×
Red Internacional
La Izquierda Diario

UBA.Vuelta a clases y paro docente en el Colegio Nacional Buenos Aires 

Estudiantes organizan una comisión de higiene para garantizar condiciones seguras de presencialidad en su establecimiento. ¿Qué pasa en el colegio en el marco del paro de docentes universitarios?

Martes 6 de abril | 14:22
Foto: Wikipedia

Frente al paro de la docencia universitaria nucleada en CONADU Histórica por aumento salarial y contra la precarización laboral, por las herramientas de trabajo en la modalidad mixta, algunos medios de comunicación lanzaron una campaña estigmatizante contra maestros y maestras del colegio Nacional Buenos Aires. Tanto en esta escuela, como también en el Carlos Pellegrini, el Gobierno dejó sin trabajo a 100 docentes. Por primera vez desde el año 2016, y sin previo aviso, no les renovaron sus cargos en los colegios y amenazaron con reducir sus horas a la mitad.

Además, se estima que con el ritmo actual de la inflación, para este año el presupuesto universitario tendrá una caída real de 19 %. En un momento en el que es más que necesaria la labor docente para garantizar las burbujas y distintas medidas de protección frente al coronavirus, lo que incluye acceso a la conectividad que debería garantizar el Estado para que ningún pibe y piba se quede afuera del aula, la prioridad del Gobierno es mantener el presupuesto nacional votado junto al macrismo en base a las imposiciones del FMI.

Te puede interesar Ajuste educativo.Los docentes universitarios van al paro el 6 y 7 de abril

Muchas madres y padres que están preocupados por la salud de sus chicos pero también por las condiciones de cursada, vienen reclamando a las autoridades una respuesta. Impulsan un petitorio donde afirman, con preocupación, que "las madres y padres abajo firmantes entendemos que la decisión de acortamiento y modalidad mixta, sin adaptación de los contenidos y con reducción de las instancias de examen, tiene una serie de implicancias preocupantes: 1) reduce tiempo de elaboración de los contenidos; 2) reduce oportunidades de socialización; 3) implica un menor acompañamiento docente (lo que impacta tanto sobre les estudiantes como sobre los propios docentes que ven reducidas sus fuentes de trabajo); 4) supone el acceso a medios pagos como internet, telefonía móvil o computadoras portátiles; 5) elimina instancias de examen; 6) implica una incidencia relativa mayor de los cursos privados pagos. Todo esto redunda en un aumento de la brecha de desigualdad estructural entre les estudiantes, una pérdida de oportunidades de trabajo para les trabajadores de la educación y una degradación del secundario pre-universitario como espacio común, democratizador e igualador de oportunidades.".

Al respecto, Valentina Toledo, estudiante de sexto año y militante de la Juventud del PTS en el Frente de Izquierda, afirmó a La Izquierda Diario: "Las clases comenzaron hace algunos días y es un desastre: no hay distanciamiento, las ventanas no abren, los baños no tienen jabón, además de que ya hay 3 burbujas aisladas, todos los días viajamos en subtes explotados de gente y las autoridades ya dijeron que no van a aislar a los preceptores que se enfermen. ¡Estamos enfrentando estos problemas ante una segunda ola de covid. En otros colegios de la Ciudad hay casos gravísimos, como el fallecimiento de Jorge que era docente en Lugano. Es re importante que todos los chicos y chicas que puedan se sumen a la Comisión de Higiene y Seguridad, como ya lo hicieron los pibes de primer año que coparon la asamblea que tuvimos hace unos días. Somos los únicos interesados en una vuelta a clases segura, debatamos cómo implementarla con nuestros profes y familias".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias