Ramón Cortés trabajador de Las Heras, condenado a cadena perpetua por un crimen que no cometió, integra las listas del PTS en el Frente de Izquierda. Perseguido por el régimen kirchnerista de Santa Cruz (al servicio de las multinacionales petroleras), Cortés estuvo tres años preso y sufrió torturas físicas y psicológicas.

En diciembre de 2013 lo condenaron a cadena pepetua en un juicio armado, junto a otros trabajadores petroleros. Poco después Cristina Kirchner dijo en el Congreso que “la justicia finalmente llegó”. Aquella injusta condena desató una campaña nacional por la libertad y la absolución de los petroleros de Las Heras, con movilizaciones y cortes de ruta en todo el país.

Cortés integra las listas del PTS en el Frente de Izquierda a propuesta de Convergencia Socialista. “Para mi es un honor esta propuesta porque me la hicieron quienes más pelearon por mi libertad y por la libertad de los petroleros de Las Heras. Juan Carlos, Nico Del Caño, Silvia Zapata, Alejandrina, los docentes del Suteba Escobar, los pibes de Donnelley”, en referencia a Nicolás del Caño, Alejandrina Barry, los trabajadores de MadyGraf (ex Donnelley).

 

En la foto, al frente junto a Mirta Baravalle, madre de Plaza de Mayo