Internacional

LISTA 1A - FRENTE DE IZQUIERDA

Una nueva figura política en la izquierda argentina

El triunfo alcanzado en la interna del FIT tuvo un enorme impacto en la política nacional. Nicolás del Caño se convierte en una nueva figura dentro del arco de la izquierda argentina.

Martes 11 de agosto de 2015 | Edición del día

Fotografía: Vierja Ph // Enfoque Rojo

Nicolás del Caño no es un recién llegado a la política. A pesar de tener sólo 35 años, hace 20 que milita, como lo afirma en un spot de campaña que circuló por redes sociales. Empieza a convertirse en una figura política nacional.

Empezó como dirigente estudiantil secundario mientras cursaba en el colegio Manuel Belgrano. Fue dirigente estudiantil en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba. Allí fue parte de la enorme lucha del 2005, donde decenas de miles de estudiantes de la UNC se movilizaron y tomaron facultades en apoyo a los docentes. A partir de 2006 se instalará en Mendoza para aportar a la construcción del Partido de Trabajadores Socialistas en esa provincia. En 2013 es elegido diputado nacional por el Frente de Izquierda y en mayo de 2015 le gana la elección al peronismo en la ciudad de Mendoza.

LID: Con esta elección te estás convirtiendo en una nueva figura política en la izquierda. ¿Cómo lo ves?

Nicolás: Como te decía, creo que con mi candidatura pudimos expresar a cientos de miles de mujeres, jóvenes y trabajadores de todo el país que ven los límites que tuvo la llamada “década ganada”. Junto a mis compañeros y compañeras, hicimos un esfuerzo muy importante por amplificar nuestras ideas y la gran votación que recibimos mostró que éramos un canal de ese descontento por izquierda. Mi “éxito” por decirlo de alguna forma, también expresa ese profundo desencanto social que hay con el kirchnerismo.

Obviamente el hecho de haberle ganado a una figura histórica de la izquierda como Jorge Altamira colabora muchísimo para lograr un mayor nivel de conocimiento. Pero nuestro proyecto tiene un objetivo colectivo. No nos proponemos construir figuras solitarias de izquierda, sino un partido con raíces en la clase trabajadora y la juventud que pueda influir en la vida política nacional y preparar el camino de lucha que se hace necesario para avanzar hacia nuestro objetivo, un gobierno de los trabajadores y el pueblo.

Ese fue un tema que tuvieron que responder a lo largo de la campaña

- Sí, en muchas ocasiones hubo medios que quisieron mostrarnos como una izquierda que no tenía una estrategia de poder sino que quería jugar un papel testimonial. Allí tuvimos que explicar nuestra perspectiva general. Señalamos que claramente el poder al que aspiramos implica la organización y movilización activa de amplias capas de la clase trabajadora. Un verdadero poder de los trabajadores y el pueblo no puede surgir más que desde abajo, desde las fábricas, las empresas y los lugares de trabajo. Si conquistamos diputados es para ponerlos al servicio de esa perspectiva.

Hace dos semanas, en el programa Intratables, junto a mi compañero Christian Castillo, Claudio Dellecarbonara y María Victoria Moyano explicamos cuál es nuestro balance de las revoluciones que triunfaron a lo largo del siglo XX y de los límites que tuvieron, el fracaso del stalinismo y la burocratización de los estados donde se conquistó el poder. Precisamente para señalar que no tenemos hoy, un “modelo” de país para nuestra perspectiva. Es común que en los medios intenten presentar nuestra propuesta como utópica y para eso recurren a ese tipo de discurso.

Pero lo verdaderamente utópico es intentar sostener un sistema cuya base es la acumulación de ganancias en las pocas manos de un puñado de capitalistas. Eso no puede llevar más que a la lucha creciente de la clase obrera contra esa injusticia.

Nosotros interviniendo en el Congreso, promoviendo la lucha de los trabajadores y los oprimidos, poniéndole el cuerpo en los piquetes y enfrentando a una casta política que gobierna para los empresarios, estamos contribuyendo a construir una fuerza social capaz de incidir decisivamente en la realidad nacional, porque apostamos a empalmar con millones de trabajadores cuando surjan procesos más activos de lucha y movilización de masas que apunten contra este orden de cosas. Para eso nos estamos preparando. La historia nacional es fértil en la proliferación de las luchas obreras y populares.

¿Querés agregar algo más?

- Sí. Solo que en función de ese objetivo, desplegamos a lo largo de la campaña una fuerte denuncia a la casta política que gobierno para los intereses de los grandes empresarios. Nuestros spots diciendo que cobrábamos como una maestra o el que muestra el enfrentamiento con Capitanich en el Congreso fueron muy bien recibidos.

Nuestra propuesta de que todo funcionario o legislador cobre como una maestra no es un invento. Surge de una larga tradición del marxismo revolucionario y de la lucha de la clase obrera. Lucha que se puede remontar a la Comuna de París de 1871. En esa gran gesta de la clase trabajadora, los delegados elegidos a la Comuna cobraban un salario igual a un obrero común, eliminando todo privilegio. Es tradición, claramente anticapitalista, es la que retomamos en nuestra propuesta.




Temas relacionados

Elecciones 2015   /    Frente de Izquierda   /    Nicolás del Caño   /    Internacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO