¿Quién es Bernie Sanders?

0
Share Button

MURILLO GALLARDO pickie volver a

 

CELESTE MURILLO y JUAN ANDRÉS GALLARDO

Número 24, octubre 2015.

 

Bernie Sanders es senador por el estado de Vermont desde 2007. Aunque ganó su banca como independiente y suelen llamarlo “socialista”, dentro del Senado estadounidense está alineado con la bancada demócrata. En abril anunció que se presentaría como precandidato en las internas del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2016.

Su discurso contra las corporaciones y los bancos, su demanda de educación universitaria gratuita y programas contra la destrucción del medioambiente, son parte del atractivo de su candidatura, que se caracteriza por actos multitudinarios, comités de campaña locales y apoyo entre gran parte de los movimientos sociales. Pero sobre todo el hecho de que no pertenezca a la elite que lidera los partidos tradicionales, particularmente que no sea un Clinton o un Bush, lo muestran como una “figura nueva”, algo distinto en el panorama bipartidista.

Sanders es presentado como un socialista, aunque como él mismo ha explicado, su “socialismo” no va más allá de políticas relacionadas con el Estado de bienestar, especialmente el modelo de los países escandinavos. En sus palabras, el “socialismo” significa:

… que el gobierno debe jugar un rol importante en asegurarse de que sea un derecho de todos acceder al seguro médico (…) que no permitamos que las grandes corporaciones e intereses económicos destruyan nuestro medioambiente, que creemos un gobierno que no esté dominado por los grandes intereses económicos (…) Para mí, significa democracia, francamente. Eso es todo.

Comenzó su carrera política en Vermont a principio de los años ‘80, donde fue alcalde la ciudad más grande del estado, Burlington, y representante en la Cámara Baja. Howard Dean, gobernador del estado de Vermont y exprecandidato demócrata, se refirió a Sanders como “un demócrata liberal, es un demócrata que… se presenta como independiente porque no le gusta la estructura y el dinero que se utiliza… Lo importante es que Bernie Sanders vota con los demócratas el 98 % de las veces”. Su carrera legislativa muestra la justeza de la descripción.

Después de los ataques del 11S, Sanders se unió al apoyo casi unánime de la “guerra contra el terrorismo”, y votó a favor de la resolución de Autorización del uso de la fuerza (aunque sus partidarios señalan que más tarde se opuso a diferentes puntos particulares). Esta no fue la primera vez que Sanders votó con el oficialismo: en los años 1990, había apoyado el proyecto del entonces presidente Bill Clinton para endurecer las leyes de arrestos y encarcelamiento (la misma ley es señalada hoy como una de las responsables del encarcelamiento masivo de afroamericanos y la brutalidad policial racista, criticada incluso por Hillary Clinton).

Además de votar con los demócratas en la mayoría de los casos, a nivel nacional, Sanders apoyó a Obama en las dos últimas elecciones. Los demócratas han sabido recompensar el apoyo de Sanders al no presentar competidores a sus campañas para renovar su banca legislativa en Vermont.

En 2014 Sanders apoyó la resolución unánime del Senado para respaldar al Estado de Israel en el bombardeo y la invasión de Gaza. No es difícil encontrar más ejemplos similares en sus votaciones, aunque su retórica sea más encendida en ocasiones. Apoya la demanda del salario mínimo a nivel nacional, aunque de forma gradual, y otras demandas progresivas como la igualdad salarial para las mujeres. Uno de los puntos polémicos en su campaña actual fue su tibia denuncia de la brutalidad policial racista, virtualmente a la derecha de la propia Clinton que criticó incluso las leyes que apañan la brutalidad policial. Esto le ha valido varios roces con el movimiento Black Lives Matter.

No comments

Te puede interesar

Fragmentación institucionalizada

  PAULA VARELA Número 5, noviembre 2013. VER PDF Suele afirmarse que la actual reactivación de la vida sindical expresada en la firma de numerosos ...