Internacional

100 AÑOS

Virgen de Fátima: una aparición nada casual

La historia cuenta que hizo sus apariciones durante 1917; entre otras cosas, para demonizar la Revolución Rusa y el comunismo. El Papa Bergoglio festeja en Portugal y canoniza a dos de los jóvenes que dijeron haberla visto.

Domingo 14 de mayo | 10:58

Corría el año 1917 y con él llegaba a Rusia la revolución. Los soviets de obreros, campesinos y soldados se hicieron del poder. Expropiaron a los capitalistas, repartieron la tierra y dejaron de participar en la Primera Guerra Mundial. La revolución socialista se las traía, los obreros estaban a la ofensiva, tomaban el cielo por asalto. Por todo el mundo los trabajadores hacen oír su voz de apoyo a la revolución socialista a uno de los países con mayor extensión geográfica.

La historia


Los niños de Fátima

En la Portugal rural del 1917 no era inusual el ver a los niños llevando a sus rebaños a pastorear. Esto es lo que los niños de la familia Marto y Santos, todos primos, hacían por aquellos días.

Cuenta la historia que Lucía Santos, Francisco Marto y su hermana Jacinta llevaban a pequeños grupos de ovejas a pastorear en parcelas pertenecientes a sus padres en diferentes partes de la sierra, en el que se encontraba el pueblo de Fátima. Según lo que los niños narran, en unas de esas jornadas de pastoreo, un 13 de mayo de 1917, se les apareció la Virgen.

A partir de ese día, a lo largo del año, los niños cuentan que vieron siete apariciones más. En todas ellas “dejará” mensajes vaticinando catástrofes para la humanidad sino se respetaba la palabra del cristianismo.

Las apariciones


Fieles venerando a la Virgen

En la primera aparición, supuestamente registrada el 13 de mayo, la Virgen dirá. “Yo vengo del cielo. Quiero que regreses aquí los días trece de cada mes durante los próximos seis meses a la misma hora. Luego te diré quién soy, y qué es lo que más deseo. Y volveré aquí una séptima vez. Rezad el Rosario todos los días, para traer la paz al mundo y el final de la guerra".

Durante la supuesta segunda aparición, ya se reunía más gente para esperar a la Virgen.

En la tercera aparición aseguran que explicó una visión del infierno y dejó a los niños una profecía sobre el futuro rol de Rusia en el mundo y cómo prevenir a la humanidad de la “enfermedad” del comunismo.

“Si vosotros hacéis lo que yo os diga, muchas almas se salvarán, y habrá paz. Esta guerra cesará, pero si los hombres no dejan de ofender a Dios, otra guerra más terrible comenzará. Para prevenir esto, vengo al mundo para pedir que Rusia sea consagrada a mi Inmaculado Corazón. Si mis deseos se cumplen, Rusia se convertirá (al catolicismo)y habrá paz, si no, Rusia repartirá sus errores alrededor del mundo, trayendo nuevas guerras y persecuciones a la iglesia, los justos serán martirizados y el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, ciertas naciones serán aniquiladas”.

Las siguientes fueron con el mismo tono profético, les adelantó a los niños que dos de ellos morirían pequeños a causa de la gripe y los lugareños ya empezaban a considerar a la Virgen y sus apariciones un fenómeno.

La última aparición del año 1917 fue el 13 de octubre. Todas ellas se concretaron entre la revolución de febrero, cuando se logra echar al Zar de Rusia y la revolución triunfante de octubre. ¿Pura coincidencia?

Otras “apariciones”

Dos de los “secretos” que la Virgen dio a los niños de Portugal fueron revelados en 1941, después de la ruptura del pacto Hitler-Stalin con la invasión alemana a la URSS, en junio del 41.

Para el siguiente año, el 31 de octubre de 1942, el Papa Pío XII, hablando en portugués por la radio, consagró “el mundo al Inmaculado Corazón de María pedido de Nuestra Señora, Virgen de Fátima”, haciendo mención específica a Rusia, a quién salvaría la Virgen.

El “tercer secreto” lo reveló Juan Pablo II quien en 1980 contó que sus antecesores no había revelaron el secreto anteriormente “por no alentar el poder del mundo comunista a hacer ciertos movimientos”. Aquel “secreto” que reveló la Virgen “exhortan al arrepentimiento, conversión, oración y penitencia como medios de reparación por los pecados. Es la respuesta a un momento histórico determinado que se caracteriza por grandes dificultades”.

Finalmente, el 13 de mayo de 1967, el Papa Pablo VI viaja a Fátima en el cincuentenario de la primera aparición para pedir la paz del mundo y la unidad de la Iglesia en el contexto de la crisis de EE.UU y el imperialismo por la guerra de Vietnam, mientras obreros y estudiantes peleaban codo a codo en los inicios del Mayo Francés.

Bergoglio festejando en Portugal


Marcelo Rebelo, presidente de Portugal, besando la mano de Bergoglio

La noticia del fin de semana fue la visita de Bergoglio a Portugal, para los festejos de la Virgen de Fátima y la canonización de los jovencitos que dijeron haberla visto en 1917.

Como es costumbre, dio una conferencia de prensa en la que paradójicamente expresó: "Yo prefiero a la Virgen madre y no a la Virgen jefa de oficina postal, que todos los días envía un mensaje a tal hora. Ésa no es la mamá de Jesús. Estas presuntas apariciones no tienen tanto valor. Esto lo digo como opinión personal".

Allí también expresó su alegría por su futuro encuentro con el presidente de EE.UU., Donald Trump, con quien planea trabajar la paz, una actitud un tanto incomprensible si tenemos en cuenta que el nuevo presidente norteamericano ya atacó con bombas de alta potencia Afganistán y se dispone a seguir así con cualquier país del mundo, mientras sea beneficioso para su política. Con respecto a esto declaró que: “La paz es artesanal, se hace cada día, también la amistad, el conocimiento mutuo, la estima mutua, es artesanal, se hace todos los días. Hay que decir con respeto lo que cada uno piensa, para caminar juntos y ser sinceros con lo que uno piensa".

Por ultimo intentó no hacer referencia a los casos de pedofilia que pesan sobre la iglesia, que cada vez destapan más escándalos. Cínicamente dijo “que falta personal en el sector que se ocupa de los casos de abusos de sacerdotes”.

La iglesia contra el socialismo

Esta no va a ser la primera vez en la historia que la iglesia se involucre en política. Más bien hubo siempre, a lo largo de más de dos mil años de historia, una estrecha relación entre la iglesia y las clases más poderosas, que intentaba así mantener el orden y la opresión.

Este es un caso emblemático, porque, según la versión eclesiástica de quienes después considerarán Virgen a la aparición en Fátima, esta enviada de dios en la tierra hace sus apariciones para dar un mensaje al mundo contra la Revolución Rusa. Y esto fue utilizado, como tantas otras herramientas de las que se valía la burguesía imperialista, para intentar derrotar el proceso de Rusia que era visto con simpatía por todos los trabajadores y oprimidos del mundo.

No pudieron. Finalmente la Revolución Rusa triunfó en octubre de 1917. Pero más adelante fue traicionada y restaurada por Stalin y su régimen. Contrario a lo que decía la Virgen; lo que trajo más sufrimientos a los trabajadores y el pueblo de Rusia y de todo el mundo, fue la derrota del comunismo por el que luchaban los verdaderos bolcheviques.

Te puede interesar:No abusarás, el documental de La Izquierda Diario que causa gran repercusión






Temas relacionados

Centenario    /    Revolución rusa   /    Jorge Bergoglio   /    Iglesia Católica   /    Historia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO