Sociedad

MAR DEL PLATA

¿Y a ellas y ellos quién los cuida?: Protesta de trabajadores del Hospital Interzonal General de Agudos

Trabajadoras y Trabajadores del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) se manifestaron con un corte de calle frente al hospital en reclamo de insumos frente a la pandemia del Coronavirus. También reclaman frente a la ausencia de transporte público para quienes ingresan a la medianoche. ¿A ellas y ellos quien los cuida?

Jueves 26 de marzo | 08:37

El Hospital Interzonal General de Agudos es el hospital público más grande de la ciudad de Mar del Plata. La realidad de un sistema sanitario colapsado por el ahogo presupuestario no es nueva, pero se vuelve crítica frente a la inminente demanda que se espera generará la pandemia mundial del Covid-19.

La población se manifiesta en aplausos solidarios todas las noches a las 21hs. Sin embargo los insumos y el presupuesto aún no llegan para quienes están en la primera línea de exposición al virus.

Ante esta situación, enfermeras, camilleros y otros trabajadores de la salud decidieron cortar la Av. Juan B. Justo exigiendo una reunión con la dirección del hospital para hacerles llegar su reclamo. “No vamos a atender sin barbijos, camisolines y guantes”. Es que las trabajadoras y trabajadores de la salud son quiénes están más expuestos al virus.

También denuncian que quiénes deben ingresar a trabajar a la medianoche no cuentan con servicio de colectivo, debido a la decisión de interrumpir el servicio de transporte a las 20 horas desde los barrios Estación Camet, Barrio 2 Abirl o la vecinas ciudades de Miramar o Santa Clara.

Otros reclamos tienen que ver con la infraestructura del hospital: puertas rotas, vestuarios y baños inaccesibles para poder cambiarse evitando recorrer otras zonas del hospital. Denuncian que las puertas de uno de los vestuarios está rota y para acceder a higienizarse deben hacerlo al lado de la morgue, exponiendo su salud.

Se reiteran los relatos en lo que las trabajadoras de la salud cuentan con angustia y mucha bronca, que la situación desborda, aún cuando todavía no hay un crecimiento de infectados en la ciudad de alta magnitud.

Una trabajadora residente de Mar del Plata, relataba a la Izquierda Diario cómo se vienen manejando desde el hospital: “No tenemos gestión. No hay protocolos. No tuvimos charlas informativas. Los consultorios no están cerrados, recién el viernes último se decidió atender un día a la semana. Estábamos en completa exposición ante todo. Nadie nos informó cómo tenemos que vestirnos, cómo actuar, nos manejamos con videos de youtube, nunca una reunión con el director. Los residentes no sabemos que hacer.”

Una enfermera de otra institución pública de la ciudad nos decía sobre la falta de personal en el sistema público: “los trabajadores siempre faltan. Faltan enfermeras, faltan médicos, eso siempre falta, siendo un instituto público. Ahora en cambio si es un instituto privado, no. Siempre tienen enfermeras. Y como faltan enfermeras, nos han sacado por esto del coronavirus, francos, permisos, vacaciones. Por 180 días nos suspenden C34 que son claves que nosotras nos podemos tomar y vacaciones.”

Te puede interesar:

[Programa especial] Coronavirus y sistema sanitario

En Argentina, el virus llegó más tarde que en otros países. Eso posibilitó conocer qué medidas y experiencias han sido las más efectivas y qué consecuencias vemos en aquellos países donde las medidas se tomaron tarde.

Una de ellas es la implementación masiva de Test a la población. Ya se ha demostrado, que es la forma más efectiva para evitar el crecimiento exponencial y realizar el aislamiento a las personas infectadas, que en muchos casos son asintomáticas, racionar mejor los recursos, atender los casos más graves y disminuir la letalidad. Esta medida también implica resguardar a las y los trabajadores de la salud y no colapsar el sistema.

En España, por ejemplo, el 10% de los infectados son personal de la salud, “se apela a la subjetividad heroica para esta crisis pero sabemos que no es suficiente: necesitamos más estructura, más salario (…)” se puede leer en un artículo de Anred “No son héroes, son trabajadores precarizados”. En otro, titulado “Se contagian por curar: hay 2629 médicos y enfermeras infectados con coronavirus en Italia”, publicado por el diario Clarín, y en su bajada: “la falta de dispositivos de protección y de tareas de control dejan expuestos a los profesionales de la salud”.

Te puede interesar:

Irlanda nacionaliza hospitales privados mientras dure la pandemia

El intendente de la ciudad, Guillermo Montenegro, visitó el predio que limita con el Hospital Interzonal General de Agudos donde se construiría un hospital para atender pacientes con Coronavirus. Sin embargo, no recorrió el hospital ni habló con sus trabajadores para ver en qué situación estaban trabajando. “Nadie nos informa con qué personal va a abrir ese hospital nuevo”, plantearon las trabajadoras.

En distintos artículos desde la Izquierda Diario venimos denunciando las condiciones en las que las y los trabajadores de la salud están trabajando. Es la consecuencia de años de desinversión en salud, que frente a esta emergencia salen a la luz de una manera brutal y frente lo cual es prioritario que se destinen todos los recursos a enfrentar esta pandemia.

Sin presupuesto para las Unidades de Terapia Intensiva, respiradores, personal e insumos el sistema que ya está colapsado no puede hacer frente a esta crisis. En Mar del Plata más del 60 por ciento de la población se atiende en el sistema público y a eso hay que sumarle las y los afilados de Pami, que paulatinamente fue negada su atención en el sistema privado de salud.

El Frente de Izquierda viene señalando la necesidad de unificar el sistema público y el privado bajo la gestión de las y los profesionales de la salud, que son quiénes diariamente trabajan para garantizar el acceso a la salud de la población.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Crisis en salud   /    Mar del Plata   /    Salud   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO