Política

EL PODER JUDICIAL Y LA POLÍTICA

Vuelve el Partido Judicial: ahora la Cámara Federal dice que Nisman fue asesinado

Plantea que el motivo fue la denuncia contra CFK por encubrimiento a los iraníes en el atentado a la AMIA. Se basan casi exclusivamente en una pericia de la Gendarmería Nacional, que desmiente otra pericia de la Policía Federal.

Sábado 2 de junio | Edición del día

En el día de ayer la Sala II de la Cámara Criminal y Correccional Federal dio como válida la pericia de la Gendarmería que afirmó que dos atacantes se introdujeron en el departamento de el ex fiscal de la Unidad AMIA, lo drogaron, lo llevaron al baño y ahí le dispararon, luego armaron una escena para que parezca un suicidio y se fueron.

Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia confirmaron el fallo de primera instancia del juez Julián Ercolini, cuyo nombre resonó en los medios a fines del año pasado por ser quien ordenó la detención de Cristóbal López y tiene en su juzgado los expedientes de las principales causas de lavado de dinero y asociación ilícita contra la ex presidenta.

Todo lo cual lo convierte en uno de los jueces “favoritos” del Gobierno de Macri, ya que esas investigaciones son funcionales a la polarización con CFK que volvió a enarbolar Cambiemos por estos días, cuando viene llevando adelante un ajuste al conjunto del nivel de vida de la población.

El fallo de la Cámara desestima la apelación realizada por los abogados de la custodia que Nisman tenía ese fin de semana de su muerte (17 y 18 de enero de 2015) y dejó firme su procesamiento por considerarlos responsables de no haber cumplido su deber: velar por su seguridad. Los cargos son incumplimiento de funcionario y encubrimiento.

Queda firme también, al no haber apelado, el procesamiento de Diego Lagomarsino –responsable de haberle entregado la “famosa” Bersa calibre 22- como partícipe necesario.

La Cámara da credibilidad a una pericia de la Gendarmería, en la misma línea de lo que ya había dictaminado Ercolini, echando otra vez por tierra las conclusiones de otros dos peritajes, el de la Policía Federal que en 2015 había concluido que Nisman se suicidó y el de los especialistas que dependen de la Corte Suprema, que en 2016 habían planteado que la hipótesis del asesinato “no tenía certeza pericial”.

Estas discordancias lo único que deja claro es que al día de hoy no hay certidumbre sobre si Nisman se suicidó o lo mataron. Tal vez nunca se sabrá.

Los camaristas dieron fiabilidad a una fuerza como la Gendarmería, la que en el caso Maldonado, fue defendida a capa y espada por la ministra de Seguridad, cuando estaba probado que habían ocultado pruebas y falseado hechos para ocultar su responsabilidad en la desaparición y posterior muerte de Santiago.

Este no es un dato menor, porque la confirmación por parte de la Cámara del fallo en primera instancia, también va en línea con lo que el Gobierno de Cambiemos, desde que era oposición viene planteando: que a Nisman lo mataron por la denuncia que realizó contra CFK. Si bien los jueces en su fallo ni la mencionan, le indican a Ercolini y al fiscal de la causa que no abandonen ninguna de las hipótesis de investigación.

Hace dos meses una nota de Ámbito Financiero daba cuenta de la designación de Bruglia, por medio de un decreto de Macri, en la Sala I de la Cámara, reemplazando de forma definitiva a Eduardo Freiler que fuera destituído a instancias del Gobierno, que se apuró a emitir ese decreto sin aguardar el pronunciamiento de la Corte Suprema sobre la designación de jueces que no habían pasado por el Senado. Esto fue en medio del enfrentamiento que sostuviera Cambiemos con Lorenzetti. De esta manera otra "ficha" era puesta en la Cámara Federal.

La muerte de Nisman es una de las más controversiales y está teñida por la política nacional

El lunes siguiente a su fallecimiento, iba a presentar la acusación contra CFK y varios de sus funcionarios en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, que en aquel entonces estaba presidida por Patricia Bullrich.

De hecho, el PRO era el principal impulsor y agitador de la denuncia por encubrimiento de los iraníes (que toda la derecha y el Partido Judicial consideran autores del brutal atentado a la sede de la AMIA en 1994), debido al Memorándum de entendimiento con el país persa que había acordado el gobierno kirchnerista.

Lo cierto es que hasta el día de hoy no hay una sola prueba concreta de la responsabilidad de los acusados iraníes. Esto dicho incluso por varios familiares de las víctimas que hoy son querellantes en la causa AMIA II, que sospechan que esa acusación desvía el foco de la responsabilidad que le cabe al Estado argentino.

El mismo Nisman afirmó en un reportaje, que ese Memorándum no le había impedido continuar con la investigación de la causa.

Son conocidos los vínculos que sostenía Nisman con el ex agente de inteligencia Jaime Stiuso, que en el último tramo del Gobierno kirchnerista pasó a ser su enemigo público número uno.

El fiscal y el servicio de inteligencia trabajaban juntos en la investigación del atentado, que en 10 años nunca arribó a ninguna prueba fehaciente sobre los autores y responsables intelectuales. Stiuso le pasaba información, que recibía de la CIA y el Mossad (central de inteligencia israelí). También es conocida la anécdota acerca de que cuando Néstor Kirchner designa a Nisman al frente de la Unidad AMIA, le indica quién sería su contacto en la ex SIDE.

Fue el mismo Gobierno kirchnerista, primero con Néstor y luego en los primeros años de la presidencia de Cristina, que abonaba la acusación contra Irán. Más tarde, por los giros de la geopolítica y conveniencias locales, CFK decide alinearse con el cambio de la política exterior del imperialismo norteamericano (con un Obama buscando acuerdos con el país de Medio Oriente) y plantea el memorandúm de entendimiento. Que lo único que hizo fue preservar la impunidad para el Estado argentino con respecto a la voladura de la mutual judía.

Sobre eso nadie habla, porque todos los gobiernos de una u otra forma, sostuvieron esa impunidad.

Por eso al día siguiente de la muerte de Nisman, el diputado del PTS/FIT Nicolás Del Caño fue el único que denunció esa impunidad y la necesidad de que se abran todos los archivos de la ex SIDE (hoy AFI) y de la Policía Federal, sin restricciones, para los familiares de las víctimas. Medida que puede acercarnos a la verdad de las responsabilidades de ese terrorífico día del 18 de julio de 1994.

La muerte del ex fiscal de la AMIA, en medio de la crisis que atraviesa Cambiemos, sigue siendo utilizada para polarizar con su antecesor Gobierno. Un juego que a ambos les gusta jugar. Pero que de ninguna manera favorece a las grandes mayorías.







Temas relacionados

Cambiemos   /    Alberto Nisman   /    AMIA   /    Nisman y causa AMIA   /    CFK   /    Kirchnerismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO