Géneros y Sexualidades

México

HOMOFOBIA

Violencia policial en Michoacán contra joven por ser homosexual

El fin de semana pasado un joven homosexual de Morelia, Michoacán denunció que la policía de la entidad lo violentó por ser homosexual, golpeándolo, torturándolo e insultándolo.

Leah Muñoz

@DanmunozDan

Miércoles 29 de noviembre | Edición del día

Erick Moya es egresado de la Facultad de Letras de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Él se dedica a escribir poesía y textos homoeróticos. Ahora trabaja en un proyecto en el que escribe sobre los lugares de encuentro entre hombres homosexuales, por lo que acude a esos sitios para investigar sobre ello.

El fin de semana pasado, relata en su cuenta de Facebook, de vuelta a casa visitó uno de estos lugares para saludar a los amigos que realizó durante su investigación. Comenta que esos lugares son sitios donde hay relaciones sexuales pero también son sitios para charlar y convivir, son zonas de tolerancia. Ese día todo el ambiente era de convivencia.

De un momento a otro, cuenta en su red social, “llegó la Policía y nos golpearon. Nos separaron y entre dos policías me insultaban (según ellos) diciéndome PUTO y JOTO, a lo cual yo decía que no había problema con eso, que yo no tenía problema. Al parecer ellos sí. Me trataron de hacer jurar que tenía que ser un MACHO. Dije que no, me fue peor, me golpearon los genitales repetidas veces. Uno me escupió y me dijo: por eso los odio, por orgullosos y enfermos.

La violencia continuó luego que Erick y sus amigos se negaran a caer en las extorsiones de los policías quienes los incriminaban de violar a una mujer.

Nos preguntaron dónde teníamos a la muchacha, y yo les pregunté que cuál muchacha. Su respuesta fue un ‘hijos de su puta madre… Si no nos dicen dónde está la muchacha que violaron, no la van a librar, nos los vamos a llevar al Ministerio Público’”, relató Erick.

Luego de eso se los llevó la policía y los tiró en un lugar alejado de la ciudad. “Me quitaron mis cosas: celular, INE, tarjeta del banco y partes de mí, de mi cuerpo, de mi dignidad, de mi seguridad, mucho se llevaron esta noche”.

Erick Moya ahora impuesto una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Michoacán.

La violencia de Estado sigue siendo una constante. Ahora, una vez más son los cuerpos policiales quienes con la ventaja de ser un cuerpo de seguridad estatal comenten violencia, abuso y criminalización en contra de jóvenes homosexuales demostrando que uno de sus papeles es reprimir a la diversidad sexual.








Temas relacionados

LGBTI   /    Homosexualidad   /    Violencia policial   /    Homofobia   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO