Internacional

ZIMBABWE

Zimbabwe: liberaron a líder opositor que había sido encarcelado por el Gobierno

Un tribunal dictó la excarcelación al líder del movimiento opositor #ThisFlag. Había sido detenido como parte de la ofensiva gubernamental contra las protestas opositoras en el país.

Diego Sacchi

@sac_diego

Jueves 14 de julio de 2016 | Edición del día

Tan solo un día duro la detención del pastor Evan Mawarire, principal referente del actual movimiento opositor al gobierno de Zimbabwe, que se extendió a partir de la redes sociales bajo el hashtag #ThisFlag.

Mawarire fue detenido el martes (12) bajo el cargo de “incitar a la violencia”, una acusación que el gobierno presento diciendo que el pastor era responsable de los hechos violentos que se produjeron en las manifestaciones de la semana anterior, la mayoría reprimidas por la policía.
La fecha elegida para encarcelar al referente del movimiento opositor no fue casual. El miércoles comenzaba la segunda jornada de protesta llamada #ZimShutDown. La anterior había producido la paralización de las principales ciudades del país.

Te puede interesar: #ZimShutDown2016: las protestas paralizan Zimbabwe

La detención de Mawarire fue una parte de la ofensiva del gobierno por retomar el control contra las protestas sociales. La otra parte fue el pago a los empleados estatales de los salarios adeudados, llamativamente unos días antes del día de pago de la quincena. Justamente los empleados estatales y sus sindicatos habían cumplido un importante rol en la jornada de huelga de la semana pasada reclamando por la falta de pago, ya que el gobierno solo había abonado los salarios a las fuerzas de seguridad.
La decisión muestra la preocupación gubernamental por las protestas ya que no cuenta con fondos suficientes para mantener al día el pago de los empleados estatales por la falta de liquidez monetaria. En Zimbabwe la moneda oficial es el dólar y la crisis económica y social que se vive en estos últimos meses ha hecho caer la entrada de créditos desde el exterior.

Sin la huelga y la movilización de los empleados públicos, la jornada de paro del día miércoles tuvo menor contundencia que la anterior. Sin embargo la detención del pastor Mawarire derivo en una masiva movilización a los tribunales en la capital, Harare. Por esa multitud fue recibido tras ser liberado por el tribunal que dictaminó que la policía había violado sus derechos y que la decisión del fiscal de presentar cargos por “intento de derrocar al gobierno” contra el pastor Evan Mawarire era inconstitucional.

La ofensiva del gobierno para frenar las protestas logró evitar una nueva paralización del país, pero le dio mayor protagonismo al que aparece como líder opositor por fuera de los partidos tradicionales del país. Y aún con este éxito inmediato, el gobierno no logra resolver los problemas de fondo que son motor de las protestas, la crisis económica, el rechazo a las medidas autoritarias y el desprestigió de la mayoría de los representantes oficiales.

Atentos a que el clima social que se vive en Zimbabwe se pueda extender, representantes de gobiernos de la región expresaron su preocupación mediante la voz de Gwede Mantashe, Secretario General del CNA, partido de gobierno en Sudáfrica. Haciendo referencia a las protestas, acuso de ser motorizadas por parte de potencias extranjeras que buscan un cambió de régimen en la región.

Contrariamente a lo que supone Mantashe, es un sector del partido oficialista en Zimbabwe el que busca sacar del gobierno al presidente Robert Mugabe, de 92 años y en el poder desde 1987. Un intento por dar un “golpe de palacio” para responder al pedido del capital extranjero y evitar que las protestas calles, por ahora encorsetadas por sus líderes en medidas de presión, terminen tirando al gobierno.








Temas relacionados

Zimbabwe   /    Sudáfrica   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO