Juventud

UNIVERSIDAD

Universidad de General Sarmiento: 444 becas estudiantiles suspendidas

La gestión de la Universidad de Gral. Sarmiento, informa la suspensión 444 becas.

Viernes 4 de mayo | 12:49

El ajuste desde la perspectiva del estudiante

Frente a una de crisis galopante, el pueblo pobre sufre los tarifazos, ajustes y el avistamiento de una reforma laboral Macrista. El colmo, la Universidad Nacional de General Sarmiento, cuya gestión kirchnerista “resiste con aguante” con Gabriela Diker a la cabeza, es correa de transmisión del ajuste a los estudiantes.

No hace falta más que levantarse a la madrugada antes de ir a trabajar o cursar, prender la tele y ver en el noticiero: la inflación constante de los productos de vital necesidad , el tarifazo aplicado en los servicios públicos, especialmente en el área de transporte que es el que estudiantes usan diariamente. Al salir de nuestros hogares, se nos es inevitable pensar en “como voy hacer para llegar a fin de mes”. Ahí empieza las “cuentitas”, de “si no meriendo en una semana me alcanza para cargar la SUBE”, “Si me tomo tanta cantidad de colectivos me ahorro x cantidad de plata”, “Si este finde no salgo, mejor así no gasto plata” y así entre tantas ideas de “prohibición” cualquier estudiante piensa para seguir subsistiendo.

El sistema de Becas como modo de subsistencia

Dentro de este concepto de cuentas, la gran mayoría del estudiantado universitario cuenta en su haber, aunque sea de modo de ayuda, un sistema de becas. Por un lado, percibe un monto económico con las becas que el Estado otorga, como las becas Progresar. Desde ya las mismas no son suficientes ni para que un estudiante pueda sobrevivir una semana alimentándose. Sin embargo, aunque sea les da un “respiro” para los gastos más básicos de cursada y, además, les otorga un descuento bastante importante en los transportes públicos.

Por otro lado, también recibe ayuda de su misma universidad mediante becas que otorga la misma. En el caso de la UNGS se otorgan las llamadas Becas de Estudio Cohorte Cursantes. Nuevamente, como en el caso Progresar, el monto total es paupérrimo, sumado a que ese ridículo monto de divide en 2 pagos en el año y es restringida con una lógica claramente meritocrática, sin darle importancia al nivel socioeconómico de sus estudiantes. Aunque ni los gobiernos y las gestiones universitarias tienen en cuenta los verdaderos gastos y problemas a lo que se debe enfrentar cualquier estudiante promedio, estos “beneficio” permiten que el estudiantado pueda arreglárselas en sus gastos cotidianos.

El escenario en UNGS: primeros ajustes aplicados al estudiantado

Frente todo este contexto, anticipado anteriormente, la gestión kirchnerista de la UNGS, informó vía web, la suspensión de 444 estudiantes para el pago de las becas de estudio cohorte cursantes. Con el siguiente comunicado:
___________________________________________
Informamos:
Se publica LISTADO de estudiantes con “PAGO SUSPENDIDO” ya que se inscribieron a la BECA PROGRESAR 2018, y se le adjudicó la BECA de ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD (CAU 1º SEMESTRE 2018- INGRESANTE 1º SEMESTRE 2018 – CURSANTES 2018).
De acuerdo al ARTÍCULO 17º del Reglamento de Becas de Estudio, deben tener presente que, dado que ambas becas son INCOMPATIBLES, deberán optar por:
Mantener pero no cobrar la Beca de Estudio UNGS, hasta tanto se defina el otorgamiento de la BECA PROGRESAR. Si el estudiante resultara fuera de concurso en la BECA PROGRESAR, se habilitará el pago de la Beca de Estudio UNGS.
Mantener la Beca de Estudio UNGS, y cobrar de acuerdo a calendario de pago ordinario. En esta situación, deben presentarse a la brevedad, en la Oficina de Becas, de Lunes a Viernes de 10:00 a 17:00 hs., a fin de realizar la nota de renuncia a la BECA PROGRESAR.


Migajas de hipocresía para el estudiante, suculentos salarios a una clase privilegiada

¿Cuál fue el motivo de esta desición? Este año, por primera vez, la gestión universitaria decidió que los estudiantes inscriptos en el sistema de becas universitarias y en el plan progresar, debían elegir entra una o la otra. Es decir, que frente a la miseria que tienen que recibir tanto por el Estado como la universidad, les hacen dividir en dos una migaja de hipocresía.

Les digo de hipocresía porque desde el Estado mientras buscan ajustar a la clase trabajadora, la casta privilegiada de jueces, diputados y senadores cobran suculentos sueldos mientras el macrismo busca echarle la culpa el déficit fiscal a los empleados estatales que no cobran ni un décimo de lo que cobra esa casta.

Una hipocresía que se refleja aún en el bastión universitario de la actual “oposición” kirchnerista, que es la UNGS, donde su directora cobra más de un millón de pesos al año y su séquito de camarillas triplican en salario de docentes precarizados denominados MAF.

La solución: Plan de lucha y organización estudiantil

Al respecto Belen Torres, Presidenta del CEUNGS dijo: “¡Llamamos a todo el conjunto estudiantil de la UNGS y a todas las organizaciones políticas como ADIUNGS Y APUNGS, desde la Juventud del PTS en la Presidencia del CEUNGS, a luchar contra este ajuste, es una vergüenza que las autoridades de la Universidad lleven adelante este ajuste sobre los estudiantes, que tal vez tienen estos únicos ingresos, mientras cobran sueldos abultados!”

Sigamos el ejemplo de todas luchas en curso. Como la lucha de los docentes de Neuquén que siguen demostrando el camino para derrotar el plan de ajuste, a pesar del abandono de Ctera. Otro gran ejemplo de lucha son los terciarios en CABA que están demostrando que el movimiento estudiantil puede romper el cerco mediático que está llevando adelante el Gobierno, logrando enfrentar sus políticas de ajuste.
Así como también tenemos que llevar adelante una gran campaña contra los tarifazos, como propuso Nicolás del Caño, por eso desde la Juventud del PTS, vamos a pelear para la que la voz de la izquierda que se planta contra el ajuste junto los trabajadores, los docentes y los estudiantes, se hoya en los consejos, pese a que nos quieran silenciar con una elección antidemocrática.

Hace 50 años estudiantes y obreros de todo el mundo (Mayo Francés, Cordobazo, Primavera de Praga, Estudiantes de Tlatelolco) hicieron temblar al orden capitalista. Más allá de pelear por nuestras becas, es hora de repensar sobre este sistema de opresión que nos obliga a elegir entre migajas. Peleamos por las becas, pero que la lucha no termina ahí. ¡Peleemos por la implementación del boleto estudiantil gratuito, peleemos por aplicación del derecho al aborto legal, seguro y gratuito, peleemos por la reincorporación de todos los trabajadores despedidos por el país!. Nuestras vidas y nuestra educación, valen más que sus ganancias







Comentarios

DEJAR COMENTARIO