Mundo Obrero

TODOS EL 19 AL ACTO DEL FIT

El clasismo va a Atlanta

Cómo no vamos a entusiasmarnos los luchadores obreros con el acto que prepara el Frente de Izquierda para este 19 de noviembre. Vamos con los que quieren echar a la burocracia y que el ajuste lo paguen los capitalistas.

Raúl Godoy

Dirigente ceramista y diputado del PTS-FIT | Neuquén

Viernes 11 de noviembre | Edición del día

Cómo no vamos a entusiasmarnos los luchadores obreros con el acto que prepara el Frente de Izquierda para este 19 de noviembre.

¿Hace cuánto que la izquierda clasista no se propone llenar un estadio para que se sientan nuestros reclamos y nuestra bronca?

Cómo no vamos a invitar a nuestros compañeros y compañeras de trabajo, y a quienes conocimos acompañando otras luchas, si estamos orgullosos de quienes van a colmar el escenario y las tribunas. De los diputados que cobran como una maestra, de las mujeres y jóvenes que se rebelan, pero también de los miles de luchadores y luchadoras que se plantan todos los días ante las patronales y la burocracia.

Allí estaremos los militantes del PTS-Frente de Izquierda junto a miles de delegados y trabajadores de más de 60 gremios, desde Jujuy a la Patagonia, con quienes compartimos tradiciones, banderas y la apasionante pelea por seguir construyendo una corriente clasista en el movimiento obrero.

Vamos con nuestras tradiciones.

En Atlanta estaremos los obreros sin patrón. Los trabajadores de Zanon que hace 15 años dijimos “que la crisis la paguen los capitalistas” y tomamos la fábrica para producir bajo gestión obrera. Los que con ese “pequeño ejemplo” le demostramos a miles en todo el mundo el enorme poder y creatividad de nuestra clase. Estaremos junto a nuestros hermanos de MadyGraf, que sostuvieron 200 puestos de trabajo abrazando la bandera de “familias en la calle nunca más”, con quienes ahora encabezamos una campaña internacional en defensa de las gestiones obreras.

Estará mi compañero Claudio Dellecarbonara, que tomará la palabra, junto a decenas de combativos trabajadores del subte. Los que conquistaron hace muchos años las 6 horas por su trabajo insalubre y siguieron organizándose contra la burocracia de la UTA. Los que hoy defienden esas tradiciones contra los dirigentes que las abandonaron.

Pero Claudio y mis compañeros también tienen otra tradición: la defensa de los más precarizados. Nuestras agrupaciones tienen el orgullo de tener decenas de dirigentes que han sido despedidos y luego reincorporados por haber defendido a contratados y tercerizados, peleando por su pase a planta permanente. Es la misma tradición de mis compañeros ferroviarios que fueron protagonistas de la lucha del FFCC Roca en 2012, igual que los telefónicos, aeronáuticos, metalmecánicos, alimenticios, estatales, del neumático y de cada gremio donde tenemos presencia.

Estarán mis compañeros que fueron parte del llamado “sindicalismo de base” y de aquel proceso de recuperación de comisiones internas y cuerpos de delegados. Pero que además fueron protagonistas de durísimas luchas contra las patronales y el gobierno. Desde Jabón Federal en 2006, pasando por Mafissa y el histórico conflicto contra la multinacional Kraft en 2009. Esta tradición combativa que nos llena de orgullo y tiene uno de sus hitos en la enorme lucha de Lear, el “conflicto más importante de 2014” según el mundo empresario. Los “Indomables” que encabezados por sus delegados recorrieron nueve meses de lucha, cortando decena de veces la Panamericana, enfrentando a la Gendarmería, la Bonaerense, el SMATA y la multinacional yanqui.

Estarán mis compañeros de Mondelez Victoria que hace días recuperaron su comisión interna, para darle nuevo impulso a una corriente antiburocrática en la Alimentación junto con los compañeros de Pepsico, Kraft, Fel Fort y otras fábricas. Así como hacemos en tantos otros gremios e hicimos los ceramistas en Neuquén. Porque peleamos por recuperar nuestras organizaciones y transformarlas en herramientas de lucha, democráticas, independiente de los patrones y los distintos gobiernos. Donde la asamblea sea soberana y los dirigentes sindicales cobren como cualquier trabajador y tras su mandato vuelvan al trabajo, como hice yo y mis compañeros.

De esa tradición estamos orgullosos. Como también de nuestra participación, junto a compañeros de otras corrientes, en el SUTNA Nacional, el SOECN, los SUTEBA combativos y otras seccionales docentes.

Estarán mis compañeras, y compañeros, que levantan bien alto los derechos de las mujeres trabajadoras. Que defendieron a las contratadas de PepsiCo a costa de la persecución, que pararon Kraft contra el acoso de los líderes, que organizan comisiones de mujeres para pelear por condiciones de trabajo y contra la violencia machista, como hicimos este 19 de octubre parando en muchos lugares de trabajo.

También mis compañeras docentes y estatales, que hace años luchan por sus derechos pero también en defensa de la educación y la salud públicas.

Estaremos los que nos rebelamos para no dejar más la vida en las fábricas, todos “rotos”. Que paramos Zanon, Kraft y el Subte cuando la avaricia patronales consumió la vida de nuestros compañeros. Y los que estamos convencidos de que la clase obrera no se podrá liberar si no levanta las demandas de los sectores más explotados. Por eso estaremos en Atlanta los que rompimos el cordón policial para abrazarnos a nuestros hermanos inmigrantes que arriesgaban su vida por un techo en el Parque Indoamericano.

Estaremos, más que nunca después del triunfo del derechista Trump, los que denunciamos y enfrentamos a las multinacionales imperialistas, como PepsiCo, Kraft, Shell, VolksWagen, Lear, Donnelley, Coca-Cola, Chevron.

Estaremos los que, en estos momentos, impulsamos y apoyamos cada lucha que se da contra el ajuste de Macri y los gobernadores.

Vamos con nuestras banderas

Esas tradiciones las fuimos forjando mientras defendíamos un programa clasista y peleábamos por los reclamos obreros y populares. Atlanta será una tribuna para que nuestras luchas se hagan sentir. Y para levantar bien alto las banderas y el programa que defienden nuestras agrupaciones clasistas:

- para que la crisis la paguen los empresarios. Para rechazar los tarifazos, los despidos y suspensiones, los sueldos de hambre. Por la reapertura de las paritarias y un salario que cubra la canasta familiar, actualizado por la inflación real. Por el reparto de las horas de trabajo sin rebaja salarial.

- por el pase a planta permanente de los tercerizados y contratados, el pase a convenio y jornada completa como reclaman los cooperativistas. Por la unidad de las filas obreras, contra la división que imponen las patronales y la burocracia: efectivos y precarizados, nativos y extranjeros, hombres y mujeres.

- en defensa de las gestiones obreras. Por la expropiación de MadyGraf y otras cooperativas que lo reclaman, por subsidios para renovación tecnológica y compra de la producción para cubrir las necesidades sociales.

- por la expropiación y nacionalización de todas las empresas que saquean nuestros recursos naturales, bajo administración de sus propios trabajadores.

- por sindicatos combativos y democráticos, independientes del Estado, donde haya plenos derechos para las minorías y los dirigentes vuelvan a trabajar tras ocupar el cargo.

- por los derechos de las mujeres en general, y trabajadoras en particular, así como de las personas LGTB y de todas las libertades democráticas.

- por la defensa del derecho de huelga y contra la criminalización de la protesta.

- basta de dejar la vida trabajando. Por comisiones obreras de seguridad e higiene en todas las empresas; por la jornada de 6 horas en el transporte y los trabajos insalubres.

Luchamos codo a codo junto a todos los que quieren enfrentar el ajuste y los ataques. Pero somos conscientes de que las alianzas por arriba para lograr cargos, sin hacer verdaderas organizaciones militantes, no son el camino para que avance la influencia y organización de la izquierda. Por eso, con estas tradiciones y programa, somos parte de la fuerza militante obrera más numerosa de los sectores combativos y antiburocráticos, con militancia en más de 60 gremios de las más importantes ciudades del país. Nuestras agrupaciones se referencian en el Frente de Izquierda y promovemos candidaturas obreras, para que los trabajadores no nos quedemos solo en nuestros reclamos gremiales y levantemos una salida política de independencia de clase. Con esa convicción, como militante del PTS y dirigente ceramista, hoy soy legislador en Neuquén; y con esa convicción cobro el sueldo de una docente y el resto lo dono a fondos de huelga y causas populares, y he vuelto a dar una mano en la producción de Zanon.

Vamos con nuestras propuestas

Los trabajadores no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras avanza el ajuste, mientras las cúpulas sindicales mantienen la tregua como la CGT, o impulsan medidas aisladas como la CTA. Tampoco podemos dejarnos llevar por las falsas promesas de quienes hoy votan las leyes de Cambiemos o aplican el mismo ajuste donde gobiernan, como Massa y el Frente para la Victoria.

Por eso queremos salir a la cancha con el Frente de Izquierda. Para que se escuchen nuestros reclamos y poner en pie la resistencia. Para volver más fuertes a nuestros lugares de trabajo a exigirle a las centrales sindicales un paro nacional activo y un plan de lucha por todos los reclamos obreros.

Pero además, para ser parte de la construcción de una fuerza social y política que le dispute la clase obrera al peronismo. Porque no alcanza con luchar por nuestros reclamos más inmediatos, que mañana vendrán otros a quitarnos. Porque estamos convencidos de que vale la pena dedicarle nuestro tiempo a militar para que los trabajadores podamos construir nuestro propio partido. Porque solo si gobernamos los trabajadores podremos terminar con un sistema capitalista que solo puede ofrecernos más guerras, explotación y miseria.

Vamos a Atlanta con estas tradiciones y estas banderas.




Temas relacionados

#EnDefensaDeZanonYMadyGraf   /    #ElFITenAtlanta   /    Zanon   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO