Internacional

CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA

Xi Jinping anuncia el inicio de una "nueva era" para China

Fue en el inicio del 19° Congreso del Partido Comunista Chino. Anunció más reformas y expansión económica y combatir la corrupción. Xi será "coronado" al nivel de Mao y Deng Xiao Ping.

Miércoles 18 de octubre | 11:28

El presidente de China, Xi Jinping, desplegó este miércoles una visión confiada de su país como una "nación más próspera y con un rol preponderante en el mundo", al destacar la importancia de eliminar la corrupción y reducir la sobrecapacidad de sus industrias, la desigualdad de ingresos y la contaminación.

Fue durante la apertura del 19° Congreso del Partido Comunista, del que se espera que Xi salga "coronado" como una de las figuras fundamentales de la historia china, al nivel de Mao y de Deng Xiao Ping (artífice de la apertura económica china).

Como parte de su discurso Xi se comprometió a desarrollar "un país socialista moderno" para una "nueva era" que según dijo será un orgullo para China y se mantendrá bajo el mismo sistema de gobierno, aunque estará abierto al mundo. Es decir mantener el férreo control político de parte del Partido Comunista pero avanzando en un nivel mayor de apertura económica y "depurando" de las esferas más altas del partido a los sectores ligados a casos resonantes de corrupción, enviando un mensaje al conjunto de la dirección partidaria y aquellos que se enriquecieron de la mano del estado durante las últimas décadas. Cómo parte de esta cruzada está el avance sobre empresas estatales que podrían ser recapitalizadas y llevadas a un esquema de capital mixto (sin resignar la mayoría estatal) para ir hacia una mayor penetración de empresas chinas en sectores de la economía mundial al que aún no llegaron.

Es por esto que aunque en su discurso dejó en claro que no existen planes de una reforma política, Xi insistió en que el desarrollo de China ingresó a una "nueva era", empleando la frase 36 veces en una intervención que duró casi tres horas y media.

"Mediante un largo período de trabajo duro, el socialismo con características chinas ha entrado en una nueva era, esta es una nueva dirección histórica en el desarrollo de nuestro país", declaró el presidente.

El congreso quinquenal, un cónclave que se prolonga por una semana y se realiza mayormente a puertas cerradas, al finalizar se seleccionarán a 205 miembros del Comité central y a los 25 integrantes del Politburo que gobernará a los 1.400 millones de habitantes de China durante los próximos cinco años.

Xi, de 64 años, que ya había sido designado como "núcleo" del Partido, ahora será "coronado" como uno de los principales líderes de la historia junto a Mao y Deng, ganando un peso político determinante para avanzar con reformas sustanciales en el terreno económico.

Reformas económicas

En el frente económico, Xi dijo que China relajará el acceso a los mercados para la inversión extranjera, facilitará el ingreso a su sector de servicios y profundizará las reformas de sus sistemas cambiario y financiero, al tiempo que fortalecerá las empresas estatales. Al mismo tiempo estableció nuevas metas para las próximas tres décadas que incluyen transformar el Ejército en uno de los principales del mundo .

No son pocos los que especulan que la clave del próximo período serán las reformas sobre las empresas estatales. Como se entusiasma Damien Ma, director adjunto del grupo de estudios estadounidense Paulson Institute "Si Xi recibe el mandato político como se espera en el congreso, entonces ojalá que la reforma del sector estatal realmente se lleve a cabo (...) Ha habido rumores en Pekín respecto a que el sector estatal será un objetivo (de reformas) tras el décimonoveno congreso del partido, así que estamos a la espera".

Sobre este punto crucial, aunque aún es una especulación, existe lo que se podría definir como una carrera de velocidades entre los capitales extranjeros deseosos de ingresar a China para formar parte de una hipotética apertura "mixta" de las empresas estatales por un lado, y por el otro la velocidad con que estas empresas puedan expandirse y conquistar nuevos mercados alrededor del mundo que hasta ahora tenían vetados. Algunos dicen que es una situación en las que todos ganan, otros que finalmente y a largo plazo, quién sale victorioso es China.

Un sector más escéptico sobre las reformas afirma que la mayor extensión de la influencia del Partido Comunista generaría dudas sobre su compromiso en expandir el papel del mercado.

El Congreso sesionará una semana antes de elegir a la nueva dirección y "coronar" a Xi Jinping, y los ojos de todos están puestos en las definiciones que tome, que influirán sobre el futuro de la economía y la política mundial.








Temas relacionados

Partido Comunista   /    Xi Jinping   /    China   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO