Sociedad

EMERGENCIA EN LA NIÑEZ

Ya son 125 los casos de Covid-19 en hogares porteños de niñez

El primer caso se conoció en Abril y solo en esta última semana se registraron más de 50 casos en los hogares de niños, niñas y adolescentes de la Ciudad de Buenos Aires. Los trabajadores venían denunciando desde el comienzo de la pandemia la falta de recursos y que los protocolos no funcionaban en los hogares, y alertaban que esto iba a suceder sino se tomaban medidas.

Patricio Abalos Testoni

Redacción LID Ciudad de Buenos Aires

Viernes 26 de junio | 13:24

Se conoció la recopilación de casos positivos por Covid-19 en dispositivos de niñez de la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría General de la Nación, que reveló el número total de 125 entre residentes y trabajadores. Frente a la ausencia de números oficiales esta comisión fue tomando los resultados positivos desde el primer caso en abril de un trabajador contagiado por Covid-19 hasta la fecha.

El número preciso le informó María García Morabito quien coordina esta comisión al Diario Z y se detalla que los casos positivos acumulados en hogares de protección son 56 de niños niñas y adolescentes y 17 en el personal; en los centros psiquiátricos son 19 entre los chicos y 23 entre el personal; en el caso de instituciones penales son 3 entre los chicos y 7 en el personal.

Los hogares afectados pertenecientes al Gobierno de la Ciudad son Nuestra Señora del Valle, Curapaligüe, Vallecito, Apapachar y el PRONAT´S Adolescentes Mujeres. En estos días se conocieron los resultados del hogar Apachachar, ubicado en Mataderos, donde 26 de 29 testeados dieron positivos por Covid-19.

Crónica de los contagios anunciados

Los trabajadores apenas comenzó la cuarentena alertaron que en las condiciones que se encontraban y sin los insumos necesarios esta situación iba a suceder. Sin embargo las políticas de Larreta nunca comienzan por los más vulnerables, por lo que no se actuó y hoy la situación es crítica y puede seguir empeorando.

Los que trabajan en estos dispositivos denunciaron que no contaban con todos los elementos de protección personal, que muchos insumos tenían que llevarlo desde sus hogares, que la cantidad de gente en los hogares (históricamente estos dispositivos se encuentran colapsados) no permitía el distanciamiento social, que no se realizaban las desinfecciones correspondientes en los espacios compartidos, entre otros reclamos.

Te puede interesar: Responsabilizan a Larreta por casos de Covid-19 en niños de hogares porteños

Los protocolos que bajaron ni siquiera fueron consultados por los trabajadores que están todos los días en estos espacios y en consecuencia cuando se quisieron implementar eran muy generales e impracticables por la propia infraestructura y funcionamiento de los hogares. Por ejemplo los espacios de aislamiento donde los niños y un operador deben esperar horas son habitaciones o baños que apenas entran una cama.

Además se tardaron muchísimo en empezar a hacer testeos. Recién el 15 de junio desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat hicieron los hisopados en hogares cuando los casos positivos ya se contaban por decenas.

Desde la Junta Interna de Promoción Social ATE se denunció también la falta de personal en los hogares, que ya venía de antes de la cuarentena (hay guardias de dos operadores por 40 niños o adolescentes, entre 3 y 18 años), así también se exigió que se implementen medidas para que los trabajadores no tengan que usar el transporte público, ya que es un foco de contagio. A su vez denuncian que desde el Ministerio se niegan licencias que corresponden para suplir el faltante del personal, en vez de aumentar las partidas presupuestarias del sector, contratar personal nuevo con formación y colocar todos los insumos necesarios para el cuidado de los que residen y trabajan en estos dispositivos. No es un dato menor que este Ministerio se caracteriza por el gran porcentaje de trabajadores precarizados con contratos de locación o de tercerización donde no tienen los derechos laborales más básicos como la ART y ganan salarios que promedian los 30 mil pesos. Aun así siguen realizando estos trabajos esenciales.

Hace unos días la diputada de la Ciudad por el FIT-U, Alejandrina Barry (que a su vez es operadora de la Dirección de Niñez), se reunió con los trabajadores de hogares y llevó el reclamo a la legislatura donde explicó el crecimiento de casos en estos dispositivos a partir de que no actuaron cuando los trabajadores reclamaron medidas para la prevención y el cuidado. Y exigió que se implementen protocolos específicos para estos espacios, donde sean parte los trabajadores junto a especialistas de la salud.

Te puede interesar: Alejandrina Barry: “Llega antes el ajuste a docentes y trabajadores y no a las grandes fortunas”

Una vez más los trabajadores no fueron escuchados en sus reclamos y hoy viven esta situación donde se pone en peligro la salud de los niños, niñas, adolescentes y los trabajadores de hogares y dispositivos de niñez. Esta situación era totalmente evitable si se hubiese actuado con anterioridad y con los recursos necesarios. Pero una vez más se puede observar que las políticas del Gobierno de la Ciudad no se enfocan en solucionar las problemáticas de la población más vulnerada en sus derechos.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Covid-19   /    Coronavirus   /    trabajadoras del hogar   /    Promoción Social   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO