CHARLA EN AVELLANEDA

"Una revolución que transformó a las mujeres en personas"

A 100 años de la Revolución Rusa, algunas conclusiones luego de la concurrida charla, “Las mujeres en la revolución, y la revolución en la vida de las mujeres”, con Andrea D'Atri en el local del PTS de Avellaneda. El cierre de la jornada con las actuaciones del circo Chimi-Churri, de humor político y la banda Cenit.

Yamila Cairuga

Docente - Agrupación Marrón de Avellaneda

Erica Velazquez

Docente - Agrupación Marrón de Avellaneda

Sol Alonso

Docente - Agrupación Marrón de Avellaneda

Lunes 11 de diciembre de 2017 | 15:33

El 8 de diciembre del 2017, el calor no nos perdonó la noche y creímos oportuno -el último feriado del año- alrededor de las 21:00 iniciar la jornada bajo el rótulo: “Las mujeres en la revolución, y la revolución en la vida de las mujeres”.

Iban llegando los juguetes reciclados dispuestos a disfrutar nuevas horas junto a los niños que desde el viernes tienen su lugar en nuestro centro de charlas, debates, música: dándole vida a la juegoteca. “lo pusimos en pie para que las que somos madres y padres podamos participar de espacios de organización y debate político, entre todos nos ayudamos” comentó una compañera de la Agrupación docente Marrón.

Con bebidas, cabellos recogidos, ventiladores al mango, nos acomodamos las docentes, las chicas del terciario de Arte de Avellaneda y la EMPA.

Mientras las Jóvenes de la UNDAV movían las sillas y los pibes de la murga ocupaban los primeros asientos, Andrea D’Atri, nuestra invitada tomaba un sorbo de hielo con agua, Daniela de la Juventud del PTS daba inicio a la jornada: “No podemos empezar más que repudiando la represión que sufrieron los trabajadores de MAM de Neuquén, donde hirieron por la espalda a Raúl Godoy, militante del PTS, diputado del Frente de Izquierda, obrero de Zanon, una muestra más del laboratorio represivo que está haciendo el gobierno de Cambiemos”.

Todos compartimos la bronca ante lo que pasó en Neuquén. Luego de los aplausos, Andrea tomó el micrófono y comenzó a brindar su charla:

“Mujeres analfabetas, mujeres sin derechos políticos, mujeres sin derecho si quiera a tener un documento de identidad. Las mujeres en Rusia eran propiedad del padre y cuando se casaban pasaban a ser de los maridos. No tenían derecho a nada (...) no es lo mismo que en Argentina, sino que era en una sociedad sin derechos, no podían tomar decisión de sus vidas”.

“La Revolución Rusa comienza con las obreras textiles, comienza con el Día Internacional de la Mujer. Las masas se han levantado siempre contra la represión y opresión a través de la historia cuando están hartas de las condiciones en las que viven. Las masas en sus procesos revolucionarios a lo largo del s XXI no han visto triunfos más que en esa Revolución de la cual conmemoramos 100 años ahora, pero ¿Por qué razón?”.

Entonces la pregunta que había quedado rebotando fue más allá: “¿Cómo hicieron esta vez para triunfar? ¿o cuál fue el factor de que esa vez las masas triunfarán?” Entre la timidez y el poder de algunas palabras que no se dejan tapar por el ruido del ventilador:

  •  “Una organización consciente” comentaron del fondo.
  •  “¿Pero qué significa eso, consciente de qué?” le retrucó una compañera desde la primer fila.
  •  “Yo consciente porque milito en el PTS ahora, consciente de que pertenezco a la clase obrera y de poder transmitir a los obreros esa consciencia, que creo que ya la tengo, para que puedan liberarse”.

    Entonces Andrea aprovechó para volver sobre esa pregunta: “Entonces, cuál fue el factor para que las masas llegaran a tomar el poder del estado que era una dictadura del capital al servicio de la clase minoritaria que vive a expensas de millones” fue una pregunta que nos atrevimos a dejar en el aire, entendimos que era hacia donde Andrea nos iba conduciendo.

    Continuó: “La mayoría se organiza democráticamente para eliminar la propiedad privada de esa pequeña minoría. Una revolución que transformó a las mujeres en personas. Igualdad ante la vida decía Lenin”.

    En resumen, enumeramos las conquistas: “Socialización del trabajo doméstico, incorporación de las mujeres al mercado laboral, amor libre, extinción de la familia, etc. Este era un programa consciente que tuvo el partido bolchevique, el que dirige finalmente a las masas a la toma del poder en Octubre, dirigido por Lenin y Trotsky. Un programa que los revolucionarios tenían porque consideraban que la emancipación de las mujeres no es un problema adicional sino un elemento central de la Revolución”

    De a poco nos íbamos acercando a las conclusiones: “Para construir un socialismo, no es suficiente estar harto, hay que pensar una sociedad eliminando la clase social que nos oprime, por lo tanto eliminando el estado que es la herramienta que tiene esa clase dominante” y se animó a ir hasta el final:

    El marxismo es en última instancia, no sólo las ideas de Marx, sino la síntesis de esas experiencias de las masas a través de la historia transformadas en partido, en programa político y en una estrategia política para vencer.

    Andrea nos puso sobre la mesa para que tomemos el guante y nos preguntemos por qué hoy las mujeres también tenemos este desafío.

    La varieté

    Dando paso a la segunda parte de la noche donde el circo ChimiChurri y la Banda Cenit que fueron parte de la convocatoria y preparación de la jornada le ponen color al calor de la noche.

    Algunas nos quedamos manijas debatiendo: “El conocer los orígenes del sometimiento a la mujer nos hace entender los tiempos que corren los cuales distan un poco del pasado pero no se alejan tanto del presente, todos tenemos conocimiento de los femicidios, de la violencia , esto nos hace desnaturalizar lo que pasa hoy en día, entender lo que pasa en el pasado hace que podamos desnaturalizar lo que ocurre en el presente y poder actuar frente a esta realidad, todavía hay muchos cambios por hacer por eso es importante conocer la historia, para poder luchar para cambiar” le comentaba una amiga docente a otra en la barra, mientras se calentaban las pizzas y enfriaba el fernet, intenta pasar en limpio: “El sometimiento es lo que lleva a las personas al límite, eso es lo que lleva a una revolución, cuando llega a ese momento es muy importante la presencia de un partido para q halla una estrategia, para que puedan guiar a las masas hacia una verdadera revolución. Soy bastante ignorante del tema, pero me pareció super interesante, principalmente por el rol femenino. Y creo que es una cagada que no hayan sido expandidos a todo el mundo”

    La jornada dejó claro la necesidad que tenemos las mujeres de profundizar estos temas que logran atravesarnos en lo más profundo, por eso continuaremos con un taller para lograr comenzar a saldar todas estas inquietudes.

    Uno de los niños, logró sacarse la mayor cantidad de ropa y pasa escapándose hacia el fondo, nos vamos turnando para seguirle el rastro. Nuestros compañeros varones, jóvenes nos dan una mano para que no sea sólo tarea de las mujeres.

    Las luces comienzan a bajar. Ya está listo el Circo Chimichurri comienzan sus números de malabares y clown. Saben hacer arte político, arte que dice basta de violencia hacia las mujeres. Comienza a sonar Ana tijoux: “Liberarse de todo el pudor tomar de las Riendas no rendirse al opresor Caminar erguido sin temor respirar y sacar la voz”. El hula y nuestra compañera docente hacen una hermosa interpretación que se lleva todos los aplausos de la noche.

    Luego de hacer el aguante toda la noche, llegó el turno de los muchachos de Cenit. Ellos siempre al pie del cañón en estos eventos, para convocar y regalarnos su música. “Toca Ana no duerme”, le insiste una de sus fan, ellos se lucen con sus temas propios, los cover de Red Hot y una nueva versión de Eruca Sativa: “Sos el fuego que no pueden apagar, Sos la vida en la tierra que murió, Sos los ojos cuando no nos dejan ver, Sos, para que sigamos siendo”

    Después de los aplausos, los niños ya exhaustos de jugar fueron retirándose en brazos de sus madres, mientras los más jóvenes y los más enérgicos levantaron las mesas, sillas y lo convirtieron en una pista. Una noche completita. De alguna manera esa noche fue un comienzo. Expectantes a que el espacio continúe con un taller sobre los principales debates actuales que atraviesan las mujeres que luchan por sus derechos.








    Temas relacionados

    Avellaneda   /    Revolución rusa   /    PTS   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO