Géneros y Sexualidades

ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES

Voces de las obreras sin patrón luego del Encuentro Nacional de Mujeres

Luego de un fin de semana de lucha y emociones, las mujeres que fuimos al Encuentro a pelear porque se escuchen bien fuertes las demandas que tenemos por nuestros derechos, partiendo de un hecho histórico como la movilización del 3J Ni Una Menos queremos dejar reflejadas nuestras experiencias.

Jueves 15 de octubre de 2015 | Edición del día

Somos las mujeres de Madygraf y WorldColor que peleamos por la expropiación y estatización bajo control obrero. Fuimos parte de la gran delegación de Pan y Rosas junto a Myriam Bregman compañera de fórmula de Nicolás del Caño por el Frente de Izquierda y todas las candidatas del país como Laura Vilches y Andrea D’ Atri candidata al Parlasur y fundadora de Pan y Rosas.

Impactadas por la gran cantidad de mujeres que participamos del Encuentro escribimos algunos comentarios y al final un reportaje a un compañero de la fabrica que viajo con nosotras:

Sandra, trabajadora de WorldColor

"El Encuentro de mujeres en mí marca un antes y un después. venía con el ánimo abajo y en algún momento dudé de hacer el viaje, por suerte me decidí y fui, volví con muchas cosas para transmitirle a mis compañeras. Como siempre, es un orgullo contar la lucha que está dando WorldColor, me traigo la experiencia de otras mujeres que vivieron y viven lo mismo, como las compañeras de Fripur- Uruguay. Fue muy fuerte, muy emocionante estar entre miles de mujeres dándonos palabras de aliento, apoyando y entendiendo nuestra lucha, es una sensación inexplicable que grieten el nombre de WorldColor, como pasó en la marcha del domingo. El Encuentro me deja convencida de que vamos por el camino correcto y que la lucha de WorldColor no es en vano".

Rocío, trabajadora de WorldColor

"La verdad es que no tenía muchas ganas de ir al Encuentro porque en la fábrica teníamos mucho laburo. Era la primera vez que iba y cuando llegué allá y vi tantas mujeres luchando y gritando por lo que quieren conseguir, me cambió el panorama en todo. Porque yo estuve y estoy luchando por mi fuente de trabajo y la de mis compañeros y la verdad es que fue una experiencia única e inolvidable, hasta llegué a sentir una sensación de escalofríos cuando entrábamos con mi compañera a los talleres a pasar con el fondo de lucha y a contar nuestra situación y que todas las mujeres nos den su apoyo y su colaboración es algo muy importante y nos dan ganas de seguir peleando porque sabemos que tenemos el apoyo de mucha gente ".

Anahi, trabajadora de Madygraf

Siempre me vengo con algo de los encuentros al principio participábamos con la comisión de Mujeres y hoy como Obreras de Madygraf bajo control obrero. En los anteriores escuchaba y admiraba un montón las compañeras de Zanón Y hoy somos nosotras las que estamos reviviendo la misma historia. Contar en los talleres que somos y porque hacemos lo q hacemos y transmitir a todas las mujeres de diferentes lados nuestra lucha. Me pone feliz q mis compañeras hayan podido ir nuevamente a hacernos escuchar en todos lados siempre con acciones no sólo palabras ni el cansancio nos paró!!! A nosotras nos llena de experiencias los encuentros.

Natalia González, trabajadora de Madygraf

Quería escribirles unas líneas para decirles lo que significó esté encuentro de mujeres para mí! Primero en mi vida no había tenido una experiencia tan linda, llegar a la apertura donde habían tantas mujeres donde se me erizo la piel, donde me emocioné, donde dije mira lo q me iba a perder si no viajaba a este encuentro, bueno pude viajar con miles y miles de trabas estuve ahí con mis compañeras, poder participar de los talleres escuchar la lucha que lleva cada una de las compañeras y emocionarnos, fue una experiencia fantástica única, la marcha fue lo más fuerte para mí! Sentí que todas marchábamos por todo lo que padecemos día a día por la expropiación, ni una menos, por todas las mujeres que hoy no están con nosotras que han sido asesinadas por el gran machismo que hay, por la violencia hacia las mujeres que vivimos día a día, por el daño psicológico que causan a la mujeres, por todo esto y muchas cosas más marchamos todas juntas, sentir que éramos tantas mujeres que la mayoría padecemos de todas las violencias, fue muy fuerte muy emocionante donde marché por mí, por mis compañeras, por mi hermana, prima, cuñadas, amigas, que viven esto!!! Hoy siento más fuerzas que nunca para seguir esta gran lucha junto a todas mis compañeras, para pelear contra la represión a las mujeres, para reclamar por nuestros derechos. De todo corazón quise compartir éstas líneas con mis compañeras, gracias compañeras por hacerme parte de esta gran experiencia. Las saludo a todas con un fuerte y cálido abrazo.

Melisa, comisión de mujeres de Madygraf (ex Donnelley) "¡Mujeres: Plantemos bandera! "

Ayer desde el tren yendo a trabajar, abrí mi facebook y me encuentro con una noticia. "Dura represión hacia las mujeres" que se concentraron en la ciudad de Mar del Plata. En un nuevo E.N.M unieron sus voces, sus cuerpos, sus banderas y fue ahí donde ya no quisieron ser vulnerables, donde mostraron tener voz, demostraron de quien es su cuerpo y su decisión sobre él, es de ellas.

Se concentraron enfrente de la Iglesia. Esperándolas no solo estaban esos hombres de túnicas y amuleto, sino también los uniformados azules, que al oírlas cantar, gritar, y agitar sus banderas, comenzaron a disparar… ¡Si señores! ¡La Iglesia y el Estado unidos contra la vos de la mujer!.. Vi una lluvia de comentarios donde solo decían: ¡Que se jodan para que van a hacerse las locas y lo único que hicieron fue ensuciar y además gritar, pintaron la Iglesia pidiendo por sus derechos!...

No pude parar de pensar en la inconsciencia de la sociedad haciendo estos comentarios: una tremenda represión y miran como un acto salvaje a una mujer diciendo a gritos "Basta!"

Pensaba en los hechos que cometen los hombres, y en que esta tan naturalizado que este sea un salvaje, me imaginaba a un degenerado mostrando su cuerpo a mujeres y niños, sin que nadie pueda hacer nada, veía las miles de noticias sobre femicidios, veía a un hombre borracho o barra brava volviendo de la cancha escribiendo con aerosol la ciudad y nadie hace ni dice nada, veía a los proxenetas llevándose secuestradas y violando a las mujeres por las redes de trata, veía a los miles de turistas que ensucian todos los años Mar del Plata y nadie dice ni hace nada…

Vuelvo a pensar en esas mujeres que con orgullo y conciencia gritaron: ¡Ni una menos!.... Pienso en mis compañeras de la comisión de mujeres de Madygraf que me llenan de orgullo que estaba allí levantado bien alto nuestra bandera.

No queda nada más que pensar: esta lucha no es en vano, las mujeres tenemos que unirnos, organizarnos y salir a luchar por un cambio de consciencia, por un cambio social... PLANTEMOS BANDERA

Reportaje a Gustavo Leiva, trabajador de la ex Donnelley , hoy parte del equipo de comedor en Madygraf.


¿Cómo viviste la experiencia de viajar a este XXX encuentro de mujeres junto a la comisión de mujeres de la fabrica a mar del plata?

Vi que las mujeres están muy convencidas, de estas ideas, de organizarse y luchar por sus derechos. Me sentí parte de la delegación todo el tiempo, las compañeras apostaron en mi, en que viajara con ellas sin conocerme y ahora me siento parte de ellas, soy uno más junto a su lucha, porque también es mi lucha .Esto me hizo sentir muy bien. Por eso tome con todo la venta de cuadernos remeras y la difusión en la marcha, contándole a otras mujeres de otras delegaciones de otros puntos del país, de la pelea que venimos dando por la expropiación y todo lo que venimos haciendo en la fábrica.

¿Te cambió la forma de ver las cosas esta experiencia?

Me impacto mucho uno de los cantitos, que coreaban todas que era: ¡si se puede, si se puede cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede! Y pienso que yo ya no puedo retroceder, no voy a darme por vencido. Me cambio en también en ver y vivir junto a ellas el esfuerzo que hicieron para viajar, para difundir, para participar y el nivel de compromiso con nuestra lucha que ya lo venían demostrando pero lo puede palpar mucho mas allí. Ahora también yo mismo me siento con más compromiso que antes con la gestión obrera. Es un trabajo de equipo también y eso lo pude ver mucho más en el encuentro.

¿Alguna otra anécdota de este encuentro de mujeres que quieras contar?

Conocimos a las obreras de Fripur un frigorífico de pescado en el Uruguay que hace 50 días cerro y se retiro su patronal, algo parecido a lo que nos sucedió a nosotros. Estas mujeres querían conocer la experiencia de Madygraf y las cruzamos en un momento de la jornada del sábado y estuvimos charlando mucho con las compañeras también en la comisión. Me impresionaban cuando decían que cruzaron el rio sin nada, que vinieron sin nada, pero que lo más importante que se llevaban a parte de lo recaudado de su fondo de lucha, era toda esta rica experiencia e intercambio. Esto me hizo sentir orgulloso por ellas, y por lo que demuestran. Otra cosa que me hizo sentir muy bien que me dijeran las compañeras de la comisión que querían que marchara con ellas y la bandera por la expropiación y acompañando a las obreras de Uruguay que formaron parte de la cabecera de la columna. Junto también a Worldcolor, fue una emoción muy grande también cuando les entregue de forma de obsequio a las trabajadoras del pescado los cuadernos de Madygraf y llevar su bandera en un tramo de la marcha. Siento que este viaje me dio más conciencia de clase.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO