Juventud

NEUQUÉN

Universidad del Comahue: comenzó en Humanidades el debate sobre la evaluación virtual

Se realizó una reunión de comisión del Consejo Directivo de la Facultad para la elaboración del protocolo sobre exámenes finales virtuales. Se expresó preocupación entre estudiantes, docentes y no docentes por la deserción y los problemas de conectividad.

Jueves 30 de julio | 12:20

Se acerca el segundo cuatrimestre y la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) aún no cuenta con información estadística sobre los resultados del dictado de clases en modalidad virtual durante la primer mitad del año.

El acceso y la permanencia de estudiantes en el marco de la crisis social, económica y sanitaria, son una incógnita. En ese marco, se debaten los protocolos que regirán la toma de exámenes en las distintas facultades.

En Economía y Administración, Ingeniería o Derecho y Ciencias Sociales, ya cuentan con protocolos resueltos por los decanos ad referéndum, y con el aval de los Centro de Estudiantes (conducidos por las agrupaciones APE y MILES).

Estos protocolos exigen condiciones ambientales y de conectividad excluyentes, con las que no todos los y las estudiantes cuentan, sin plantear ninguna alternativa que garantice la accesibilidad. En algunos casos, al punto de establecer la suspensión de los exámenes si el/la estudiante no posee una habitación de su uso exclusivo e internet fluido. Al responsabilizar a cada estudiante de proveerse de los medios, conexión y espacio adecuados, normalizan la situación de deserción.

En la facultad de Humanidades la decana no presentó un proyecto de protocolo. Tampoco un relevamiento de la cantidad de estudiantes que no pudieron continuar las cursadas virtuales en el primer cuatrimestre, que permita plantear las medidas necesarias para resolverlo de cara al segundo cuatrimestre.

La consejera estudiantil Florencia Beltrán de En Clave Roja, conducción del Centro de Estudiantes (CEHUMA), sostuvo al respecto: “es urgente que los Consejos Directivos y el Superior sesionen ya, y que empiecen por exigir al gobierno nacional que el Estado garantice la conectividad y dispositivos. Esto debería ser el paso previo para hablar de cualquier protocolo. El Estado no se está haciendo cargo de garantizar esa conectividad y eso hace que se naturalice una enorme deserción. No hubo respuestas en el primer cuatrimestre, no hay respuestas ahora de cómo se va a resolver esto en el segundo cuatrimestre. Con protocolos que no partan de esto, tampoco se da una garantía para que todes les estudiantes y docentes puedan acceder los exámenes y cursadas. Este es un reclamo que venimos haciendo a las autoridades y votamos en asambleas docentes y estudiantiles desde el comienzo”.

A la hora de abordar este debate sobre la posibilidad de realizar los exámenes de modo virtual debido a la modificación de hecho que se dio en las universidades por la crisis sanitaria, reaparece el problema del presupuesto universitario. Hay que recordar que el presupuesto vigente es el que diseñó el macrismo a fines de 2018 bajo la tutela del FMI.

En ese sentido, la consejera agregó “la universidad tiene que exigir que haya un aumento del presupuesto, para poder garantizar la provisión de dispositivos y conectividad gratuitos. Sin estas medidas elementales, aumenta la elitización y quienes primero quedan afuera son las y los laburantes y quienes tienen personas a su cuidado (que son mayoritariamente mujeres). El gobierno nacional, que está otorgando millones de pesos a empresas privadas con la ATP, tiene que destinar en lo inmediato una partida de emergencia para que la universidad la inversión necesaria para garantizar el acceso a estudiantes, a docentes, y no sobrecargue las tareas de no docentes. Desde el Centro de Estudiantes lanzamos una declaración en común con docentes que plantea que ese presupuesto podría surgir de un impuesto a las grandes fortunas. Pero la decana y el rector, de esto siguen sin decir una palabra”.

Sumá tu firma a la declaración de estudiantes y docentes del Comahue.

En la reunión, la mayoría de las y los consejeros afirmó que coincidía con que el protocolo parta de señalar la responsabilidad del Estado en la garantía de la conectividad. Este debate sigue abierto y la comisión continuará funcionando el próximo viernes. Los tiempos son los que impone el calendario académico, resuelto unilateralmente por el rector Gustavo Crisafulli, sin consulta a ninguno de los claustros.

Te puede interesar "Universidad del Comahue: importante asamblea virtual del centro de estudiantes de Humanidades"

Al respecto, Flor Beltrán dijo: “Llamamos a les estudiantes a organizarnos junto a docentes y trabajadores y trabajadoras no docentes, para que las decisiones las tomemos democráticamente, con mandatos de cada claustro. Nosotres seguiremos peleando porque se escuche nuestra voz y todo lo votado en las asambleas que impulsamos desde el CEHUMA, que es garantizar la educación pública y todas las flexibilidades para las y los estudiantes, en unidad con los trabajadores no docentes y docentes, que mientras cargan con la responsabilidad de adecuar los contenidos en tiempo record y sin herramientas, también están viendo sus condiciones laborales y derechos afectados”.







Temas relacionados

Pandemia   /    Neuquén   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO