Mundo Obrero

OPINIÓN

Las mentiras del ministro de Salud de Neuquén en ocho minutos

Ante las declaraciones del Ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez, en el programa Línea Abierta, que conduce el periodista “Pancho” Casado en LU5 Neuquén, del día 29 de junio, hacemos un descargo.

Roberto Bobadilla

Operador del Dispositivo de Niños, Niñas y Adolescentes en Situación de Calle - Agrupación Violeta Negra en ATE

Viernes 30 de junio | Edición del día

La entrevista comienza señalando, quizás lo único cierto de todo esto, que es el aniversario del Hospital Castro Rendón, y destacando la realización del primer trasplante renal llevado a cabo en dicho hospital. Luego comienzan las mentiras y las evasivas, demostrando el poco conocimiento que tiene el ministro sobre la situación en la que se encuentra el sistema de salud y desarrollo social en la provincia.

Ante la pregunta del periodista acerca de “cuando se va a abrir el refugio para niños en situación de calle”, el Ministro escoge irse por la tangente y entre medio de tartamudeos señala la importancia del nuevo refugio para hombre mayores en situación de calle. Este se abre con un aporte económico de 544 mil pesos a través del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, además de viandas e insumos, y capacitación del personal voluntario, perteneciente a una iglesia local.

Inmediatamente después señala que para llevar adelante estas “tareas nobles” se hacen en conjunto entre la iglesia y el gobierno con “buena voluntad”, y agrega que la intención es la apertura de un expediente, o decreto, para que salgan estos fondos. Este es un pedido del gobernador desde el día uno, si esto es así ¿Por qué razón hace 8 meses se encuentra cerrado el único dispositivo para niños en situación de calle? Alguien miente…

Continua señalando que “es muy difícil dar con una vivienda que cumpla todos los requisitos necesarios para el funcionamiento del Refugio para Niños, Niñas y Adolecentes”. Sin embargo, los trabajadores habíamos conseguido dar con una casa que cumplía con estas necesidades, e incluso el Estado provincial hizo el aporte de 15 mil pesos en concepto de seña, aunque este avance se vio frustrado debido a la inoperancia, o a mala voluntad de los funcionarios, ya que este monto solo podía ser aprobado por el Ministro, Corradi Diez, pero en dos meses no firmo el expediente correspondiente para destrabar la situación.

Pero como es costumbre, el Ministro nos culpa a las trabajadoras y trabajadores de rechazar lugares porque “no nos gustan”, cuando queda en evidencia su completa ignorancia, de que tanto la ubicación de la casa, como el espacio físico de la misma deben responder a necesidades especificas de la población y de la tarea que llevamos adelante. Hasta la fecha el Ministerio de Salud y Desarrollo Social no ha hecho ni una sola propuesta para el funcionamiento permanente del Dispositivo.
Para finalizar el Ministro no responde a la pregunta sobre la cantidad de niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de calle. Pero es capaz de afirmar que “ninguno estaba en situación de calle”, es evidente que tras el vidrio polarizado del auto no se ve la realidad.

Es necesario un lugar ubicado en la zona centro de la ciudad, dado que es el lugar a donde los niños y niñas concurren diariamente y permanecen hasta altas horas de la noche, como dicen ellos “para hacer una moneda”, una moneda que no es como dicen por los medios masivos de comunicación para “drogarse” o demás frases armadas, es una moneda que sirve para que sus hermanos más chicos, que no salen a la calle, coman esa noche y vayan a la escuela a la mañana. Se necesitan espacios físico diferenciados y múltiples para poder abordar estas situaciones, muchas de ellas muy complejas, de manera que se respete la privacidad y derechos de los niños y niñas, al mismo tiempo de brindarles una atención de calidad. Hay niños que son de “la calle”, que son quienes pernoctan en la misma y otros en “situación de calle” que son los que luego de estar la gran parte del día en la calle retornan a sus casas, viviendas que muchas veces no cuentan con los servicios mínimos.

Las trabajadoras y trabajadores del dispositivo no somos responsables de esta situación, todo lo contrario somos quienes hemos defendido este lugar a lo largo de los años, y no solo este lugar, somos quienes defendemos la salud y la educación pública, día a día y en la calle, somos quienes defendemos las programas sociales destinados a la promoción y defensa de los derechos de los niños ante los embates de los diferentes gobiernos.

Ante la situación actual de despidos, represión y ajuste, la solución a las diferentes problemáticas de la niñez parece estar en bajar la edad de imputabilidad y mas policía, la misma policía que reprime y mata a los jóvenes más vulnerables, la vida de los pibes vale mucho más que los fondos que el MPN destina a través del Ministerio de Desarrollo a su campaña electoral, es por eso que vamos a seguir peleando por la reapertura de “El Refugio”, como dicen como le dicen los pibes.








Temas relacionados

Opinión   /    Neuquén   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO