DECLARACIONES ZULMA ORTIZ

Una respuesta a la Ministra de Salud de la provincia de Buenos Aires

En una reciente entrevista en el Diario Hoy de la ciudad de La Plata, la Ministra de Salud del gobierno de Vidal, hizo una serie de apreciaciones con respecto a la situación de los hospitales de la provincia, que se desmienten por si solas al pisar la guardia de cualquiera de los 80 centros asistenciales y mostrando un alarmante desconocimiento de la realidad de la salud pública.

Horacio Lassalle

Presidencia CICOP Ensenada / Lista 5 “Unidad de los trabajadores de la Salud”

Laura Costanzo

Presidencia CICOP Romero / Lista 5 “Unidad de los trabajadores de la Salud”

Jueves 2 de marzo | 15:42

Habló de “diálogo abierto” pero el actual conflicto con los profesionales de la salud se produce entre otros puntos por el cierre unilateral e inconsulto del último tramo de la paritaria 2016 y por no haber convocado a paritarias aún, ya estando en el mes de marzo.

Luego de reconocer que se tomaron todo el primer año de su mandato para llegar a la conclusión de que más del 80 % de los hospitales requieren fuerte inversión en infraestructura (reclamo que CICOP viene levantando hace más de una década sin obtener respuesta de parte de ningún gobierno) y volver a anunciar obras en 16 hospitales para el 2017 que ya habían anunciado en 2016, se despachó con varios temas:

Insumos Hospitalarios

Al respecto dijo que "ya es tema superado", dado que aumentaron el presupuesto en ese rubro un 117%, y le tiró la responsabilidad a la mala gestión de las direcciones hospitalarias o a la imprevisión de estas, si es que sigue habiendo "algún problema puntual". Ya el año pasado el director de Hospitales Leonardo Busso había deslindado la responsabilidad del Ministerio con similares precisiones. Ninguna mala gestión puede solapar la responsabilidad del Ministerio a su cargo, en el crítico estado en que se encuentra la salud pública.

Si tomamos en cuenta estas apreciaciones, el gobierno de los CEOs y de la "eficiencia del estado" (en nuestro lenguaje léase achique del estado), han elegido pésimamente dado que, solo por nombrar algunos ejemplos:

El Hospital A. Korn de Romero se encuentra virtualmente cerrado por falta de elementos básicos como vienen denunciando sus trabajadores y fue reflejado en La Izquierda Diario. Se sigue esterilizando en otros hospitales por falta de equipos; La provisión de psicofármacos sigue siendo discontinua con el perjuicio para los pacientes que en muchas ocasiones deben ser re internados. Justamente lo que los tratamientos estables en el tiempo, intentan evitar.

Continúan paralizadas las cirugías traumatológicas y neurocirugías, por falta de prótesis e implantes y de medicación endovenosa. La terapia intensiva funciona con 4 a 6 camas de las 12 que debiera tener. En cuanto a personal faltan en áreas de limpieza; cocina; administrativos; enfermeros así como profesionales de planta y guardia.

En el Hospital San Martín de La Plata los quirófanos funcionan solo el 20%; el servicio del quemado, único en la Provincia de Buenos Aires permanece cerrado. En ambos casos por falta de personal e insumos.

En el Hospital Cecilia Grierson de Guernica, los trabajadores hicieron la semana pasada un abrazo para oponerse al cierre de la neonatología, también por falta de personal e insumos básicos.

Las listas de espera para cirugías programadas superan los seis meses de demora lo que hace que los pacientes solo se operan cuando corren riesgo de vida y por lo tanto en peores condiciones de ingresar a quirófano, a causa de problemas estructurales, falta de personal y también... de insumos.

Llama la atención que teniendo la Ministra de amplia formacion en sanitarismo, no haga mención a la producción pública de medicamentos, ni a la peregrinación que hacen nuestros pacientes para conseguirlos.

Violencia hospitalaria

La Ministra también hizo referencia a la violencia en los hospitales y planteó que ya tienen en marcha un plan que incluye "policías, cámaras y botones anti pánico".
Aprovechamos para comentarle que militarizando los hospitales la gestión de Scioli no solucionó nada, por la sencilla razón que la violencia en los hospitales y centros de salud está estrechamente ligada a la falta de respuesta y a lo expulsivo del sistema de salud y no es un problema en el que deba opinar el Ministerio de Seguridad.

La respuesta debe ser hospitales equipados, personal suficiente e insumos necesarios para que los usuarios no deban esperar horas en una guardia, hacer colas desde la madrugada para pelear por un número de consultorio externo; poder realizar los estudios de alta complejidad en tiempo y forma y no esperar meses para una cirugía programada. Es decir, dedicarle mayor presupuesto a Salud, y el presupuesto votado este año por Cambiemos con el apoyo del PJ y FR es el más bajo de los últimos años y se redujo en términos nominales y porcentuales para salud.

Hasta ahora los únicos que vienen dando una respuesta, son los trabajadores de la salud que con su esfuerzo y dedicación sostienen el sistema y dan las respuestas que el gobierno no da, y lo hacen día a día con salarios que en el caso de residentes y profesionales ingresantes no llegan a cubrir la canasta familiar que ellos mismos miden. Nos preguntamos si algún funcionario o la Ministra se anima a vivir con el salario de un trabajador de la salud ?. Y eso que no le pedimos que viva con el salario y la precarización de los cientos de becarios que su ministerio les tiene negado el pase a planta acordado en la última paritaria de la ley 10471.

Mortalidad materna

Sobre este punto destacó un plan llamado " Cada vida cuenta", que habría mejorado el monitoreo y el diagnóstico de las causas de mortalidad materna. Suponemos que habrán llegado a la misma conclusión que numerosas instituciones científicas que muestran que el 50% de la mortalidad materna en la Argentina se explica por el aborto clandestino realizado en condiciones sépticas. Pero claro, de legalización del aborto mejor no hablar. Menos aún después de que ella misma diera marcha atrás con el Protocolo de interrupción legal del embarazo por orden directa de la Iglesia Católica y la Gobernadora Vidal.

Lo que esconden las apreciaciones de la Ministra es que en 2016 las consultas en los más de 80 hospitales bonaerenses aumentaron con el plan SUMAR un 160% , con prácticamente el mismo personal, y con un año más de desinversión; y que globalmente el plan de CAMBIEMOS en salud se llama CUS (Cobertura Universal en Salud) que es un ataque en regla a la salud pública que dejará las áreas rentables a manos de la medicina privada y las áreas no rentables en manos del hospital público constituyendo otra brutal transferencia de recursos del estado para financiar a los grandes grupos que hacen negocio con la medicina. Uno más y van...








Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Agrupación Bordó   /    Cicop   /    Hospital Alejandro Korn   /    La Plata   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO