Juventud

Universidad de Lujan: el rector Arizio y el negocio de la privatización

El rector kirchnerista, Osvaldo Arizio resolvió a espaldas de toda la comunidad universitaria que la UNLu forme parte del Sistema de Reconocimiento Académico de Educación Superior.

Daniela Luna

Estudiante Trabajo Social UNLU Sede San Miguel

Alejandra Perez

Estudiante de Ciencias de la Educación

Martes 16 de mayo | 12:55

Impulsado por el gobierno nacional de Cambiemos, que busca obtener una mayor injerencia política sobre las decisiones y rumbos de las universidades, se pretende avanzar en la privatización de la educación pública.

Un disfraz para aplicar Ley de Educación Superior

El “Sistema de Reconocimiento Académico de Educación Superior” es un “Sistema” creado por el Poder Ejecutivo Nacional en noviembre de 2016 y fue avalado hasta la fecha por 75 rectores de Universidades Nacionales y Privadas.

Arizio en sintonía con el gobierno nacional impulsan un nuevo ataque a la educación pública en las universidades, generando un avance del capital y las empresas privadas sobre las universidades nacionales atacando la autonomía política y académica, grandes conquistas que se consiguieron con la lucha, organización y movilización de estudiantes y docentes con la reforma del 18.

Este sistema genera la posibilidad de que los estudiantes trabajen en empresas privadas como pasantes sin goce de sueldo, mientras las empresas se llevan millones a costa de la flexibilización laboral, implementada desde 1995 con la LES por el gobierno Menemista, la cual ningún gobierno derogo, manteniendo una mano de obra barata que le permite incrementar sus ganancias, mientras que los estudiantes no logran terminar sus estudios porque no pueden costearlo. A su vez plantea un régimen de Acreditaciones a través de organismos externos como por ejemplo la CONEAU, por lo tanto aquellas carreras que tengan poca matricula y no reciban “acreditaciones”, es decir no sean funcionales a los intereses del mercado y el empresariado, podrían dejar de existir.

También se pretende acortar todas las carreras de grado: Como las licenciaturas, las ingenierías y los profesorados universitarios con la intención de que los contenidos faltantes se dicten en posgrados pagos.

No es casual el ataque de esta política de privatización, es una continuidad del ajuste que viene implementando Macri y Vidal sobre la educación pública con el recorte del presupuesto universitario que está por debajo del 10% del PBI nacional y con el conflicto docente ante las paritarias y la lucha por su salario. Esta situación no es diferente en UNLu, el presupuesto destinado para las becas de formación se acorta cada año, el jardín maternal que se iba a construir para el 2016 en la sede de San Miguel nunca se realizó y sobre el dinero destinado no hay información, lo mismo sucede con la Reparación Histórica, una de las grandes conquistas de la comunidad universitaria, pues se retribuyó económicamente a la Universidad por los años que fue cerrada por la dictadura militar, sin embargo, a pesar de los recortes para los estudiantes, el rector cobra un sueldo de $104.000 al mes y las máximas autoridades siguen teniendo privilegios.

Te puede interesar El juego de los millones en la Universidad Nacional de Luján

La UNLu cuenta con un reconocimiento importante por tener carreras con formación de excelencia y calidad académica, reconocida nacional e internacionalmente, y por ello hay que defenderla. Fue la única universidad del conurbano que resistió a la LES y durante la dictadura militar tuvo docentes y estudiantes desaparecidos siendo la única universidad que fue cerrada. Hoy el gobierno nacional intenta beneficiar con el fallo del 2x1 a quienes cerraron la casa de estudio y fueron los mismos genocidas que torturaron, desaparecieron y expropiaron bebes de 30.000 compañeros.

Por una Universidad de los trabajadores

Los estudiantes que componen la universidad pública en su mayoría son la primera generación que accede a ella de sus familias. La gran mayoría son trabajadores, que debido a los ajustes, las largas jornadas laborales y la incrementación del boleto vieron afectadas sus carreras.

Hoy que el rector intenta avanzar con la firma de un convenio que va a ser votado con el referéndum, en la próxima sesión de consejo superior del día jueves 18 de Mayo a las 13 horas, los estudiantes y docentes de la comunidad universitaria de UNLU se ven de nuevo amenazados ante tal maniobra de la gestión.

Mientras que se va la vida entre el trabajo y poder terminar la carrera, los privilegios de los empresarios y sueldos millonarios de las castas del gobierno universitario se mantienen. Por eso desde la Secretaria de la Mujer del Centro de Estudiantes de Ciencia de la Educación compuesta por Pan y Rosas y la Juventud del PTS se propone la organización de todos los estudiantes y docentes para frenar esta avanzada. Es necesario que las direcciones de los centros de estudiantes estén a la altura de la circunstancia y se impulsen asambleas intercarreras e interclaustros. A su vez levantan una fuerte campaña para que las becas sean de $11.500 (equivalentes a media canasta familiar) para que cada estudiante pueda acceder a la educación pública y la reducción de la jornada laboral a 6 hs. 5 días a la semana para poder estudiar y recibirse. Porque nuestra vida y educación valen más que sus ganancias.

Te puede interesar:Señor Rector, la Universidad Nacional de Luján no es una empresa






Temas relacionados

Universidad de Luján   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO