Sociedad

PAPA EN CHILE

Víctimas de abuso eclesiástico en Chile: "Lo que dijo el papa Francisco es inaceptable y ofensivo"

Víctimas de abusos sexuales eclesiástico en Chile criticaron la defensa del papa del Obispo Barros, acusado de encubrir los abusos de Fernando Karadima. Denunciaron las contradicciones de Francisco al negar las acusaciones existentes.

Sábado 20 de enero | 12:40

Víctimas de abusos sexuales eclesíasticos respondieron y cuestionaron los dichos del papa en defensa del Obispo Barros, encubridor de numerosos casos de abusos.

El martes, en el marco de la visita de Francisco a Chile, y pese a las acusaciones por el encubrimiento de Fernando Karadima, cura abusador de menores, el obispo Juan Barros asistió a la misa encabezada por el Papa. La participación de Juan Barros en la misa concelebrada por Francisco en el Parque O’Higgins, en la ciudad de Santiago de Chile, desató una encendida polémica en las redes sociales y declaraciones que cuestionaban el poco creíble gesto del sumo pontífice, al decir que sentía "dolor" y "verguenza" por los casos de abuso en la Iglesia.

En una conferencia de prensa, víctimas de Karadima respondieron los dichos de Francisco y cuestionaron que haya llamado "calumnias" a las denuncias presentadas durante el año contra el cura por abusos. "Durante los 15 años que ha durado este proceso, hemos ido siempre con la verdad por delante", declararon las víctimas y sus familiares, quienes además consideraron que "El Papa Francisco desaprovechó una gran oportunidad: la de escuchar a la comunidad de Osorno y a quienes hemos afirmado que el Obispo Barros había encubierto los abusos de Karadima, con pruebas a la vista como las que durante años hemos entregado".

Te puede interesar: Un obispo encubridor de curas abusadores en la misa con el Papa

En la declaración leida en conferencia de prensa, también destacaron las contradicciones de Francisco al decir que no había ninguna acusación contra el Obispo Barros, cuando el propio Francisco en 2015 había reconocido que existía la denuncia pero que había sido "desacreditada por la justicia". "Sorprendidos, pedimos al Papa, través de un exhorto que nos diera a conocer dicha causa desacreditada. Pero el Papa no respondió a este exhorto enviado por la Corte Suprema", afirmaron las víctimas.

En ese momento, Francisco había manifestado que la gente de Osorno sufría porque es “tonta” y “no abre su corazón a lo que Dios dice y se deja llevar por las macanas que dice toda esa gente”, en referencia a las acusaciones contra el Obispo acusado de encubrir a Karadima. “Piensen con la cabeza y no se dejen llevar de las narices por todos los zurdos que son los que armaron la cosa”, había dicho Francisco en 2015. Ahora, negó toda acusación contra Barros.

"Lo que ha hecho el Papa hoy es ofensivo y doloroso, y no sólo con nosotros, sino contra todos quienes luchan por crear contextos menos abusivos y más éticos en lugares como la Iglesia Católica", aseguraron y exigieron que "las palabras de perdón, vergüenza y dolor que ha expresado el Papa durante su visita a Chile se transformen en acciones concretas, para erradicar de las filas de la Iglesia a todos quienes se han aprovechado de la asimetría de poder que les da su ministerio y han abusado sexualmente de niños, niñas, jóvenes y personas vulnerables".

También podes leer: Escandalosas declaraciones del Papa sobre Obispo acusado de encubrir a Karadima

La declaración completa leida en conferencia de prensa:

Nos queremos referir a los dichos del Papa Francisco hoy en Iquique, Chile, respecto de las acusaciones en contra del Obispo Juan Barros, por haber encubierto los abusos sexuales del sacerdote Karadima. El Papa dijo hoy: “el día que me traigan una prueba en su contra, ahí veré. Lo demás son calumnias”.

Durante los 15 años que ha durado este proceso, hemos ido siempre con la verdad por delante. Hemos tratado con sumo respeto a todos los involucrados, incluso al sacerdote Karadima, a pesar de lo difícil que ha sido. Reconocemos que el dolor nos traicionó algunas veces.

Sin embargo, esperamos que fueran los tribunales de justicia quienes se pronunciaran sobre la culpabilidad del sacerdote Karadima. Y así fue, tanto la corte de Apelaciones como el Vaticano.

Hoy, el Papa llama calumnias a nuestras afirmaciones de encubrimiento del Obispo Barros. Una calumnia, como lo hemos conversado con nuestro abogado, es la imputación de un hecho falso. Esto es grave y no podemos aceptarlo por lo siguiente:

1. El Obispo Barros formó parte, durante casi 40 años, del círculo íntimo del sacerdote Karadima, condenado por la Iglesia por abusos sexuales a menores y mayores de edad. Abuso de consciencia, de poder y manipulación. Y por haber creado un grupo sectario, la Pía Unión Sacerdotal, que luego fue disuelta por la propia Iglesia. Nadie ha desmentido la participación del Obispo Barros a dicho círculo. Ni siquiera él.

2. Nosotros, y otros testigos, hemos declarado la presencia del Obispo Barros durante los abusos psicológicos y los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Karadima.

3. En la causa, y gracias a múltiples testimonios, se sabe que los miembros de la comunidad del Bosque, estaban en conocimiento de los abusos del sacerdote Karadima.

4. Siendo el Obispo Barros tan cercano al sacerdote Karadima, y durante tanto tiempo, sabía de los abusos. A pesar de esto, nunca denunció al sacerdote. Ni por abusos de consciencia ni abusos sexuales.

5. Hay testigos que indican que enviaron al Cardenal Fresno, entones Arzobispo de Santiago, una carta acusando al sacerdote Karadima, ya en los años 80, por sus abusos. El secretario personal del cardenal era el propio Obispo Juan Barros. Él se ocupó de eliminar esta carta. Estas pruebas están en la causa y en el fallo de la Ministra Jessica González.

6. El Obispo Barros, después de haberse hecho pública la acusación contra Karadima viajó al Vaticano, junto a los Obispos Arteaga, Koljatic y Valenzuela para reunirse con Monseñor Ladaria Ferrer, entonces secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, para intentar blindar al sacerdote Karadima y desacreditarnos a nosotros a través de decenas de cartas de sacerdotes y Obispos cercanos a él. Esta información hoy es pública.

7. El año 2015 el Papa Francisco da cuentas de su conocimiento de la compleja situación del Obispo Barros en Osorno, con una carta al Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, donde afirma que quiso aceptar el retiro del Obispo Barros y de los otros Obispos formados por Karadima, enviándolo a un año sabático, pero que el Nuncio no lo habría permitido.

8. Ese mismo año, meses después, se hace público un video del Papa donde trata a la comunidad católica de Osorno de tonta, y de dejarse influenciar por zurdos.

9. En ese momento, además, el Papa afirma enfáticamente que hubo una acusación en contra de ese obispo y que dicha acusación habría sido desacreditada por una corte judicial.

10. Sorprendidos, pedimos al Papa, través de un exhorto que nos diera a conocer dicha causa desacreditada.

11. El Papa no respondió a este exhorto enviado por la Corte Suprema.

12. Hoy el Papa dice que no hay una sola acusación, siendo que había dicho antes que una corte judicial había desacreditado una acusación. Entonces, ¿hay acusación y fue desacreditada, o no hay acusación?

13. El Papa Francisco desaprovechó una gran oportunidad: la de escuchar a la comunidad de Osorno y a quienes hemos afirmado que el Obispo Barros había encubierto los abusos de Karadima, con pruebas a la vista como las que durante años hemos entregado.

14. El Papa ha desoído todos estos hechos y nos ha acusado de faltar a la verdad, de decir calumnias.

15. Hoy vimos incluso a un Obispo – Ignacio González – actuando de manera matonezca y maltratar públicamente a una periodista que intentaba entrevistar al Obispo Barros.

16. Todo esto es grave y creemos que, finalmente, revela un rostro desconocido del Pontífice y de gran parte de la Jerarquía de la Iglesia.

17. Durante años hemos luchado en contra del abuso sexual y psicológico por parte de miembros del clero y por cualquier persona.

18. Lo que ha hecho el Papa hoy es ofensivo y doloroso, y no sólo con nosotros, sino contra todos quienes luchan por crear contextos menos abusivos y más éticos en lugares como la Iglesia Católica. También confirma que aún hay mucho por hacer, y seguiremos en este camino.

19. Es necesario que las palabras de perdón, vergüenza y dolor que ha expresado el Papa durante su visita a Chile se transformen en acciones concretas, para erradicar de las filas de la Iglesia a todos quienes se han aprovechado de la asimetría de poder que les da su ministerio y han abusado sexualmente de niños, niñas, jóvenes y personas vulnerables. Y también a todos quienes han encubierto activa o pasivamente estos abusos.

20. Esto no es una cruzada en contra de la Iglesia Católica. Tenemos una relación cercana con muchos sacerdotes, religiosos y religiosas que se juegan cotidianamente por la verdad y la justicia dentro y fuera de la Iglesia.

21. Nuestra lucha es contra el abuso sexual, el encubrimiento y silenciamiento de estos abusos.

22. Por esta razón, es inaceptable lo que hoy ha dicho el Papa Francisco en referencia a nuestra causa y nuestra lucha. Es ofensivo para nosotros y para todos quienes han sufrido abuso, en particular abuso clerical. También para quienes estamos luchando contra el abuso sexual y psicológico cometido a niños, niñas y adolescentes.

23. No aceptamos amedrentamientos de nadie, por poderoso que sea.







Temas relacionados

Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico   /    Abusos sexuales   /    Jorge Bergoglio   /    Vaticano   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO