similar, impulsada por los bolcheviques. Ambos organismos plantearon como objetivos de la Guardia Roja defender las conquistas de la revolución de las conspiraciones de las clases dominantes contrarrevolucionarias.

El Golpe de Kornilov y la ofensiva de las milicias obreras

La política de desarme que intentaba imponer el Gobierno Provisional(4) se hizo efectiva luego de la represión a la revuelta de lasJornadas de Julio y la persecución y arresto de los bolcheviques que se vieron obligados a pasar a la clandestinidad. Lenin y Zinoviev estaban en Finlandia, mientras que Trotsky y Kamenev se encontraban en prisión.

A fines de agosto, el general Kornilov (comandante en jefe del frente),
intentó derrocar al Gobierno Provisional de Kerensky y establecer una dictadura militar. Kerensky se vio obligado a armar al proletariado y a legalizar la Guardia Roja. La defensa de Petrogrado y la lucha inmediata contra el golpista Kornilov quedó casi exclusivamente en sus manos(5).

Los bolcheviques ganaron la mayoría en el Soviet de Petrogrado transformando a la Milicia Obrera (así la llamaban en dicha ciudad) en el brazo armado. Su dirección estaba a cargo de León Trotsky, quien había sido su presidente en los años revolucionarios de 1905. La perspectiva de la insurrección armada planteada por los bolcheviques llevó a los obreros más avanzados a considerar a la Guardia Roja como el pilar del futuro ejército de la revolución.


Los bolcheviques y las Guardias Rojas

En pocos días 25 mil trabajadores se alistaron en la milicia, adoptando una forma puramente militar. Estaba dividida en cuadrillas, pelotones, compañías junto a unidades técnicas especiales de dinamiteros, ciclistas, telegrafistas, ametralladoristas, artilleros, etc.(6). Luego del golpe de Kornilov la Guardia Roja de Moscú y otros centros industriales rusos fue legalizada y armada con el mismo procedimiento que en Petrogrado.

La Guardia Roja, escudo del proletariado ruso, brazo armado de la Revolución

El gobierno de Kerensky, una vez finalizada la aventura de Kornilov, no finalizó las operaciones contra la milicia obrera. El gobernador militar general de Petrogrado dio la orden de confiscar las armas a los obreros, pero estos no se sometieron a dichas órdenes. La organización militar de los bolcheviques no tenía ninguna intención de entregar las armas; por el contrario; necesitaban desarrollar una organización militar compacta y decidida para tomar las riendas del gobierno.

Los mencheviques se dedicaron a desarrollar una virulenta campaña de propaganda contra la Guardia Roja con el fin de enfrentar a las tropas regulares con los trabajadores armados. En Moscú, el 5 de septiembre se organizó una reunión del Soviet de Delegados de los Soldados donde se entregó una resolución que agradecía los servicios prestados, pero al mismo tiempo la señalaba como un peligro para la revolución por crear una oposición al ejército nacional y dividir a las fuerzas de la democracia.


Guardias Rojas en Moscú

La resolución no fue aprobada pero los delegados de los soldados (que se mantenían en sus cargos desde la Revolución de Febrero) fueron hostiles hacia la Guardia Roja y sabotearon su armamento. La base del ejército tomó una posición distinta que hizo pública en el diario “El Socialdemócrata” del 12 de octubre: “No crean a esos mentirosos que les dicen que la creación de la Guardia Roja representa una campaña contra los soldados. No debemos permitir que nada separe a los soldados de los trabajadores. Deben estar juntos”.(7)

Durante los combates de Octubre La Guardia Roja y el sector revolucionario del ejército regular se fusionaron y actuaron en forma conjunta al servicio de la revolución proletaria y hasta que comenzó a construirse el Ejército Rojo. Luego de la victoria los soldados revolucionarios se desmovilizaron y se dirigieron a sus pueblos y fábricas, dejando a la milicia obrera como fuerza de defensa de las fábricas transformándose en el brazo armado de la Revolución(8).


Trotsky arengando a la Guardia Roja

La Guardia Roja defendió heroicamente al nuevo gobierno soviético, pero fue insuficiente como defensa cuando tuvo que enfrentar el ataque de los ejércitos blancos y las potencias imperialistas formados por soldados profesionales. Sin embargo, durante los primeros meses de la Guerra Civil fueron el “el escudo del proletariado ruso” contra las operaciones militares de los enemigos nativos y extranjeros de la Revolución. Las primeras formaciones combatientes del Ejército Rojo fueron organizadas en torno a las divisiones de la Guardia Roja.

Notas:

1. “La dualidad de poderes”, cap XI en Historia de la revolución Rusa, Tomo I, Ed. Sarpe.
2. La Revolución rusa de 1905 fue un levantamiento político de masas a lo largo de grandes zonas del Imperio ruso. Ver 1905, L. Trotsky, Ed. CEIP.
3. La reunión general del Soviet de Obreros y Soldados de Petrogrado, el 28 de febrero de 1917, votó la creación de una milicia obrera. Pero varios días más tarde, el 7 de marzo, el Comité Ejecutivo de los Soviets dejó en suspenso esta resolución y dictó un decreto por el cual la milicia obrera se vio obligada a fusionarse con la milicia civil ordinaria.
4. Las “Noticias del Soviet de Obreros y Soldados de Petrogrado”, el órgano oficial del Comité Ejecutivo (el 28 de abril), se opuso a la resolución de los obreros de Viborg. Rogaba a los trabajadores “que no tomen este camino peligroso que amenaza con romper la unidad del frente revolucionario”.
5. El 28 de agosto una sesión de delegados de Obreros y Soldados de Petrogrado decretó el establecimiento inmediato de una Milicia Obrera y el registro de los trabajadores revolucionarios para la defensa armada de la capital.
6. La unidad combatiente más chica de la Guardia Roja era la cuadrilla que se componía de trece hombres. Cuatro cuadrillas formaban un pelotón (53 hombres), tres pelotones una compañía (160 hombres), tres compañías un batallón, formado por 480 hombres, más unidades técnicas que llevaban la fuerza total a entre 500 y 600. Todos los batallones de un distrito formaban la división de distrito; si era suficientemente numerosa se subdividía en regimientos.
7. Cap I “El nacimiento del Ejército Rojo”, PP. 24, en El Ejército Rojo, de Erich Wollenberg, Ed. Antídoto.
8. El valor bélico de las distintas formaciones de la Guardia Roja era heterogéneo. Dependía de la fuerza de sus cuadros obreros, de la experiencia en el frente y de las cualidades personales y militares de los líderes. Los cuadros de la Guardia Roja le daban mayor importancia a la solidez en las posiciones políticas que a la capacidad militar de sus comandantes.

Fuentes consultadas:
- Historia de la Revolución Rusa, León Trotsky, Ed. Sarpe.
- Cómo se armó la revolución, escritos militares de León Trotsky, selección, Ed. CEIP.
- 1905, León Trotsky, Ed. CEIP
- Cuadernos C.E.I.P, León Trotsky.
- El Ejército Rojo, Erich Wollenberg, Ed. Antídoto.

VER TODAS LAS NOTAS DEL DÍA