El Frente de Izquierda y las elecciones en la UBA

2
Share Button

 

PATRICIO DEL CORRO Y SOL CHELIZ

N.4, octubre de 2013.

VER PDF

La juventud en el mundo comienza a cobrar protagonismo en distintos procesos. Desde el movimiento Occupy Wall Street en EE.UU. y los indignados españoles, la llamada Primavera Árabe, las movilizaciones en Brasil que comenzaron por el transporte, el movimiento YoSoy132 en México, hasta los estudiantes chilenos, que desde hace tres años vienen sosteniendo una dura lucha contra la educación pinochetista logrando incentivar la salida a escena de los trabajadores e interviniendo en común en las calles contra el régimen. Aún no estamos ante un proceso agudo como el ascenso de fines de los ‘60 en que tuvo lugar el Mayo Francés, la Primavera de Praga y el ascenso obrero en América Latina; sin embargo, este despertar de la juventud plebeya y estudiantil es el marco en el que se da la entrada de la clase obrera a la escena política como comenzamos a ver en diferentes países al calor del quinto año de la crisis capitalista.

En Argentina, el tránsito del fin de ciclo kirchnerista tiene su expresión en la disputa entre distintas variantes del peronismo que buscan alzarse como los sucesores en 2015. Pero son estas mismas disputas las que puede abrir brechas que favorezcan la emergencia de los de abajo, en especial si se agudizan y comienzan a manifestarse más abiertamente algunas de las contradicciones económicas que se fueron acumulando en estos años.

Por su parte, la derechización de la política del kirchnerismo apoyándose en Scioli, tomando la agenda de la llamada “seguridad” de la derecha a través de la designación del intendente de Ezeiza Granados (quien implementó el programa de “Tolerancia Cero”) como ministro de Seguridad en la provincia de Buenos Aires, el “pago serial” de la deuda y el acuerdo con la imperialista Chevron, profundiza una crisis en los sectores progresistas que apoyan al gobierno. En el movimiento obrero el fin del “nunca menos” dio lugar al inicio de una ruptura de sectores de masas que tuvo su expresión en el 20N y que parece que el gobierno no volverá a conquistar. Es que, como dijimos en Ideas de Izquierda 3, el voto al Frente de Izquierda es un voto que expresa el sentimiento de sectores del movimiento obrero y también de importantes sectores de la juventud que se reconocen en las luchas de la izquierda y sus ideas frente al derrotero del kirchnerismo. En el movimiento estudiantil de la UBA la gran elección del FIT en agosto no tardó en expresarse. A pocos días de las PASO los frentes que son expresión del FIT obtuvieron un categórico triunfo en las elecciones estudiantiles ganando los Centros de Estudiantes de Ciencias Sociales, Filosofía y Letras, Psicología y Ciencias Exactas, todos dirigidos hasta entonces por La Mella, y conquistando de manera simultánea la mayoría estudiantil en los consejos directivos de las dos primeras1. Una conquista que significó el mayor cambio superestructural en la UBA de la última década y también dejó en evidencia el retroceso kirchnerista en esta Universidad.

Esta conquista es la continuidad del desarrollo del FIT y del trabajo orgánico en la Universidad de las corrientes que lo conformamos, más allá de nuestras importantes diferencias. El debate que pone sobre la mesa esta situación es qué perspectivas se abren para la izquierda en el movimiento estudiantil y cómo utilizar las conquistas obtenidas en la perspectiva de construir un movimiento estudiantil anticapitalista, proobrero y autoorganizado.

 

El movimiento estudiantil de la UBA y los fines de ciclo

El actual fin de ciclo, a diferencia del alfonsinista del ‘89 o del menemista que culminó con la debacle de la Alianza en 2001, encuentra a la clase obrera en un proceso de recomposición objetivo y subjetivo, y a la izquierda trotskista con una pequeña pero significativa influencia no solo sindical sino también política en el movimiento obrero. El avance de la influencia política de la izquierda en el movimiento estudiantil también constituye una característica presente en las últimas décadas. Este es un dato importante a la hora de pensar la Universidad y el movimiento estudiantil, en este caso de la UBA, como un actor político nacional.

Si tomamos como parámetro el último fin de ciclo, los años que antecedieron a la crisis de 2001 estuvieron marcados por una vuelta del movimiento estudiantil a las calles (‘95 y ‘99) enfrentando los diversos ataques presupuestarios del gobierno y la avanzada de la Ley de Educación Superior. En este marco se desarrollaron principalmente corrientes de izquierda reformista o centroizquierda como el PCR (Partido Comunista Revolucionario), el MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores), Patria Libre (hoy Libres del Sur), y el rasgo distintivo lo dieron las corrientes autonomistas, algunas de ellas ligadas a los movimientos de desocupados, o “independientes” como TNT en la UBA (agrupación de Económicas cuyos referentes como Axel Kicillof e Iván Heyn terminaron como funcionarios kirchneristas), que pasaron a la historia como fenómenos transitorios. Sin embargo, este desarrollo de sectores que se reivindicaban de izquierda no logró durante la Jornadas Revolucionarias del 19 y 20 de 2001 tener peso alguno en las calles como movimiento estudiantil, aunque sí tuvo su expresión electoral en algunos centros de estudiantes a nivel nacional y federaciones, como la FUBA mediante un acuerdo de esas tendencias y el PO, bajo la dirección de los independientes2.

La década kirchnerista en la Universidad Los primeros años de la década kirchnerista, aún marcados por la estela de 2001, dieron lugar a algunos procesos y luchas del movimiento estudiantil como la Elección Directa en Sociología de la UBA en 2002 (que dio como ganador bajo el criterio de 1 persona=1 voto a Christian Castillo ante el rechazo del régimen universitario que culminó por intervenir la carrera), la lucha en Comahue en Neuquén contra la LES en 2004, o la lucha de 2005 que a nivel nacional acompañó la lucha de los docentes y dio lugar al renacimiento de las interfacultades3. En estos años, el kirchnerismo no logró hacer pie en las Universidades y las corrientes autonomistas, como TNT, comenzaron a colapsar.

En un marco en el que al calor de la recomposición económica se desarrolló un crecimiento de las aspiraciones de ascenso social, el kirchnerismo impulsó políticas de cooptación especialmente dirigidas a sectores de la intelectualidad. Esto tuvo una de sus expresiones más claras en el desarrollo de las Universidades del conurbano bonaerense, lo cual trajo una puja presupuestaria con la UBA, al igual que la masividad de distintos programas de becas e investigación.

Un punto de inflexión para el kirchnerismo fue la llamada “crisis del campo” en 2008. Luego de la derrota parlamentaria en la votación de la “125”, el gobierno buscó dar una respuesta política con la Ley de Medios y la Asignación Universal por Hijo. Esta ofensiva también se expresó en la Universidad, donde el kirchnerismo intentó avanzar lo más que pudo, llegando a su techo en 2010/11, sin lograr terminar de hacer pie en el movimiento estudiantil (nunca pudo conquistar ningún Centro de Estudiantes en la UBA) pero fortaleciéndose en el régimen universitario y en la intelectualidad. Expresión de esto fue el surgimiento del agrupamiento de intelectuales “Carta Abierta”.

Por su parte la politización de 2008 y la “crisis del campo” también marcaron un importante retroceso tanto para el MST como para el PCR, que deciden ubicarse del lado de la “rebelión agraria”, generando su propio salto al vacío al quedar enganchados del alambrado de la Sociedad Rural. Fue en este momento que a la par del crecimiento de las corrientes que levantábamos una política de independencia de ambos bandos patronales (el llamado “ni K ni campo” que logró la adhesión de más de 500 intelectuales), comienza el rápido desarrollo de corrientes como La Mella, ligada al Frente Popular Darío Santillán, y otras similares, que tendieron a ubicarse como flanco izquierdo del kirchnerismo con una política de “apoyar lo bueno y criticar lo malo” del gobierno kirchnerista.

Cinco años más tarde es la misma crisis política del kirchnerismo y su giro a derecha la que golpea a la base social de la autodenominada “izquierda independiente”, dejando sin efectividad una política ambigua frente al gobierno nacional. Esto se expresó en el retroceso electoral que sufrió La Mella perdiendo en una sola noche los cuatro centros de estudiantes que dirigía frente al FIT.

Más allá del peso del fenómeno político en ciertas franjas de masas, expresa también el trabajo orgánico que hemos desarrollado en estas décadas. Desde las agrupaciones impulsadas por el PTS hemos aportado algunos jalones de la tradición sentada alrededor de la organización democrática en asambleas interfacultades, la democratización de los espacios de gestión de los centros, la difusión de las ideas del marxismo y la organización de debates políticos a través de revistas y jornadas, la ligazón a las luchas obreras como hemos hecho en la textil Brukman, Zanon en Neuquén, o las mas emblemática quizá, la que a través del CEFyL (y otros centros de estudiantes como Educación de la UNLu) dimos acompañando la gran huelga de los trabajadores de Kraft en 2009. Muchos debates se han suscitado entre la izquierda, e incluso nuestros aliados dentro del FIT como el PO (que comparte la conducción de la FUBA con La Mella), por la importancia de sentar estas tradiciones, rompiendo con la concepción de “centros de servicios y gestión” de los Centros de Estudiantes. Esta política junto a la de impulsar frentes para llevarla adelante con independencia política (o sea, sin corrientes que tarde o temprano apoyan a alguna variante burguesa) es la opuesta a la de los “frentes opositores” en general que ha caracterizado a la conducción de la FUBA en los últimos años, y cuyos resultados han sido la adaptación a una rutina de calendarios electorales, dejando como saldo Centros de Estudiantes y una Federación completamente vacía de participación estudiantil. Revertir esta situación es uno de los principales desafíos que hoy se plantean.

 

El FIT en la UBA y los desafíos de la Izquierda

La conquista por parte del Frente de Izquierda de cuatro centros de estudiantes fue un dato significativo de las tendencias políticas que están abiertas en sectores de la juventud, en particular en el movimiento estudiantil. Este resultado confirma las tendencias de la PASO y plantea como primer desafío inmediato redoblar la pelea del FIT de cara a octubre, donde se han transformado en referentes candidatos jóvenes que integran nuestras filas como Nicolás del Caño, del PTS, que cosecha amplias simpatías en Mendoza que provocan la reacción inusitada de los políticos burgueses ante la emergencia de la izquierda trotskista. Esto es parte de conquistar fracciones de masas de la juventud que vean con rechazo la casta de funcionarios que dirigen organizaciones como La Cámpora, “una juventud al servicio de Chevron y los fondos buitres”, frente a los cuales no son alternativa las variantes de centroizquierda que apoyan lo bueno y critican lo malo pero cuya salida no es una alternativa política de los trabajadores sino la de “caminar distinto” de la mano de alguna variante burguesa.

Pero también tenemos un desafío que supera la pelea de octubre, ya que estas tendencias se dan en un marco de debacle del kirchnerismo donde de agudizarse las contradicciones al calor de la apertura de brechas en las alturas puede emerger el descontento de los de debajo. Algunos síntomas de ello es el activismo que comenzó a desarrollarse en lugares con menor tradición de lucha del movimiento estudiantil en las últimas décadas como en Tucumán y La Rioja. Ambos casos expresan las contradicciones del régimen local gobernado por el kirchnerismo, que es en Tucumán el blanco de ataque de las asambleas interfacultades la denuncia de la complicidad policial y de funcionarios del poder político provincial con las redes de trata, y en La Rioja la renuncia del rector kirchnerista que gobierna la UNLR hace 26 años, un régimen universitario tan feudal como el provincial. Estas tendencias aún embrionarias se combinan con el fenómeno profundo que se desarrolla en el movimiento obrero de comienzo de ruptura de franjas con el kirchnerismo. Este hecho, sumado a la influencia de la izquierda en importantes sectores del movimiento obrero y estudiantil, a la conquista de posiciones en Comisiones Internas y Centros de Estudiantes y la posibilidad de obtener bancas parlamentarias, marca el desafío de que estas conquistas puedan ser puestas en función fortalecer una alternativa política independiente de los trabajadores y la juventud, enraizada en las fábricas, los colegios y las facultades, preparándose para la intervención en la lucha de clases. Para la izquierda trotskista, las características del fin de ciclo actual implican una mayor responsabilidad ante los desafíos que se plantean.

 

1. En Derecho, el FIT también realizó una elección histórica obteniendo una secretaria en el Centro con el 7,70%. En Veterinarias y Farmacia y Bioquímica se mantuvo la conducción del PO. Por su parte, en FADU el Centro lo mantuvo la alianza entre la CRCR, Libres del Sur y el PO, quien decidió no romper esta alianza a pesar del derrotero que viene teniendo Libres del Sur, llegando a ir en la lista de Cobos en Mendoza. Por nuestra parte, desde la Juventud del PTS presentamos la lista “La Izquierda al Frente” que obtuvo casi el 8%. En Ingeniería se votará en las próximas semanas, en tanto la conducción actual es un frente entre CRCR, PO e IS, y en Medicina ganó la UCR el centro que mantenía el PO y la Mella.

2. El Frente 20 de Diciembre ganó la FUBA bajo la presidencia encabezada por TNT, seguido por el MST, La Venceremos (hoy Libres del Sur) y el PO.

3. Durante la lucha del 2005, al igual que en el ´99, surgieron asambleas interfacultades impulsadas a propuesta de la agrupación En ClaveRoja (PTS+independientes). Las mismas mostraron la potencialidad en momentos de lucha de los organismos de base, logrando las asambleas estudiantiles más participativas luego de años. Al igual que en el 2010, estas instancias de organización chocaron con la política burocrática de la conducción de la FUBA.

***

Nicolás del Caño, la joven revelación del Frente de izquierda

 

Los sorprendentes resultados que obtuvo el Frente de Izquierda y los Trabajadores en las primarias de agosto, tuvieron entre los protagonistas más destacados a Nicolás del Caño, joven dirigente del PTS y primer candidato a diputado nacional por la provincia de Mendoza. Con el 7,6% de los votos en toda la provincia y promediando el 10% en las principales ciudades, se ubicó en tercer lugar y se proyecta como uno de los aspirantes a quedarse con la quinta banca en juego en la provincia cuyana. En las encuestas está entre los candidatos de mayor crecimiento en la intención de voto para las generales de octubre.

Nicolás es el emergente del descontento de una gran parte de la población de Mendoza, y especialmente de la juventud, y el malestar contra los viejos partidos

tradicionales. A la calificación de “voto bronca” que el periodismo sentenció como característico del apoyo conquistado, Del Caño contestó: “la bronca de la juventud que sufre la precarización laboral y la represión, la bronca de los trabajadores que cobran bajos salarios y muchas otras broncas que estamos orgullosos de representar”. La propuesta de que “todos los legisladores y funcionarios ganen lo mismo que una maestra”, un punto programático que está en la plataforma del FIT y que fue presentada como proyecto de Ley en la Legislatura de Neuquén por Raúl Godoy, legislador del Frente en la provincia patagónica, estuvo entre las propuestas de Del Caño con más apoyo popular.

 

La “gansada”

Según cuenta la historia, la denominación de “gansos” del histórico Partido Demócrata de Mendoza se debe a que “se los identificaba, por su manera prolija e impecable de vestir que trasuntaba una cierta soberbia y menosprecio, inclusive en el modo de caminar, en los gestos y en ciertos hábitos y modos”. Soberbia y menosprecio clasista expusieron los dos jóvenes de ese partido que realizaron un video contra Nicolás, con argumentos dignos de dinosaurios políticos y con un lenguaje lindante con el utilizado por los partidarios de la última dictadura militar. Se convirtieron en el hazmerreír del mundo político y periodístico; y como si fuera un boomerang, el fallido ataque reaccionario se les volvió en contra, hundió aún más al PD en la opinión pública y tuvo como consecuencia un mayor reconocimiento y apoyo a Del Caño. “Cuando se dieron cuenta ya era tarde”, escribe un columnista de un diario mendocino, describiendo la sorpresa de los partidos burgueses tradicionales ante el espectacular ascenso del joven del PTS y el FIT, que llevó a la medida desesperada de los jóvenes “gansos”, cuyo partido parece haber definido como eje de campaña el ataque al joven candidato del FIT.

 

Ahora es cuando

Una parte de esta historia se gestó el 11 de agosto, cuando Del Caño realizó una elección inédita en la política de la provincia. El próximo 27 de octubre, los trabajadores, los jóvenes y el pueblo de Mendoza, tienen la posibilidad de confirmar que están ante un hecho histórico, consagrando al primer diputado nacional de izquierda y trotskista en la historia de Mendoza.

2 comments

  1. Cristian Muñoz 26 noviembre, 2013 at 10:33 Responder

    En Chile salen a la calle los estudiantes a protestar por la educación pinochetista? el gobierno de pinochet concluyó en 1989. posteriormente hubo cuatro gobiernos democráticos que duraron 20 años de centro izquierda y dos socialistas , los cuales no hicieron ningún cambio al modelo educacional que usted menciona, ellos dicen que lo mejoraron. Entonces de que educación de pinochet me habla?

    • Admin 27 noviembre, 2013 at 08:16 Responder

      Puede ver en el número 5 una nota sobre Chile, donde entre otras cosas, se explica el conflicto por la educación y las características del gobierno, que sin duda no es centroizquierdista ni nada que se le parezca.

Post a new comment

Te puede interesar

Las otras feministas

CELESTE MURILLO - Número 37, abril 2017 - “El feminismo es un veneno”, dijo una vez la primera mujer que lideró el Reino Unido. Margaret ...