Internacional

ÁFRICA

Zimbabwe: Mugabe se reunió con los jefes del Ejército y no acepta renunciar

Altos mandos del Ejército se reunieron con el presidente de Zimbabwe, luego de la intervención militar contra el gobierno. Una transición hacia un nuevo gobierno que se complica.

Jueves 16 de noviembre | 16:53

Mugabe celebró al menos un encuentro esta tarde con el jefe de las Fuerzas Armadas, Constantine Chiwenga, y otros representantes militares, según informó el diario "The Herald", que publicó varias fotos de la reunión.

El mediador del encuentro fue el sacerdote Fidelis Mukonori, así como un enviado del Gobierno de Sudáfrica que viajaron especialmente para seguir la situación en Zimbabwe.

El encuentro tenía un objetivo: lograr que Mugabe acepte presentar su renuncia y continuar con el plan de transición gubernamental que impida la posibilidad de sanciones o intervención de la comunidad internacional contra el país. Pero de acuerdo a medios locales, el presidente se niega a renunciar como le reclaman los militares.

Los mandos militares insisten en que no se trataría de un golpe de estado sino de asegurar la depuración de los "criminales" que rodean al presidente. Pero sectores de la Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (ZANU-PF) ligados al presidente aseguran que el exvicepresidente (destituido semanas antes por Mugabe) Emmerson Mnangagwa estaría detrás de lo que consideran un golpe.

Te puede interesar: Claves de la crisis en Zimbabwe y su impacto regional

Lo que está claro es que el Ejército ha intervenido definiendo la disputa de poder entre distintos sectores del poder que durante años han gobernado. Una muestra de eso es el arrestó de tres ministros afines a las aspiraciones políticas de la primera dama, Grace Mugabe, quien sonaba como candidata a vicepresidenta después de que su marido destituyese la semana pasada del cargo a Emmerson Mnangagwa.

Pero la intervención del Ejército rompiendo la continuidad del mandato de Mugabe abre la puerta a sanciones o la intervención por parte de otros países de África y las principales potencias, lo que complicaría el plan del Ejército y Mnangagwa que buscan imponer un política de apertura al mercado internacional.

Tampoco se puede descartar que, mientras Mugabe no acepte su renuncia, aumente la posibilidad de que estas disputas entre facciones del poder dejen de ser controlados y se abra la posibilidad de una crisis con enfrentamiento mayores entre sectores que apoyen al, por ahora, presidente contra el Ejército, que llevarían a un futuro incierto.








Temas relacionados

Zimbabwe   /    Robert Mugabe   /    Sudáfrica   /    Sudáfrica   /    Ejército   /    África   /    Golpe de Estado   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO