Mundo Obrero

ROSARIO

La bronca contra el tarifazo tiene voz de mujer

Jueves 10 de mayo | 20:34

En los últimos días escuchamos los anuncios del gobierno nacional que no tuvo mejor opción para responder al descontento social y bronca por el tarifazo que informar el dialogo y la negociación abierta con el FMI. Una vuelta al endeudamiento del país que solo generará el empeoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores. Una deuda histórica que han pagado todos los gobiernos desde la dictadura hasta esta parte, incluyendo al kirchnerismo con Nestor y Cristina a pesar del relato que supieron tener de soberanía nacional.

Este golpe a los bolsillos del pueblo trabajador también se vive en las provincias, con una oposición que al momento de ajustar son solidarios con la política del macrismo. En la Santa Fe del llamado socialismo la suba de las tarifas alcanzó el 35% en gas y en luz y 33% en transporte, entre otros.

Las mujeres son en el 76% de las viviendas las encargadas de sostener el hogar, un trabajo no remunerado que se suma a la precarización de la vida y las largas jornadas laborales para quienes tienen trabajo. Por eso expresamos aquí las voces de todas ellas, mujeres trabajadoras en industrias o servicios, amas de casa, madres, docentes o jóvenes estudiantes, que todos los días ven afectadas sus vidas por el aumento en los servicios correspondiente al aumento en la precariedad en sus vidas.

Marta, empleada domestica, mamá de 3 hijos, una niña con una discapacidad y su hijo del medio, obrero despedido de la importante alimenticia de la ciudad, La Virginia:

“¿Qué te puedo decir? realmente se hace muy difícil vivir cotidianamente, ver que diariamente o semanalmente te aumentan los precios. Creo que la crisis se profundizó aún más con el aumento de la luz, del gas, del agua y los alquileres y del transporte. Sobre todo para los jubilados y trabajadores que ven que todo sube menos sus sueldos. Y quedan trabajadores en las calles, es muy triste y te llena de bronca. Los servicios básicos tendrían que ser un derechos garantizado, por las empresas y por los que nos gobiernan, que siempre lo que hacen es sacarle a los que menos tienen mientras que grandes empresas facturan millones, no es cierto?
Es fácil decir que son tarifas justas cuando los trabajadores no podemos llegar a fin de mes, aunque tengamos dos trabajos o entren dos sueldos a nuestros hogares. Yo creo que como dice Miryam Bregman, las empresas de servicios tendrían que estar estatizadas y puestas bajo gestión de los trabajadores, porque no hay nadie mejor que nosotros que sabemos lo que gastamos y lo que podemos pagar”.

María, estudiante secundaria de la escuela la Integral de Fisherton

“En estos días cientos de secundarios salimos a las calles a reclamar por el aumento del boleto. Nuestra ciudad tiene uno de los boletos más alto a nivel nacional, cuando contamos con colectivos que los días de lluvia se llueven por dentro, la frecuencia tanto los días de semana como los fines de semana es desastrosa. Esto nos perjudica a todos por lo mismo que mencionaba antes, hay personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas, mucho menos van a poder pagar un boleto a $13.50, esto hace que muchos chicos dejen de asistir al colegio por el simple hecho de que no tienen como acercarse hasta su lugar de estudio”.

María, trabajadora aceitera, que está en lucha junto a sus compañeros contra los despidos de Cargill:

“Este gobierno no tiene planes para reactivar la economía del país. Como habrán visto que pone un techo del 15 % a las paritarias de los gremios, con la inflación en el primer tercio del año ya casi queda absorbido el aumento salarial. Es indudable que el gobierno está en crisis, y esa crisis quiere que la paguen los trabajadores y el pueblo argentino. No lo podemos permitir, tenemos que hacer un frente de lucha contra está impunidad, con la cual nos quieren someter. Somos nosotros los que hoy tenemos la responsabilidad de enfrentar éste atropellos hacia el pueblo argentino. Si no lo organizamos y rechazamos éste desafío estamos condenando a las futuras generaciones.

Yo no lo siento tanto porque pagamos el alquiler y los impuestos a media con mi hermana e incluso los alimentos, pero lo vemos cuándo vamos al super, cada vez más caro y traemos lo esencial para una casa: productos de limpieza y arroz fideos aceite, etc. Y lo del día a día vamos a la granja del barrio, la verdulería lo mismo. Y no tenemos hijos, pero una amiga que trabaja el esposo sólo y no dan más porque tienen 2 chicos chiquitos y ella no puede trabajar para ayudar porque no tiene quien los cuide. Se privan ellos de cenar para que los chicos tengan leche yogurt y frutas y los alimentos. Es muy triste”.

Jesica, docente de Amsafe, miembro de la Agrupación La Marrón:

“La mayoría de los docentes menores a 35 años somos reemplazantes. Como tales cobramos dos meses o tres después de realizado el reemplazo. Es decir que si haces un reemplazo el 10 de marzo lo cobras en mayo, pero si el reemplazo es el 20 de marzo entra ya para junio. La paritaria cerró en un 9% en Marzo y 9% en agosto. Los reemplazantes vamos a cobrar en junio el 9% de marzo cuando ya se lo comió la inflación.

Sin contar que como en enero y febrero no tenemos reemplazos cobramos nuestro primer sueldo del año en mayo, te imaginas que para ese entonces tenemos deudas con medio planeta porque el transporte y los insumos para poder trabajar salen de nuestro bolsillo. Por eso considero que deberían reabrirse las paritarias. Tenemos que hacer paro y movilización contra estos ataques”.







Temas relacionados

Rosario   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO