Géneros y Sexualidades

PAN Y ROSAS

Voces del campamento “Ellas se atrevieron”

Este fin de semana, a propósito de la conmemoración de los 100 años de la Revolución Rusa, se llevó acabó el primer campamento de Pan y Rosas “Ellas se atrevieron”.

Lunes 24 de julio | 18:52

Este campamento fue un espacio al cual asistieron casi un centenar de mujeres trabajadoras, normalistas, estudiantes y jóvenes integrantes de la diversidad sexual en el que pudimos intercambiar experiencias, reflexiones, sentimientos, emociones, alegrías y ricas discusiones pero principalmente nos permitió tejer una fuerte unidad entre todas nosotras para luchar por nuestras reivindicaciones.

Compartimos con las y los lectores de la Izquierda Diario algunos de los valiosos testimonios de las participantes:

Laura, maestra de secundaria

Cuando pienso en las diversas, históricas e interminables luchas de mujeres en todo el mundo, veo que el ícono de esta gran organización de mujeres, representa de manera resumida la esencia de todas esas luchas, caracterizada por el deseo de lograr el pan y las rosas.
Me encantó la organización y el contenido de cada módulo, me gustaron las formas para hacernos interactuar y creo que conocer cada día a más compañeras unidas para las luchas es sumamente satisfactorio y permite indicar rutas verdaderas de cambio que sí nos representan. Ya no me siento sola luchando a contracorriente.

Julieta, maestra de primaria

El tema de la opresión y la violencia hacia las mujeres analizado desde el punto de vista del marxismo me pareció muy inspirador porque promueve que luchemos en conjunto para derrocarla y contra el sistema que la fomenta y reproduce. Las distintas ponencias que se expusieron a lo largo del campamento fueron enriquecedoras y llevaban a la reflexión; me parece indispensable que se sigan realizando estos espacios para tratar temas de relevancia social donde podamos discutir y enriquecer nuestro pensar y sentir.

Paola, egresada de la Facultad de Economía

La dinámica del campamento me parece una experiencia enriquecedora en la que pudimos compartir nuestras experiencias en relación con el fenómeno de explotación-opresión que se vive alrededor del mundo, específicamente como lo vivimos las mujeres. Las dinámicas de cada punto lograron personalmente poner en claro algunos conceptos que mantenía en mente sin traducir a nuestra esfera cotidiana. Estos encuentros de mujeres aunados a la diversidad sexual, son necesarios para dar un vistazo de cerca a las múltiples realidades de una sociedad que ha resistido a los siglos de abuso.

Agradezco la forma en que comparten su forma de plantear una vida política distinta que como base toma la lucha de clases para desde ahí construirnos.

Monserrat, normalista de la Escuela Normal Superior de México

El campamento me agradó bastante, los módulos me gustaron mucho, sobre todo el de la Revolución Rusa por la exposición narrativa de los acontecimientos históricos destacando a las mujeres pero también lo que este proceso les otorgó; me parece que utilizar este método es muy bueno para atraer la atención del público. ¡Gracias por la experiencia!

Trabajadora

Fue una buena experiencia jamás había tenido un acercamiento con el feminismo, ni mucho menos con la organización. Aprendí mucho, desconocía las diferentes corrientes del feminismo que existen, siempre pensé que declararte feminista automáticamente odiabas a los hombres. Pero su perspectiva, me pareció interesante pues no sólo defienden los derechos de la mujer sino de las mujeres trabajadores y los trabajadores.

Mónica, maestra de secundaria

Es una experiencia muy agradable y enriquecedora, a través de este tipo de eventos me informo de la realidad de los diferentes sectores de la población principalmente de las mujeres, gracias a la participación y asistencia de compañeras que viven otras realidades dentro del mismo contexto social y que muchas veces somos ajenas porque vivimos en un mundo institucionalizado por políticas internacionales que nos mantienen tan ocupados por no decir esclavizados y nos van despojando lentamente de nuestros derechos sin que nos demos cuenta, debido al ritmo tan agitado en que nos mantienen viviendo.

Aileen Celic Cortes, estudiante de CCH-Sur

Fue importante para mí, me había costado mucho tratar de expresarle a las personas que me importan todas las injusticias o todo lo aberrante del sistema en el que vivimos, pero más allá de eso, mostrarles que es lo que podemos hacer, cómo lo vamos hacer y que podemos construirlo entre varias. Siempre resulta alentador vivir de cerca la utopía que construimos en estos espacios.

Trabajadora

En un principio no estaba segura de lo que podía contener el campamento pero lo he encontrado muy interesante. Una de las cosas que me gusto mucho fue ver los diferentes tipos del feminismo y las posturas que sostienen. También me agradó informarme en lo que el socialismo cree para terminar con el patriarcado.

Irlanda, estudiante de CCH-Sur

Personalmente es una experiencia que marcará mi vida; políticamente, esencialmente y completamente. Me agradó estar por primera vez en un lugar donde pudiera desarrollarme tal y como soy. Un sitio lleno de mujeres fuertes, capaces de entender y atender cualquier problema que se les presente, siempre con buena vibra y calidez increíble. A decir verdad no pensé poder incluirme tan bien con todas, pese a su trabajo, su edad o cualquier diferencia que en un espacio diferente nos hubiera impedido establecer una relación.

Agradezco al universo por haber alineado todo para que hoy Pan y Rosas forme parte de mi vida.

Elda, jubilada

Muy bueno, me apunto para el siguiente. Aprendí mucho en relación con la explotación y la opresión que día a día seguimos viviendo a pesar de los derechos que últimamente hay, seguimos en el papel de las mujeres como amas de casa pero también se nota el avance en la lucha constante que se está formando.

Lene

Aún no soy muy conocedora del tema pero yo sé que no será ni el primero, ni el último campamento. ¡Estuvo excelente!

Karen, trabajo de guía Montessori

Me enseñaron un conocimiento nuevo y constructivo, ahora sé que tengo que seguir enriqueciendo este conocimiento y mantener las raíces fuertes.
Me llevo un aprendizaje más, una experiencia mágica con todas y con muchas ganas de seguir en la lucha.

Lizzette, trabajadora del hogar

Una experiencia nueva, la cual no tenía idea que algún día viviera, me da gusto haber tenido la oportunidad de asistir, me voy con más conocimiento.






Temas relacionados

Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO