REPRESIÓN EN EL CONGRESO

[VIDEO] Gravísimo: Policía de la Ciudad tira piedras contra comercios y culpa a manifestantes

La Izquierda Diario accedió a imágenes reveladoras registradas durante la detención de nueve trabajadores del Astillero Río Santiago, SUTEBA y ATE, entre otros. Dialogamos con miembros del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, que participan de la defensa a los manifestantes detenidos.

Jueves 1ro de noviembre de 2018 | Edición del día

Gravísimo: Policía de la Ciudad tira piedras y acusa a manifestantes - YouTube

El paquete que se le atribuye a los manifestantes detenidos como los organismos de derechos humanos siempre denuncian, no abarca solamente los delitos imputados, como es en este caso “atentado y resistencia a la autoridad agravados por el uso de armas, o por cometerse entre más de dos personas”, “daños”, o “lesiones”.

Consultado por este medio, Matías Aufieri, del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), relató que “algunos de los delitos imputados, como el de daños, directamente fue provocado por la policía mientras los trabajadores estaban esposados. Se advierte claro en el video que circula. A los pocos minutos, los mismos policías le pidieron especialmente a la dueña del bar apedreado que denuncie a los manifestantes”. La diputada y referente del mismo organismo, Myriam Bregman, que también fuera reprimida junto a otros diputados en esa jornada en las puertas del Congreso, agregó que “leer cómo comenzó a construirse esta causa y luego ver las imágenes que están trascendiendo, genera una indignación y un repudio que tenemos que llevar hasta las últimas consecuencias, más allá de lo que el Poder Judicial se digne a investigar”.

A las y los detenidos del 24 de octubre, el fiscal Federico Tropea de la Justicia Penal de la Ciudad les imputa el conjunto de los hechos denunciados por la propia Policía de la Ciudad, presuntamente ocurridos en distintos horarios y lugares, y claro, sin elementos de prueba.

Desde el CeProDH agregan que “al ser distintos hechos los que le quieren endilgar a los compañeros, les imputan un concurso real de delitos, es decir, que cada uno de los delitos imputados acumulan su monto máximo de pena y esa suma es el lapso de tiempo durante el cual la causa penal puede mantenerse abierta sin que prescriba la acción. El paquete incluye atribución de delitos cometidos por la policía, pruebas plantadas, y detenciones producto de una abierta cacería. La calle Hipólito Yrigoyen se convirtió en un coto de caza policial por excelencia. Arrancan en Congreso con sus motos hasta la 9 de julio, baleando, gaseando, atropellando, deteniendo y apaleando manifestantes o simples transeúntes. Lo vimos en diciembre y lo vemos nuevamente ahora”.

En el cruce de esa calle y Tacuarí, el 18 de diciembre arrinconaron a Alejandro Rosado, le dispararon postas de goma a quemarropa cuando estaba en el piso, y por si no fuera suficiente, el policía Dante Barisone subió su moto a la vereda para pasarle por encima al joven ya herido en el piso.

Este represor feroz sólo va a ser juzgado porque afortunadamente fue filmado por un particular desde un edificio. Ni siquiera así se verificó quién de sus secuaces llenó de perdigonazos a Rosado en el suelo. La acción sistemática de la Policía baleando y gaseando a decenas de miles de manifestantes para vaciar la Plaza de los Dos Congresos está naturalizada por el Poder Judicial, sea éste local o federal. Si videos particulares cobran trascendencia, algún miembro policial puede llegar a ser investigado, pero los jueces ponen su foco en quien se defiende arrojando alguna piedra, no a los que balean a discreción arrancándole ojos a manifestantes. Ningún policía está imputado desde diciembre pasado hasta hoy por disparar en la Plaza al rostro de los manifestantes.

Este accionar es facilitado por el complemento de los medios afines que construyen la noticia de “automovilistas inocentes a los que manifestantes le rompieron el auto”, o “comerciantes que sufrieron roturas de sus negocios”. No sorprende entonces, que si cuentan con predisposición mediática, la maldita policía y el gobierno de Cambiemos abonen a este sentido común montando enteramente aquellas situaciones.

Consultados por La Izquierda Diario, varios comerciantes, testigos de lo ocurrido el pasado 24 de octubre en Yrigoyen al 1200, confirman el marco de las imágenes que se difunden en este artículo. Fueron los propios efectivos policiales que llegaron con sus motos a cazar a los trabajadores del Astillero Río Santiago, y mientras algunos golpeaban a los detenidos en el piso, otros intimidaban a piedrazos a los que filmaban su accionar. Y de yapa, se lo cargaron en la cuenta a los detenidos.

Del desarrollo de la causa penal abierta el pasado miércoles 24 se sabrá si avanzan en causas armadas contra los manifestantes, incluidos los extranjeros detenidos, que son objeto de una campaña transversal de odio derechista y xenofobia, o si es juzgado el vergonzoso y criminal accionar policial impulsado por los ministros Bullrich y Ocampo.







Temas relacionados

Presupuesto 2019   /    Policía de la Ciudad   /    Patricia Bullrich   /    Congreso Nacional   /    Represión   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires

Comentarios

DEJAR COMENTARIO