Política Estado Español

CASO NÓOS

Urdangarin, cuñado de Felipe VI, ingresa a la cárcel de Ávila

El cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, ingresó este lunes a las 8.13 horas de la mañana en prisión para cumplir una pena de cinco años y diez meses de cárcel por corrupción.

Lunes 18 de junio

FOTO: EFE/ Cati Cladera

Esta sentencia supone una rebaja de parte del Tribunal Supremo de cinco meses con respecto de la pena que le impuso la Audiencia de Palma por el caso Nóos el 17 de febrero de 2017.

Te puede interesar: Aunque Urdangarin vaya a prisión la justicia no es “igual para todos”

Urdangarin, esposo de la Infanta Cristina, ingresó en la pequeña cárcel de Brieva, en la provincia castellana de Ávila, limítrofe con Madrid.

Urdangarin, que llegó anoche al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas procedente de Ginebra (Suiza), donde residía con su esposa y sus cuatro hijos, podía elegir el centro penitenciario para cumplir la condena.

La prisión de Brieva, es una cárcel de mujeres que dispone de un pequeño módulo de hombres que hasta ahora se encontraba vacío. Se trata de la misma cárcel en la que penó su condena Luis Roldán, exdirector general de la Guardia Civil, en un pabellón en el que estuvo prácticamente solo.

situada a 7 kilómetros de la ciudad de Ávila, se construyó en 1989 y, con 43.540 metros cuadrados, es un centro de pequeño tamaño con 162 celdas y 18 complementarias, según datos de Instituciones Penitenciarias.

El Supremo, que redujo en cinco meses la pena de Urdangarin, ratificó la semana pasada la condena inicial por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, pero lo absolvieron de falsedad en documento público.

Es la primera vez en la historia moderna de España que un pariente de un monarca entra en la cárcel, tras un mediático proceso judicial que ha durado doce años.

El ingreso en prisión de Urdangarin ha coincidido con la estancia de los reyes de España en San Antonio (Texas), a 8.300 kilómetros de Madrid, donde hoy terminan su visita y viajan a Washington para reunirse este martes con el presidente de EEUU, Donald Trump, y su esposa, Melania.

Tanto la infanta como su esposo fueron apartados de toda actividad institucional a finales de 2011, días antes de que Urdangarin resultara imputado.

Posteriormente, dejaron de ser miembros de la familia real tras la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI, el 19 de junio de 2014, cuando la infanta pasó de ser hija a hermana del jefe del Estado.

Urdangarin aún puede pedir el indulto, pero eso no lo ha librado de ingresar a prisión ya que este se puede resolver después de su entrada, o puede intentar un recurso de amparo al Tribunal Constitucional que sin embargo no tiene muchos visos de prosperar.






Temas relacionados

Iñaki Urdangarin   /   Política Estado Español   /   Rey Felipe VI   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO