Política

MORÓN

Vuelven a investigar a policías de la Bonaerense

Se trata de los once efectivos involucrados en el asesinato de Fabián Gorosito en 2010 y que fueron absueltos por el Oral Criminal (TOC) N° 5 de Morón en 2013.

Chelo

Colaborador ID Estudiante Comunicación - UBA

Martes 13 de enero de 2015 | Edición del día

En agosto del 2013 el Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 5 de Morón absolvió a once policías de la comisaría 6° de Merlo, incluida la mujer de uno de ellos, tras considerar que no había pruebas suficientes que los indicaran como los autores de la muerte de Fabián Gorosito de 22 años. Además, los jueces ordenaron que los cinco efectivos detenidos hasta ese momento por haber amenazado en reiteradas ocasiones a la familia, fueran puestos inmediatamente en libertad.

Durante el proceso no solo se tuvo en cuenta la muerte del joven, también se incluyeron los días previos en que dos amigos suyos fueron abordados por los policías involucrados, y obligados (bajo tortura) a indicar el paradero de Fabián, que aparecería mas tarde sin vida en una zanja en Merlo. Las pericias indicaron que fue brutalmente golpeado y torturado hasta la muerte, pese a que la versión policial indicaba un accidente.

La hipótesis más contundente es que Gorosito mantenía una relación con Aixa Sosa, pareja del policía Adrián Giménez (ambos acusados), y por esta razón el agente habría llevado adelante una venganza.

El día de la sentencia los familiares y amigos acompañados por organizaciones de derechos humanos, repudiaron la absolución y los abogados confirmaron que apelarían y también pedirán el juicio político al Tribunal.

Durante el juicio varios testigos dieron cuenta de los abusos a los que había sido sometido Fabián el día de su muerte, incluidos los amigos que declararon y señalaron a los policías que estaban sentados en el banquillo como los responsables. También se incluyeron testimonios que constataban que el joven había sido ingresado a la comisaría y posteriormente agredido en un descampado.

Irregularidades

Entre las irregularidades cometidas se señaló que al hallar el cuerpo no vallaron el lugar ni tomaron fotografías de la escena. Tampoco labraron actas de lo declarado por la mujer y los chicos que lo encontraron. Estos hechos no fueron tomados en cuenta por los jueces, así como tampoco pareció importarles que el retiro del cuerpo y la autopsia fueran realizadas por agentes policiales, y que la médica de la fuerza encargada de realizar la primera autopsia omitió mencionar lesiones claves que constataban las agresiones en el cuerpo de Gorosito y que se verificaron en un segundo análisis.

Un escándalo fue el protagonizado por el médico Juan José Fenoglio, que actuó como perito de parte de los acusados y fue aceptado por el tribunal. Luego se descubrió que desde el año 2006 se desempeñaba como comisario inspector y estuvo a cargo de la Dirección de Sanidad de la Bonaerense, en clara incompatibilidad con la ley. El abogado de la familia, Silvio Alfonzo, declaró en su momento que Fenoglio era “un médico muy reconocido a nivel nacional por defender a los policías en casos de tortura”.

Un giro inesperado

Los últimos días de diciembre la Sala II de la Cámara de Casación Penal de Morón hizo lugar a la apelación presentada por los damnificados en la que denunciaban las maniobras de los jueces para salvar a los acusados, y decidió anular la sentencia y ordenar un nuevo proceso, entre los argumentos se incluye una “valoración arbitraria de las pruebas". De esta forma los once policías deberán someterse a un nuevo juicio oral y público.

Se abre una nueva posibilidad para juzgar a los responsables de la muerte de Fabián Gorosito y que los crímenes de la Bonaerense no queden impunes.







Temas relacionados

Fabián Gorosito   /    Morón   /    Violencia policial   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO