Juventud

Sociales UBA

Volantazo en Sociales UBA: clases virtuales y cambios en la cursada del segundo cuatrimestre

Cuáles son las nuevas medidas tomadas por las autoridades de la facultad, quién las discute y qué proponemos desde la Juventud del PTS - En Clave Roja

Nicolás Mansilla

Estudiante Sociología - UBA @nicxmvnsi

Martes 9 de junio | 21:49

Durante la última semana, la decana de la facultad de Ciencias Sociales, Carolina Mera, hizo pública la definición de continuar el período de acompañamiento virtual optativo durante el primer cuatrimestre, conservando la regularidad de los inscriptos.
Como novedad, se dispuso la posibilidad de que cada cátedra pueda elegir la posibilidad de tener instancias para que los estudiantes puedan promocionar las materias de manera virtual.
Al mismo tiempo, parece que las autoridades de la facultad no tendrán el mismo criterio para el segundo cuatrimestre, el cual será obligatorio a partir de agosto.

Durante los primeros 3 meses de la cuarentena, la UBA definió que ante la situación de crisis sanitaria el calendario académico no podía respetarse. Las distintas facultades de la universidad tomaron medidas de todo tipo.
En el caso de Sociales, desde un primer momento se conformó un comité de crisis compuesto por el decanato, consejo directivo, y las conducciones de las gremiales docentes y del centro de estudiantes. Por decisión de las autoridades, la mayoría de los que conformamos la comunidad de sociales, no pudimos participar (o siquiera escuchar) lo que se discutía en esta instancia al no ser tampoco grabadas para que podamos acceder a lo que allí se delibera, algo que desde la Juventud del PTS - En Clave Roja hemos exigido. Además de la modalidad de la cursada, aquí se supone que se debería discutir cómo interviene la facultad ante la crisis.

Lo que se definió para el primer cuatrimestre en estas instancias fue permitir la regularidad de todos los estudiantes, siendo optativo el acompañamiento virtual. Esto se basa en el reclamo de estudiantes y docentes que plantearon esta modalidad contemplando a quienes no tienen los insumos para participar apropiadamente (los cuales la universidad no garantiza) y rechazando la presión que existe sobre los docentes para trabajar precarizados, evaluando de forma no adecuada el aprendizaje de los estudiantes, mientras al mismo tiempo exigían la apertura de la discusión al resto de la comunidad educativa.

Pero parece que para el segundo cuatrimestre la decisión de las autoridades no será la misma. Sin explicar por qué, deciden cambiar el criterio que hasta entonces consideraban correcto. Proponen en su última resolución que las clases virtuales sean obligatorias, por lo que no será posible regularizar a todos los pibes y pibas que no pueden hacerlo.
Este volantazo busca imponerse sin tener todavía un dato preciso de cuál es la situación real de los estudiantes, ni que se abra la discusión al conjunto de la comunidad de sociales.
Parece que para las autoridades buscan la una normalización de la situación que no se corresponde con la realidad.

La situación de crisis social, sanitaria y económica es cada vez más profunda. Según el observatorio de despidos de La Izquierda Diario, impulsado por estudiantes de sociología de la UBA y la UNLP, hay 4,7 millones de trabajadores afectados por despidos, suspensiones y rebajas salariales. No es novedad que los jóvenes somos los más afectados por la precarización, por lo cual es posible que gran parte de los pibes y pibas de sociales haya sufrido estos ataques, algunos quizas perdido su fuente de ingreso, ni hablar de continuar la cursada.

Después de 3 meses de cuarentena, el centro de estudiantes conducido por la UES, no ha convocado a ninguna instancia para discutir cuál va a ser el rol del movimiento estudiantil en esta crisis, pensando cómo poner nuestra fuerza y conocimiento al servicio de las necesidades como ya hemos planteado. Por ejemplo pensar qué rol jugarán los estudiantes de comunicación teniendo una herramienta como ANCOM, los estudiantes de sociología o trabajo social que podrían estudiar cómo son golpeados los sectores más vulnerables en esta crisis, en relaciones del trabajo sobre una situación laboral cada vez más hostil para los trabajadores, en ciencia política sobre las distintas medidas que toma el gobierno, y todas las iniciativas que los estudiantes, docentes e investigadores de la facultad podamos realizar.

Tampoco se ha convocado para deliberar cómo debe actuar la facultad ante una situación donde millones sufren ataques a sus condiciones de vida, lo que seguramente causará una gran deserción.

Hoy en día, la conducción actúa como “representante estudiantil” en el comité de crisis sin haberle preguntado por su situación a ningún estudiante. La coyuntura cambió completamente los últimos meses y se está definiendo el futuro de la cursada de miles de inscriptos sin basarse en la realidad de estos estudiantes.
Tenemos que comenzar a involucrar a los miles de pibes y pibas que estudian en sociales con a una instancia para discutir este problema.

Exigimos que la UES como conducción del CECSO, convoque a una reunión abierta del centro de estudiantes para que todes podamos involucrarnos.

Exigimos también a las autoridades de la facultad, que las reuniones del comité de crisis sean públicas y transmitidas en vivo, para que todes podamos acceder a los debates sobre algo que involucra a toda la comunidad educativa. Que las autoridades informen en ellas un relevamiento de las condiciones de los estudiantes y docentes.







Temas relacionados

Educación   /    Coronavirus   /    Facultad de Ciencias Sociales UBA   /    CECSo   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO