Géneros y Sexualidades

VISITA A MADYGRAF (EX DONNELLEY)

Wendy Goldman: "No podría estar en un lugar mejor que éste"

La historiadora estadounidense está en Argentina, invitada por la agrupación de mujeres Pan y Rosas. Una de sus actividades fue la visita a la gráfica ex Donnelley de Garín, que funciona bajo control obrero.

Clara Liz

Enfoque Rojo / PTS

Sábado 27 de septiembre de 2014 | Edición del día

Después de la conferencia que dictó, ante más de 600 personas en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), Pan y Rosas (precursora en presentar la primera edición en castellano de su libro "La mujer, el estado y la revolución") invitó a Wendy Goldman a conocer la experiencia de la fábrica Madigraf, ex Donnelley, hoy bajo gestión de sus trabajadores. Y, como no podría ser de otra forma, a conversar con la Comisión de Mujeres.

JPEG - 94.2 KB

 

Durante el recorrido Wendy Goldman conversó con los trabajadores sobre cada detalle del proceso de producción, pero también sobre la organización de los trabajadores, su historia de lucha y la situación actual de la fábrica bajo gestión obrera.

JPEG - 68.5 KB

 

Atentamente Wendy toma nota de cada palabra

JPEG - 69.7 KB

 

Una cuestión importante que le remarcaron los trabajadores es que Madygraf ex Donelley es una de las fábrica más grandes y modernas de la industria gráfica, por ello hay un interés económico en que sea rematada, por el alto valor de las maquinarias.

JPEG - 68.8 KB
JPEG - 248.7 KB

Uno de los momentos más interesantes de este diálogo con los trabajadores fue cuando Wendy les preguntó por qué no se conformarían con conseguir la inscripción legal de la cooperativa Madygraf y exigirían la expropiación, para estatizar la fábrica bajo control obrero. La respuesta fue contundente: "Porque somos trabajadores y los trabajadores no queremos transformarnos en patrones".

JPEG - 48.6 KB

 

Los trabajadores la invitan con mates y torta fritas preparadas en la cocina de Madygraf. Pícaros los trabajadores le convidan a Wendy un mate dulce para ganarse su simpatía, porque sospechaban que los amargos no son del agrado de los paladares extranjeros, que no están acostumbrados al sabor de la yerba mate.

En ese momento de la visita se suman las primeras integrantes de la comisión de mujeres que le regalan a Wendy la remera azul de Donelley que caracteriza a sus trabajadores, con la consigna: ¡Familias en la calle nunca más!

Luego, se dirigen al lugar donde funcionará la futura guardería de Madygraf. Sol, de la comisión de mujeres, le explica que la urgencia de organizar el jardín infantil es porque las mamás tienen que salir a trabajar -incluso las que hasta ahora no trabajaban fuera de sus hogares, hasta que los trabajadores de Madygraf vuelvan a cobrar sus salarios, retenidos actualmente por el sindico.

Wendy pregunta a cuantos niños esperan albergar. Son entre 700 y 1000 los hijos e hijas de los trabajadores, pero Sol le explica que están organizando una encuesta para conocer mejor de qué edades son, en qué condiciones vive cada una de las familias, etc.

JPEG - 102.7 KB

 

Wendy sorprendida caracterizó esta experiencia como "muy soviética".

 

Luego, escucha atentamente la historia de vida y solidaridad que comparten los trabajadores de La Bordó Grafica y sus familias, narrada por las mujeres.

JPEG - 1.6 MB

 

Pero el relato más increíble es de las niñas de estas familias obreras que le cuentan con emocionadas palabras lo que sienten al vivir esta situación y acompañar a sus papás y mamás en esta lucha.

Una de las mamás presentes nos muestra su celular: allí hay un dibujo de su pequeña hija de 5 años. Después de una marcha en reclamo del pago de salarios a la que fue con ella y con su padre, la niña dibuja a todos los trabajadores enojados. "Están enojados porque quieren que les paguen", nos cuenta.

Mirá el vídeo

 

JPEG - 105.4 KB

 

Maria le cuenta a Wendy el nacimiento de la comisión de mujeres, en el marco de un conflicto por despidos que, aunque se resolvió, fortaleció la unidad de las familias trabajadoras y eso hizo que la comisión de mujeres siguiera funcionando. Todas acuerdan que eso fue porque habían entendido la necesidad no sólo de organizarse por el trabajo de sus maridos sino por sus propias reivindicaciones como mujeres.

JPEG - 791.9 KB

 

Anahí le dice a Wendy que conquistar esta organización les costó, tuvieron que abrirse paso y hacer discusiones políticas hasta con sus compañeros. Contando anécdotas graciosas pero llenas de convicción, abrieron el cambio en la relación de hermandad y solidaridad en sus familias. Como ellas corearon en una de sus canciones "corazones valientes, de los patrones y los maridos independientes".

Escuchá el Audio

 

Wendy se despide de esta visita diciendo que lo que pasó ante sus ojos es maravilloso y que no podría estar en un lugar mejor que éste.

Los trabajadores y la comisión de mujeres de Madygraf están escribiendo una historia diferente a todo lo que nos han dicho que es natural e inevitable. Un camino de emancipación, de lucha contra de la explotación y la opresión.

Gabi Jaime - TVPTS

Clara Liz - Enfoque Rojo




Temas relacionados

Wendy Goldman   /    Género   /    MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Historias de mujeres   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO