Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Vidal contra las jubilaciones

Se conoció el borrador del proyecto de reforma previsional que impulsa la gobernadora. Aumento de la edad jubilatoria para docentes y estatales, eliminación de la actual movilidad, disminución de la base de cálculo y apropiación de los fondos del IPS.

Luana Simioni

Secretaria General de ATE IOMA

Martes 12 de diciembre de 2017 | Edición del día

En consonancia con el paquete de (contra) reformas que el gobierno de Macri envió al Congreso, la gobernadora Vidal picó en punta, atacando el régimen jubilatorio de los trabajadores del Estado Bonaerense y al Instituto de Previsión Social (IPS). Para ello giraría esta semana un proyecto que reemplaza las actuales condiciones jubilatorias por las que rigen en la ANSES y que son mucho más desfavorables que las existentes en la provincia de Buenos Aires.

En primer lugar se aumenta la edad para la jubilación ordinaria de los estatales, subiendo de 60 a 65 años para los varones con 35 años de servicio. En el caso de los docentes aumenta de los actuales 50 años a 60 años para el caso de los varones y 57 a las mujeres, con 25 años de servicios para ambos y un mínimo de 10 años al frente de grado. Pero a su vez aumenta la exigibilidad jubilatoria a los 70 años para el caso de jubilaciones por edad avanzada.

Este proyecto avanza además en eliminar regímenes especiales con los que cuenta el personal hospitalario o el de artística, entre otros.

Un robo directo

La administración de Cambiemos promueve en la reforma un verdadero robo a todos los estatales de la provincia. Actualmente la jubilación ordinaria se establece en el 70% del mejor sueldo que el empelado haya tenido en toda su carrera, siempre que haya sido durante 3 años consecutivos o 5 años alternados. Se pretende modificar para que pase a ser el 70% del promedio de los últimos 10 años, independientemente si éstos fueron o no los años donde el trabajador recibió la mejor remuneración de su carrera. En el caso de los docentes, la determinación es el 70% del mejor salario de los últimos 3 años, con la reforma pasaría a ser del 70% del promedio de los últimos 2 años del cargo en el que fuera titular.

Y por si fuera poco este perjuicio, el proyecto avanza en modificar directamente la movilidad de las jubilaciones. El actual régimen previsional tiene como base de cálculo la remuneración del cargo que determinó el haber y su actualización está atada a las modificaciones que se generen en los salarios del personal en actividad. Es decir que, las jubilaciones aumentan el mismo porcentaje que surge de las paritarias para los sueldos de los estatales y docentes en actividad. Se pretende eliminar esta movilidad que tienen las jubilaciones en la provincia y sustituirlo por el sistema de movilidad de la Ley Nacional de Movilidad Jubilatoria.

El saqueo de la caja jubilatoria

El Instituto de Previsión Social (IPS) tiene superávit desde hace varios años. Se financia íntegramente de los aportes que realizan los trabajadores en actividad de su propio salario, así como los que realiza el Estado en su carácter de empleador. Este año tiene previsto un presupuesto de $90.672.584.900

El proyecto prevé la utilización por parte del Ejecutivo Provincial de una parte de estos fondos, transformando el superávit del IPS en “Letras Previsionales del Tersoro”. El artículo sexto dice: “Facúltase al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Economía, a emitir “Letras Previsionales del Tesoro” las que deberán ser entregadas al Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires, a partir de los excedentes financieros que genere su operatoria”.

Un verdadero saqueo a los fondos de los jubilados, que no es un invento de María Eugenia Vidal, sino que el ex gobernador Scioli (FpV) ya había puesto en práctica bajo su administración.

Las jubilaciones de los estatales bonaerenses son de miseria, los salarios de docentes, trabajadores de la salud, municipales, judiciales y de la administración central del Estado se encuentran muy por debajo de la canasta familiar. Las jubilaciones por lo tanto, son verdaderamente de pobreza para miles de trabajadores. Sin embargo la reforma que pretende introducir el gobierno de Vidal es un salto en ese empobrecimiento eliminando conquistas históricas de los trabajadores del Estado, vaciando la caja de recursos genuinos que genera el IPS y empobreciendo aún más a los jubilados.

Este miércoles 13 de diciembre Suteba, ATE y un conjunto de gremios docentes y estatales convocan a un “abrazo al IPS” como forma de rechazar este proyecto. Pero este rechazo debe hacerse escuchar en cada escuela, hospital y ministerio. Los gremios deben convocar de manera activa a un verdadero plan de lucha, con paros y movilizaciones que impidan verdaderamente que este proyecto avance, apelando al conjunto de los trabajadores, desarrollando asambleas donde se vote como enfrentar la reforma jubilatoria y el paquete de leyes que junto a la reforma de la “Ley de ministerios” y el pacto fiscal, amenaza con nuevos despidos y más ajuste en el Estado.







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Jubilaciones   /    IPS Provincia Buenos Aires   /    Estatales   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO