Sociedad

SISMO EN MÉXICO

Van 180 muertos en la Ciudad de México: el sismo es natural, la tragedia no

En la mañana de este domingo 24 de septiembre, se dio a conocer que entre los fallecidos se cuentan hasta el momento 119 mujeres y 61 hombres, del total 28 eran menores.

Domingo 24 de septiembre | 13:40

A su vez, según el gobierno de la Ciudad de México, 69 personas han sido rescatadas de edificios colapsados por el sismo y 37 han sido hospitalizadas.
Se recibieron más 11,200 solicitudes de revisión de inmuebles, de las cuales se atendieron 7,649 en las delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Coyoacán, Tlalpan, Xochimilco e Iztapalapa.

De los inmuebles ya revisados, según el informe oficial, 6,640 no tienen ningún tipo de daño, 688 deben permanecer desocupados mientras se hacen reparaciones y 321 requieren segunda verificación porque el primer dictamen señala que no son habitables.

Los edificios colapsados no estaban preparados para resistir un temblor de magnitud aunque fueron edificados en una zona sísmica y ya tenían daños en algunos casos. En otros casos, se trataba de edificios nuevos, como el Residencial San José, en la colonia Portales.

Residencial San José, colonia Portales. Menos de dos años de ser inaugurado.

Además están aquellos inmuebles que parecen estar abandonados desde el temblor de 1985 –aunque es posible que personas indigentes se refugien allí-, están con daños y ahora resultaron gravemente afectados. Por décadas, ni el gobierno de la Ciudad de México ni los propietarios realizaron la demolición. Ahora, están en riesgo de derrumbe. Constituyen una verdadera bomba de tiempo. Es el caso, por ejemplo, del edificio ubicado en la esquina de Insurgentes y Niza.

Edificio en Niza e Insurgentes. Daños estructurales

Claro que la Ciudad de México es una zona sísmica. Pero existen técnicas y tecnologías aplicadas a la construcción que sirven para minimizar los daños que provocan los temblores, y no se han aplicado.

Fueron las constructoras que llevaron a cabo las edificaciones. Fueron las autoridades de las sucesivas administraciones de la Ciudad de México las que otorgaron los permisos y habilitaron el uso de esos edificios. Fueron los propietarios de los inmuebles quienes en muchos casos los rentaron aunque eran potencialmente peligrosos. Fueron los empresarios y gerentes que hacían operar sus empresas en edificios riesgosos. A todos los movió la sed de ganancias y de incrementar sus fortunas personales, la voracidad capitalista que arremete contra la vida.

Los sismos son fenómenos naturales impredecibles, sí. Las tragedias como ésta, que dejaron más de 300 muertos en todo México, no lo son.






Temas relacionados

Sismo 2017   /   Ciudad de México   /   Terremoto   /   Sismo   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO