Internacional

BRASIL

Unificar las luchas por la educación para derrotar al gobierno

Un síntoma de la crisis de la “patria educadora”, prometida por el gobierno, son las huelgas de los sectores de la educación que se desarrollan en diversos estados del país.

Jueves 30 de abril de 2015 | Edición del día

Estados gobernados por diferentes partidos pero con un signo común, la precaria situación de las condiciones laborales y de la educación pública. La Confederación Nacional de los Trabajadores de la Educación dirigida por la CUT y el PT, que reúne a la mayoría de los sindicatos de la educación, convoca a una huelga general de la educación para este 30 de abril.

Huelgas por la educación en todo el país

Las luchas por la educación que se desarrollan en el país se dan en un escenario simultáneo de consecutivos recortes presupuestarios tanto a nivel federal, estadual como municipal. El gobierno de Dilma, entre sus primeras medidas, decidió recortar 7 billones en educación. El PSDB, a través de Geraldo Alckmin y Beto Richa en el estado de San Pablo y Paraná, respectivamente, se mostró en sintonía con el proyecto del gobierno federal, aplicando recortes y ataques en sus estados

La huelga de Paraná marcada por su radicalidad y fuerte adhesión fue retomada por los profesores contra la propuesta de cambio en las condiciones de jubilación del gobernador tucano (PSDB) Beto Richa. Las imágenes de la policía cercando la Asamblea Legislativa y reprimiendo violentamente a los profesores muestran de lo que es capaz el PSDB para implementar sus proyectos. Además, las universidades del estado también decidieron retomar la huelga.

Los profesores del estado de San Pablo, en la mayor huelga de los últimos 15 años, enfrentan la intransigencia y autoritarismo del gobernador. Alckmin se niega a conceder el mínimo ajuste salarial al sector, amenazando con recortes en los sueldos a los profesores en huelga.

En Santa Catarina los profesores están de huelga desde el 24 de marzo. Reivindican un aumento del 13% contra la intransigencia del gobierno del PSD, integrante de la base aliada al gobierno, que solo acepta sentarse a la mesa de negociación si se suspenden las medidas de fuerza.

En Pernambuco los profesores están en huelga desde hace tres semanas. Como ocurre en Santa Catarina, reivindican el 13% contra la propuesta vergonzosa del gobierno de reajuste salarial solo para el 10% del sector.

En Pará, también gobernada por el PSDB, los profesores están en huelga desde hace un mes. El sindicato afirma que el piso nacional del magisterio, pautado por ley, no se está pagando y que se redujo abruptamente la carga horaria de la jornada de trabajo del profesor, siendo que existe un déficit de 8 mil docentes.

Enfrentando la declaración de ilegalidad de la huelga, los profesores de Paraiba también siguen en lucha, enfrentando los ataques de la justicia y del gobierno que aplica multas diarias de 5 mil reales al sindicato.

Los profesores de Macapá y los trabajadores de la educación de Piauí siguen en huelga por la escuela pública y mejores condiciones laborales y cuentan con apoyo efectivo de los trabajadores de la salud, quienes llegaron a ocupar la intendencia. Contradictoriamente, el intendente de Macapá, Clécio Luiz do PSOL en lugar de responder a las reivindicaciones de los profesores afirma que las huelgas están orquestadas por la derecha para debilitarlo.

Además de estas acciones en curso, en otras regiones hay amenazas de conflicto. En Rio Grande do Sul los profesores saldrán a la huelga a partir del 8 de mayo y los profesores de las Instituciones Federales de Enseñanza Superior (IFES) también acordaron un indicativo de huelga a partir del 25 de mayo contra los recortes presupuestarios promovidos por el gobierno de Dilma en las instituciones federales. Se sumarían Goiás, Amazonas, Alagoas y el Distrito Federal que se encuentran en estado de movilización.

La farsa de la huelga general

La Confederación Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), dirigida por la CUT y el PT, que reúne a la mayoría de los sindicatos de la educación convoca a una huelga general de la educación para este 30 de abril. En un comunicado emitido por la dirección ejecutiva se limitan a pedir el 10% del PIB para educación a partir de los royalties del pré-sal. En un escenario de huelgas en más de 6 estados, la CNTE se niega a unificar y articular las luchas en curso y se limita a plantear que está a favor de la reglamentación del piso salarial y las directrices para la carrera nacional de los profesores.

Es claro que los objetivos de la CNTE y la CUT no son los de organizar una gran pelea nacional en defensa de la educación sino que actúan como funcionarios del gobierno nacional. Frente a esta política de la CUT y la CNTE es necesario que los trabajadores actúen de manera coordinada y unificada para fortalecer una alternativa política en defensa de la educación, que enfrente los ataques y la intransigencia de los gobiernos estaduales y las medidas del gobierno de Dilma.








Temas relacionados

Paraná   /    PSDB   /    CUT   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO