Sociedad

san martin-tres de febrero

Vecina de barrio Esperanza: "Valenzuela prometió chapas para callar nuestras voces"

Docentes de la zona realizaron donaciones. La precariedad, angustia y la bronca en la que viven hace décadas.

Nahuel Pilarche

Delegado SUTEBA-Docente y miembro de la Comisión de Impresores de la E.E.S.T. N°2 “Tres de Febrero”

Martes 23 de junio de 2020 | Edición del día

1 / 2

El jueves por la tarde y el sábado al mediodía de la semana pasada un grupo de docentes
de Impresores La Técnica junto a delegados de la Marrón San Martín - Tres de Febrero y
de la modalidad de adultos 701 y 704 se acercaron al barrio la Esperanza a llevar
donaciones solidariamente, producto de un campaña que lanzaron, para juntar artículos de higiene personal y del hogar: pañales, ropa, alimentos, etc para las familias que sufrieron un incendio hace quince días y perdieron lo poco que tenían.

Los docentes conversaron con madres y estudiantes de la Técnica 2, Técnica 3 y del
Rivadavia acerca de la situación que viven cotidianamente y que luego del incendio en el barrio se acrecentó "Cuando vino el municipio de Valenzuela nos prometieron chapas para callar nuestras voces pero venimos reclamando desde hace mucho tiempo una vivienda digna con todos los servicios básicos" Dijo Aylen, hija de una las afectadas. 

También comentaron que el barrio no tiene acceso al agua potable y cuando hay, la
presión no alcanza para todos. Cuando fue el día del incendio, los bomberos "no pudieron ingresar porque no hay calles. Y como no hay presión de agua, se hizo imposible apagarlo" el gas brilla por su ausencia.

Aylen, una mamá del Rivadavia comenta “los días de lluvia la mayoría de los chicos que viven en esta parte del barrio no asiste a clases porque no se puede salir, es un barrial, se inunda cada dos por tres ya que es una pendiente que desemboca en el arroyo Morón. No hay ni un caminito de cemento para salir a las escuelas o al trabajo"

¿Clases virtuales y basura cero en las barriadas populares?

"¿Acceso a internet? en mi caso no tengo para pagar la factura, por lo tanto mi hija no puede continuar con la clases virtuales. Si pago la deuda no como" Así nos encontramos muchas familias en las mismas condiciones "Esto, el municipio ni la provincia no lo ve o hace que no lo ve.”

Un vecino que vive lindero al arroyo Morón contó que los camiones de basura, cuando no se paga el canon del basural del autopista del ’Buen Ayre’ van a la puerta de su casa. “¡Necesito que el municipio deje de tirar basura en nuestro barrio!" exclamó.

En ese sentido decían que tampoco pueden sacar sus residuos del barrio porque no hay calles "¿Dónde tiramos la basura entonces? No se aguanta más el olor durante el día y la noche, esto trae enfermedades y ratas. Lo mismo que con los mosquitos, el dengue, dicen que desinfectan pero acá no pasó ni un raid (en alusión al insecticida). El otro día tenía una nube de mosquitos en mi cabeza, esto es raíz del basural y el arroyo Morón que está lleno de basura. También está el desarmadero de autos pegado al barrio"

Te puede interesar: Los “Impresores de La Técnica” donaron mascarillas a los Hospitales Carrillo y Castex

Los testimonios son desoladores. A medida que pasa el tiempo y avanzan las historias, se nos eriza la piel.Nos gana la ira y la convicción de que este sistema putrefacto nada bueno tiene para ofrecer a decenas de familias que viven en el abandono de los gobiernos demagógicos y cínicos que hablan por televisión o sus redes sociales con ropas que valen lo que estas familias gastan para comer en un mes. Familias que viven sobre los desechos cloacales del distrito, mientras ellos no tienen cloacas.

Para volver a construir sus viviendas y dar respuestas concretas a lo que las familias
necesitan y reclaman hace décadas, es necesario un plan de vivienda y obra pública de emergencia. Para ello es necesario y urgente que se apruebe el proyecto del impuesto a las grandes fortunas presentado por el Frente de Izquierda Unidad para que entre otras medidas se construyan 100 mil viviendas para que por ejemplo las familias del barrio La Esperanza cuenten con construcciones de calidad y acceso a los servicios básicos. Un plan de urbanización permitiría a las familias que no haya basurales a cielo abierto y puedan acceder entre otras cosas al acceso a internet, hoy tan necesario en el barrio para la continuidad escolar.
 
Porque sus vidas, nuestras vidas valen e importan hay que organizarse y dar pelea junto a los trabajadores las mujeres, la juventud y los desocupados para que las prioridades se inviertan. A eso apostamos con los plenarios zonales de trabajadores

Te puede interesar: Tres de Febrero: sin testeos a casos sintomáticos y demoras de más de 10 días en entregar resultados







Temas relacionados

Desidia estatal   /    Solidaridad   /    Barrios   /    Docentes   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO