Internacional

ELECCIONES EN BRASIL

Ya se vota en Brasil para decidir entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad

El ultraderechista y ex capitán de ejército es el favorito en todas las encuestas. Aunque en la última semana la diferencia se achicó considerablemente, Bolsonaro se impondría por 8 o 10 puntos de diferencia.

Domingo 28 de octubre de 2018 | 09:32

Los centros habilitados para emitir el voto abrieron hoy para la segunda vuelta de las presidenciales, que enfrentan a la derecha extrema de Jair Bolsonaro, Fernando Haddad del Partido de Trabajadores del ex presidente Lula da Silva.

En esta jornada, para la que están convocados unos 147 millones de votantes, también se elegirá en segunda vuelta a los gobernadores de 14 de los 27 estados del país, que completarán el mapa político que tendrá el nuevo mandatario desde que asuma el poder el próximo 1 de enero.

Hay 450.000 centros de votación en todo el país, que abrieron a las 08.00 hora local (11.00 GMT) y funcionarán hasta las 17.00 (20.00 GMT) aunque, por los diversos usos horarios que existen en el vasto territorio brasileño, en los estados del oeste cerrarán dos horas después.

Recién cuando cierren los centros de votación en todo el país se podrán divulgar los sondeos a boca de urna y el Tribunal Superior Electoral, la máxima autoridad de los comicios, comenzará a difundir los primeros resultados oficiales.

Según las últimas encuestas, difundidas este sábado, Bolsonaro tiene una clara ventaja y sería elegido presidente con una votación que oscilará entre el 54 % según el Instituto Ibope y el 55 % según Datafolha.

Sin embargo, los sondeos han mostrado en los últimos días un cambio de tendencia con un crecimiento sostenido de las posibilidades de Haddad, a quien los sondeos del sábado le atribuyeron una intención de voto que varía entre 46 % (Ibope) y 45 % (Datafolha), pasando de una diferencia de 18 puntos a 8.

Este proceso electoral ha sido el más polarizado de la historia, llegando los partidarios ultraderechistas de Bolsonaro a cometer decenas de crímenes en las calles contra activistas sociales, dos de los cuales terminaron en asesinatos. La violencia viene desde los más altos niveles del Estado y se irradia hacia los sectores más descompuestos de la sociedad desde que se consumó el golpe institucional contra Dilma Rousseff en 2016.

Desde entonces, la cabeza visible del golpe y presidente de hecho Michel Temer, le ha dado cada vez más poder a las Fuerzas Armadas que vienen teniendo una influencia en los asuntos públicos que no se veía desde tiempos de la dictadura (1964-1989). La casta judicial, por su parte, es un pilar clave del golpismo y ha manipulado de manera escandalosa el proceso electoral junto a los grandes medios de comunicación. El encarcelamiento y más tarde la proscripción política de Lula, ambas disposiciones reñidas con la propia ley brasilera, fueron las principales maniobras del establishment para forzar al electorado ya el ex presidente tenía la mayor intensión de voto cercana al 40%.

Bolsonaro encarna un proyecto político abiertamente neoliberal, antiobrero y antipopular, lo que llevará a una todavía mayor derechización del régimen golpista.

Haddad y el PT rememoran los gobiernos de Lula cuando la bonanza económica que recorría los BRICS permitió implementar gigantescos planes de asistencia social que sacaron a decenas de millones de la pobreza extrema al tiempo que garantizó espectaculares negocios a los grandes capitalistas y el PT se integró a uno de los sistemas políticos más corruptos de Latinoamérica.

El golpismo en Brasil, basado en la mega causa Lava Jato que conduce el juez Sergio Moro, pudo triunfar hasta ahora en parte gracias al propio PT que en su último gobierno conducido por Dilma Rousseff aplicó fuertes ajustes contra el pueblo, no enfrentó el golpe más que con apelaciones legales a los propios golpistas, y ya en la oposición tampoco fue capaz de resistir los nuevos ajustes y reformas estructurales antiobreras impuestas por Temer.

Esta noche se habrá definido una disputa que determinará los destinos del gigante sudamericano por varios años y tendrá una fuerte influencia en toda la región.

Te puede interesar: Bolsonaro es el avance del autoritarismo heredero de la dictadura militar







Temas relacionados

Elecciones Brasil 2018   /    Fernando Haddad   /    Jair Bolsonaro   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO