Política

OPINIÓN

Avanza la criminalización de la protesta social en la Ciudad de Buenos Aires

En apenas una semana, se recrudeció la represión, las detenciones y se empiezan a aplicar nuevas figuras penales que endurecen la criminalización de la protesta.

Alejandrina Barry

Hija de desaparecidos | CeProDH | Operadora social en villa 21 24 | @alebarryceprodh

Jueves 6 de julio | Edición del día

Estas dos últimas semanas se sucedieron represiones muy fuertes por parte de la nueva Policía de Ciudad con un enorme despliegue de fuerzas.

Este martes, se reprimió a quienes se manifestaban por la libertad de Lonko Mapuche Facundo Jones Huala. Detuvieron a siete personas que acaban de ser liberadas al cierre de esta edición.

El mismo martes un enorme dispositivo policial intentó impedir el corte de los trabajadores de Pepsico que luchan por la reincorporación a sus puestos de trabajo.

El pasado miércoles 28 de junio, se desató una feroz represión contra movimientos sociales que reclamaban trabajo y vivienda frente al Ministerio de Desarrollo Social. Intervino no sólo la Policía de la Ciudad si no también la División de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la policía Federal Argentina, que depende de la Dirección General de Antiterrorismo de esa fuerza. Muy grave.

Para agravar esta escalada represiva, varios de los detenidos fueron literalmente cazados por personal policial de civil y sin identificación. Esto viola, entre otras normativas, el artículo 100 de la Ley de Seguridad Pública que obliga al personal policial que participe en manifestaciones públicas a estar identificado.

En los dos casos, a los detenidos se les aplicó una nueva figura penal: fueron acusados de “intimidación pública” que como han denunciado el CELS y otros organismos de Derechos Humanos, es una herramienta legal nueva pensada por las autoridades del gobierno de la ciudad para incrementar las penas de quienes fueron detenidos.

Bajo el amparo de esta figura, se los detuvo mas de 24hs, con el agravante de que permanecieron en los dos casos incomunicados. Algo que es realmente alarmante, tomando en cuenta la brutalidad con que se realizaron las detenciones, impidiendo que abogados, familiares, amigos y compañeros puedan corroborar su estado de salud.

El titular de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, junto al poder judicial quieren avanzar tanto en la represión misma como en una mayor criminalización de la protesta, incorporando estas figuras legales.

Este es el mensaje de su campaña electoral, represión orden en la principal ciudad del país en donde se desarrollan las manifestaciones más importantes contra los despidos, todos los planes de ajuste, por la defensa de las libertades democráticas.








Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    CABA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO