Juventud

EDITORIAL

Universidad del Comahue: ¿qué es lo que está en juego en la lucha contra la CONEAU?

Poco más de una semana pasó desde que el Consejo Superior de la UNCO habilitó la acreditación de todas las carreras a la CONEAU. Asambleas, cortes, permanencia... ¿Qué es lo que está en juego?

Esteban Martino

Estudiante Geografía | Universidad Nacional del Comahue

Lunes 23 de abril | 16:13

Quizás cuando el pasado 12 de abril, 18 Consejeros Superiores con el aval del rector votaron sin ningún debate previo habilitar la acreditación de todas las carreras del Comahue a la CONEAU, no creyeron que desatarían una asamblea de más de 350 personas.

Horas después de terminar la permanencia en el rectorado el pasado jueves 19, el rector Gustavo Crisafulli anunció por Radio Universidad CALF que convocaría a una sesión extraordinaria del Consejo Superior. No hay que depositar ninguna confianza en el rectorado. La tarea principal es masificar la lucha.

Te puede interesar: “UNCo: masiva asamblea interfacultades rechaza la LES y la CONEAU”

Un ataque a la educación pública de conjunto

En estos días miles de estudiantes escucharon hablar por primera vez de la CONEAU y la LES. Justamente, en eso se apoyó el rectorado para avanzar. En eso, y en el clima del momento.

La votación del Superior se da en el marco de un ataque a la educación pública en todo el país. Semanas atrás, la Secretaría de Políticas Universitarias recortó $3.000 millones de pesos al presupuesto universitario nacional. En la Ciudad de Buenos Aires, el macrismo quiere liquidar 29 institutos terciarios, después de intentar implementar las pasantías gratuitas a los secundarios. En la región, la crisis educativa es evidente. En Río Negro, el gobierno de Weretilneck avanzó con una reforma educativa, mientras Gutiérrez hace lo propio en Neuquén. Siempre respetando el legado neoliberal y los mandatos del Banco Mundial. Las escuelas se caen a pedazos y faltan bancos y mobiliario. Más de 400 niños de Centenario están sin vacante en jardines iniciales. Las y los estudiantes terciarios cursan en edificios prestados y con problemas edilicios. Mientras tanto, la huelga docente en Neuquén lleva casi 25 días de paro, y se profundiza frente a la respuesta del Gobierno de un inaceptable 6% de aumento salarial.

Hoy que la gran mayoría de la población rechaza los tarifazos, queda claro que mientras millones fueron a parar a los bolsillos empresarios bajo la forma de subsidios, mientras invierten millones en el envío de 800 gendarmes a la Patagonia para criminalizar al pueblo mapuche y la protesta social, los sucesivos gobiernos desfinancian la educación. Es lo que pide la banca internacional, junto al pago de la creciente deuda externa.
El gobierno de Macri utiliza el ajuste presupuestario como una habilitación a la CONEAU: con la CONEAU, podrían decir, vendría la "lluvia de financiamiento".

Nada de eso: con la CONEAU avanza la mercantilización, la violación de la autonomía universitaria, la degradación de las carreras de grado, las restricciones al ingreso y la ingerencia privada.

Te puede interesar: "Siete claves para entender qué es la CONEAU"

Del convenio con Zanon, al convenio con Chevron

En la Universidad del Comahue tenemos un claro ejemplo de lo que implica el avance de la CONEAU.

Cuando los aires eran de lucha en las calles, de un movimiento estudiantil de pie junto al movimiento obrero, cuando hasta el Superior tuvo que sesionar en el puente Neuquén - Cipolletti, esta Universidad firmó un convenio marco con el Sindicato de Obreros y Empleados Ceramistas de Neuquén (2002). En ese convenio, la UNCo se comprometía a defender la gestión obrera de Zanon, y los ceramistas, como lo venían haciendo, a defender la Universidad Pública. Fue un ejemplo de unidad obrero - estudiantil, no solo en las calles, sino en el compromiso de pelear en común para que el conocimiento que se produce en nuestras facultades no esté al servicio de las ganancias empresarias sino de las necesidades de los trabajadores y las mayorías populares.

En el 2004 la lucha estudiantil conquista la ordenanza 738 que impide las acreditaciones a CONEAU.

Te puede interesar: "¿Qué fue la lucha de la Universidad Nacional del Comahue del 2004?"

Sin embargo, por medio de fallos de la justicia federal, las acreditaciones avanzaron en 10 de las 75 carreras de la UNCo. La Facultad de Ingeniería lleva la delantera, con 6 carreras acreditadas. ¿Qué ocurre hoy en Ingeniería? La Facultad se convirtió en un apéndice de las petroleras, que recurren a la misma buscando abaratar los costos de la extracción de hidrocarburos, contratando sus servicios, y usufructuando mano de obra gratuita por medio de pasantías. Y así fue como la UNCo pasó del convenio con Zanon, al convenio con Chevron.

La injerencia de las petroleras

Los convenios son innumerables. Pero es importante pasar en limpio algunos de ellos para entender hasta dónde llega la intervención de las empresas en el diseño de las políticas universitarias.
En el año 2011, el Consejo Directivo de Ingeniería aprueba la resolución N° 268, suscribiendo un convenio con la yanqui Chevron, Pan American Energy (de capitales británicos, chinos y del grupo Bulgheroni), Tecpetrol (del grupo Techint), Pluspetrol (Poli), Petrobras (hoy propiedad de Pampa Energía) e YPF S.A (en ese momento, mayoritariamente de Repsol).

Para 2013 la UNCo acepta donaciones de la empresa francesa Total Austral (que realiza el fracking en toda la región, pero lo tiene prohibido en su país) y de la estadounidense Apache (responsable de la contaminación en la comunidad en que falleció la logko Cristina Lincopan).

Un año después, en 2014, el financiamiento externo de Ingeniería llegó a los 2 millones de dólares (el equivalente hoy a 40 millones de pesos).

En el año 2015, el rector kirchnerista Gustavo Crisafulli, firmó un acuerdo para que la UNCo pasara a formar parte del “Clúster Vaca Muerta”, junto a empresas privadas y los gobiernos provincial y nacional.
Durante todo el 2016, el decano de Ingeniería, Canzonieri, autorizó el gasto de millones de pesos a favor de las firmas TRYSE, Quimisur, Bolland & Cia SA, ANDES TRACER, EAT ARG S.A., entre muchas otras, en el marco de operaciones en los yacimientos.

El año pasado, el Superior aprueba la Ord. N°876, legalizando el convenio firmado entre Crisafulli y uno de los Mindlin, empresarios amigos de Macri, dueños de Pampa Energía, uno de los pulpos energéticos beneficiados con los tarifazos que en 2017 tuvo ganancias por $ 5.670 millones. Pampa Energía, por otra parte, está vinculada al grupo Tavistock, del empresario usurpador de lagos patagónicos, Joe Lewis.

Todos estos acuerdos son la expresión de que la injerencia de las empresas, objetivo inicial de la LES, ya es un hecho, que modifica e interviene sobre los contenidos de los planes de estudio en las Facultades que acreditaron. Es la "gran política" de las autoridades de la UNCo. La producción de conocimiento, está orientada a favorecer la ganancia capitalista de las empresas que saquean nuestros recursos naturales, contaminando cielo, tierra y agua, desplazando comunidades mapuches, multiplicando la desigualdad en la región.

Hay que ponerle un freno a la acreditación

Con las primeras acciones estudiantiles, la propia decana de la Facultad de Humanidades, la kirchnerista Beatriz Gentile, tuvo que votar una declaración rechazando lo que ella misma había votado, la suspensión del artículo 3 de la Ord. 738/04 que impedía las acreditaciones a CONEAU. El rector habló de una reunión extraordinaria del Superior. Pero los estudiantes no podemos confiar. El propio Crisafulli sostiene que su política fue, es y será la acreditación, algo que también plantea el grueso de los candidatos a rectores que el próximo 19, 21 y 22 de mayo disputarán la conducción de la UNCo.

El argumento de que una "asamblea" de Biología en Bariloche votó a favor de la acreditación a CONEAU, se desmorona al conocer que esa "asamblea" orquestada por las autoridades del CRUB (Centro Regional Universitario Bariloche), fue en 2016. Que "no entregan los títulos" es otro argumento extorsivo: si el gobierno lo utiliza para impulsar la acreditación, urge la denuncia al Ministerio de Educación Nacional, como hicieron los estudiantes de Ingeniería en 2005, que movilizados consiguieron el compromiso de que los títulos fueran entregados en tiempo y forma aunque no acreditaran.

Las agrupaciones estudiantiles como la CEPA, el MILES, la Mella, el FEI o Resistencia Sur, y el Encuentro para el Cambio Universitario (ECU), no quieren enfrentar seriamente este plan del gobierno y las autoridades. Por eso proponen salidas que no hacen más que abrir la puerta de a poco a la CONEAU, como acreditar la carrera de Biología "para destrabar el problema de los títulos". La Federación Universitaria del Comahue (CEPA - FEI) brilla por su ausencia en esta lucha. Debe ponerse a la cabeza de convocar a la próxima asamblea inter - facultades, realizando asambleas por facultad y difundiendo las resoluciones y el plan de lucha.

La agrupación En Clave ROJA en el Frente de Izquierda plantea, por el contrario, que el desafío que tiene hoy el movimiento estudiantil y docente es lograr que todos los estudiantes conozcan el avance en favor de las empresas que se propone el rectorado y masificar la lucha. Para eso será necesario abrir el debate con asambleas por curso, por carrera y por facultad, con delegados que informen y lleven el mandatos de base, desarrollando clases públicas, etc. Las asambleas inter-facultades deben ser un espacio democrático en que todas y todos los estudiantes puedan expresarse, mocionar, votar y decidir hacia dónde va nuestra lucha. La tarea es aumentar cada vez más la participación en las mismas.

El desafío es muy grande, pero el 2004 fue el ejemplo de que con la organización desde abajo de los estudiantes y docente y en alianza con otros sectores de trabajadores en lucha, como hoy son las y los docentes, es posible. Hay que lograr impugnar esta resolución y frenar el avance de CONEAU y la LES en la UNCo. Y en ese camino, por qué no, cuestionar a fondo qué conocimiento queremos producir en nuestras facultades.







Temas relacionados

LES   /    CONEAU   /    Río Negro   /    Neuquén   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO