Géneros y Sexualidades

TUCUMÁN

Exigen justicia por Ana Ríos

Los familiares y amigos de Ana Ríos desmienten la versión que circula acerca de un supuesto suicidio. El agresor tiene numerosas denuncias por violencia de género y estaría prófugo de la justicia.

Lunes 2 de abril | Edición del día

Ana Ríos, una joven estudiante de Veterinaria, falleció luego de tres días de agonía en el Hospital Padilla tras ser arrojada por la ventada de un cuarto piso. Contra las versiones de un supuesto "suicidio", que circularon desde un principio en los medios de comunicación, la familia asegura que se trata de un femicidio a manos de su pareja, Facundo Guerrero, quien ya acumulaba varias denuncias policiales por violencia de género y un primer intento de femicidio en 2016. El agresor, oriundo de Jujuy, se encontraría prófugo de la justicia.

Con este crimen la provincia de Tucumán ya acumula 6 casos de femicidios en lo que va del año. El movimiento de mujeres viene ganando las calles en todo el país exigiendo, entre otras cosas, medidas urgentes ante las cifras alarmantes de femicidios. En 2017 la cifra de femicidios ascendía a 254 casos registrados.

En nuestra provincia el gobierno sancionó una Ley de Emergencia que nunca se implementó, y que ni siquiera tiene destinada una partida presupuestaria. También en la universidad los estudiantes vienen reclamando la implementación de un "Protocolo de actuación en casos de violencia de género" en todas las facultades, aunque las autoridades universitarias hasta ahora no han demostrado ninguna predisposición.

A continuación reproducimos el comunicado de prensa de los familiares y amigos de Ana Ríos:

#FueFemicidio

Ana era jujeña, tenía 26 años, estudiaba Medicina Veterinaria en la UNT, trabajaba por las noches en el bar José Cuervo para bancar sus estudios. Amiga, hija, hermana y compañera. De familia trabajadora, desde su llegada a Tucumán laburó incansablemente para poder sostener su carrera. Fanática de La Renga, a “la chata” como le decíamos, le encantaban los recitales, organizar las juntadas con lxs amigxs, siempre con un plato casero de por medio. Su amor y su sensibilidad por los animales era inmenso y militaba el rescate mascotero. Disfrutaba del amor de su familia, sobre todo de su mamá Alejandra.

El 30 de Marzo en horas de la madrugada Facundo Guerrero le arrebata la vida arrojándola desde el cuarto piso de su edificio en Tucumán. Ana agonizó tres días en el Hospital Ángel C. Padilla de Tucumán. Sufrió múltiples lesiones y fracturas. Ayer murió como resultado de un tercer paro cardio-respiratorio. Hoy llegó su cuerpa a nuestra provincia acompañada de su familia y está siendo velada con el dolor de todxs sus familiares y amigxs.

Sabemos que Facundo Guerrero la violentaba sistemáticamente, que anteriormente ella lo había denunciado en reiteradas ocasiones. En Julio de 2016 denunció en la Comisaría con dirección en San Martín 224 Tucumán un intento de femicidio en el cual la arrojó por las escaleras. En Enero de 2017 la agredió con vidrios en la casa paterna de Facundo en Maimará Jujuy. En Noviembre de 2017 Facundo Guerrero estuvo detenido en la comisaría central de Tucumán por una discusión callejera en donde golpeó a Ana. Y así tenemos innumerables pruebas de la violencia que ejercía Facundo sobre ella.

La prensa difunde el discurso del macho patriarcal, diciendo que Anita se suicidó luego de ser despedida de su trabajo. A lo que respondemos mediante este comunicado que eso es FALSO, que fue FEMICIDIO. Las pruebas sobran: las denuncias anteriores son el eco de los gritos de Ana para zafar de su agresor y el bar desmintió que la hayan echado. Todas sabemos que la complicidad machista y patriarcal entró en juego desde que Facundo declaró que fue suicidio.

Facundo es jujeño, hijo de Judith Quispe que trabaja en el Ministerio Público de la Acusación, y del dermatólogo Humberto Guerrero. El femicida está siendo encubierto por su familia y amparado por una justicia que en su desidia nos arrancó de las manos a Anita. Está suelto, protegido y escondido.

No aceptamos que la justicia haya liberado a la brevedad a Facundo Guerrero luego de haber estado detenido sólo 5 horas, no aceptamos que la carátula del caso sea suicidio, no queremos que la historia de nuestra amiga duerma en el cajón del escritorio de alguna fiscalía. Vamos a luchar incansablemente hasta que se haga justicia por Ana.

Ante esto convocamos a la sociedad en general y a las organizaciones sociales a participar y adherir a la marcha de JUSTICIA PARA ANA. A realizarse el día Martes 03/04:

10:00 hs en Tribunales de Av. Sarmiento y Laprida (Tucumán)
17:00 hs en Plaza Belgrano (Jujuy)

Vamos a organizar la bronca. Ante la justicia patriarcal, organización y lucha feminista.

¡ANA GABRIELA RÍOS PRESENTE! ¡AHORA Y SIEMPRE!

¡FACUNDO GUERRERO FEMICIDA SUELTO! #FueFemicidio

Convocan y firman: Amigxs de Ana Ríos y organizaciones sociales (Recibimos adhesiones).







Temas relacionados

Tucumán   /    Violencia de género   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO