Candidato a Presidente

Nicolás nació en la provincia de Córdoba. A los quince años, cuando cursaba el secundario en el Colegio Manuel Belgrano de Barrio Alberdi, inició su militancia en el Movimiento Socialista de los Trabajadores.  Poco tiempo después se integra al PTS. Allí forjó su característica militancia junto a los trabajadores, acompañando las importantes luchas de los obreros de Fiat, de la Cervecería Córdoba, de Luz y Fuerza y otras.

Su experiencia como dirigente estudiantil continuó en la conducción del Centro de Estudiantes de Filosofía y Humanidades de la UNC durante el proceso de masivas movilizaciones estudiantiles contra la LES (Ley de Educación Superior) en el año 2005.

A principios del 2006 viajó a Mendoza para construir el Partido de Trabajadores Socialistas en esta provincia. Ingresó a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, desde donde construyó la juventud que caracteriza la formación del PTS en la provincia. Trabajó en call centers, en la gastronomía y en venta de indumentaria.

En el 2011 encabezó la lista del Frente de Izquierda como candidato a gobernador, haciendo sus primeras apariciones en los medios masivos de comunicación.

En 2013 desarrolló una campaña inédita en el FIT, escogiendo como eje central el cuestionamiento a la casta política gobernante. Que los diputados cobren igual que una maestra fue una consigna que marcó un antes y un después en la política mendocina. Nicolás del Caño se convirtió en la figura de las PASO. En una elección inédita en la provincia, la izquierda había dado el batacazo y se posicionaba como la tercera fuerza desplazando al histórico Partido Demócrata y a la lista del exgobernador Iglesias y del intendente Fayad. La noticia multiplicó el entusiasmo por la aparición de esta nueva figura de la izquierda como alternativa política, y los diarios de la provincia se preguntaban: ¿podrá llegar Del Caño al Congreso Nacional? Para ello, el FIT debía duplicar sus votos en menos de dos meses de campaña. El desafío fue tomado con entusiasmo por cientos y cientos de mendocinos que se acercaron a sumarse a la campaña. El 27 de octubre la noticia era un nuevo triunfo: la izquierda había hecho historia, y el trotskista Nicolás del Caño se había convertido en el primer diputado nacional de la izquierda mendocina.

Su llegada al Congreso Nacional no pasó desapercibida. La noticia de que un diputado mendocino rechazaba el aumento de las dietas que se designaban los demás legisladores y que solo cobraría ocho mil quinientos pesos, destinando el resto de su dieta a la lucha de trabajadores y sectores populares, generó una enorme repercusión que llegó a todos los rincones del país. Telenoche (Canal 13) lo presentó como “El último romántico”. El tradicional diario Los Andes de Mendoza presentó el balance de la actividad legislativa de Del Caño como el de “un diputado con asistencia perfecta a las sesiones”.

Durante el año su nombre se hizo conocido por su persistente acompañamiento a las luchas de los trabajadores, por lo que fue reprimido en diferentes oportunidades y logró, luego del 23 de octubre, que todos los bloques del oficialismo y de la oposición expresaran su repudio a las agresiones sufridas a raíz de la represión de la Gendarmería de Berni en Panamericana en la fecha antes mencionada. A partir de estos hechos presentó junto a la Dra. Myriam Bregman una denuncia penal contra Berni y la Gendarmería Nacional por su accionar represivo, lo cual dio como resultado el fallo de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado que impidió a la Gendarmería ser la fuerza federal con intervención en los operativos en la Panamericana en el marco del conflicto de los trabajadores despedidos de la empresa Lear.

En el Congreso presentó diversos proyectos de ley, que abarcan desde problemas estratégicos como la nacionalización de los hidrocarburos hasta medidas que apuntan a terminar con la precarización laboral y los dispositivos represivos del Estado, como el espionaje y la criminalización de la protesta social, la exigencia de apertura de los archivos de inteligencia desde la dictadura militar a la actualidad o el cuestionamiento a la existencia de una casta privilegiada de funcionarios políticos, proponiendo la igualación de sus dietas con lo que percibe una maestra o cualquier trabajador. Convirtió en proyectos la mayoría de sus propuestas de campaña.

Importantes medios mendocinos sostienen que Del Caño no solo mantiene el apoyo alcanzado el año pasado, sino que este podría crecer. Así se expresó el 22 de febrero de 2015, cuando el dirigente del PTS realizó la mejor elección a un cargo ejecutivo de la izquierda argentina en los últimos treinta años, siendo el segundo candidato más votado de la capital mendocina. Paralelamente, su reconocimiento crece a nivel nacional. En noviembre de 2014, el PTS presentó en el Hotel Castelar de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires su precandidatura presidencial para el Frente de Izquierda, con la cual apuesta a una fuerte renovación generacional.

 

Proyectos presentados:
Ley especial de emisión de bonos de participación en las ganancias a empleados de Telefónica y Telecom

Tercerización laboral

Resarcimiento a los ex trabajadores de YPF

Resarcimiento previsional y laboral a los ex trabajadores de YPF

Salario mínimo, vital y móvil. Se dispone un aumento de emergencia de $3000 -tres mil-, para trabajadores de la actividad estatal y privada, y a jubilados y pensionados