Cultura

CINE Y CRITICA

Una navidad distinta

En “El Extraño Mundo de Jack” como se tituló en latinoamérica, o bien “Pesadilla antes de la navidad” como sería su exacta traducción, estrenada en el año 1993, nos encontramos con una película que toma la navidad desde otro punto de vista.

Natalia Rizzo

@rizzotada

Jueves 25 de diciembre de 2014 | Edición del día

Realizada con una animación de tipo “stop motion”, técnica de animación cuadro a cuadro, que se combina con el género del musical. Dirigida por Henry Selick, es una película basada en el poema del exitoso Tim Burton, quien también estuvo en la producción de la película ya que no pudo dirigirla a causa de encontrarse terminando el rodaje de Batman Returns y la preproducción de Ed Wood. Una obra con una estética que pareciera heredada del escritor y célebre ilustrador Eduard Gorey autor de “Los pequeñines macabros”, una filiación de la obra a la literatura de Edgard Allan Poe o Charles Dickens. La música original es compuesta por Danny Elfman y el tema “This is Halloween” fue re-versionado por Marilyn Manson. “El extraño mundo de Jack”, una obra generada con una especie de realismo mágico-trágico con técnicas asociadas al género infantil, pero que hoy es considerada una película de culto en el mundo adulto.

Tim Burton despliega en esta animación, como en cortometrajes anteriores como “Vincent” y que acompañará el resto de sus películas, un muy marcado estilo gótico expresionista que se convirtió en un sello, en una marca con la cual se lo reconoce. Los guiones son simples pero sin embargo el artista y sus equipos de trabajo, despliegan una gran artillería en la implementación de los recursos técnicos, donde se destaca un preciosismo en la poética de lo siniestro como postal de fondo de personajes solitarios, rebeldes o inadaptados socialmente, pero que a pesar de ser fatídicos, tienen rasgos de personalidad con los cuales el público ha logrado identificarse.

Jack Skellington, el personaje calavera que protagoniza la película, vive en “Halloween” y cansado de su sombría vida, se va a caminar al bosque pensativo y encuentra una puerta secreta que le muestra un mundo en vísperas de navidad donde todo es blanco y nevado, donde reina la paz, lo canónicamente bello, los colores y la felicidad. Luego de investigarlo, decide apropiarse de la “Noche Buena” para hacer una navidad bajo su criterio, una “Noche mala” o “Navidad oscura”, con su gusto personal y considerando como injusticia que “Santa Atroz”, como nombra a Santa Claus, se adueñe de la navidad año tras año. Llama a asamblea al pueblo de Halloween y deciden hacerse cargo de la navidad. Es así que Secuestran a Papá Noel, cambian los regalos pomposos por obsequios luctuosos; los buenos deseos por pesadillas que imparten terror; lo religioso, luminoso, por lo pagano y tenebroso.

Encuentra un breve correlato con el clásico cuento navideño de “El Grinch” dado que en ambas historias nos encontramos con dos personajes solitarios que tienen de compañía un perro fiel. A diferencia del cuento del estadounidense Dr. Seuz, donde el protagonista quiere destruir la navidad, en la ficción de Burton, el personaje lúgubre no pretende destruirla sino celebrarla distinta, un ritual con dotes que tienen más que ver con el estilo sombrío, oscuro, tétrico propios de su entorno y realidad. Una navidad macabra.

La idea original contenía una línea argumental que podría pensarse como “inofensiva” en términos de las ideas “nocivas para el capitalismo” o “nocivas para las industrias culturales”, aunque la gran máquina cinemátrográfica que conduce Disney retocó/censuró muchas partes de la filmación para que no se alejara tanto de la línea de los habituales cortometrajes de la compañía. La película fue distribuida por Touchstone Pictures, estudio de películas para adultos que pertenece a The Walt Disney Company, ya que fue catalogada en algunos países como una película para mayores de 14 años.

Esta navidad que nos propone Burton, podría decirse que es como la navidad de la que se adueña la muerte. Mientras la navidad tradicional y cristiana festeja la vida materializada en el cuerpo del niño Jesús, que nace el 24 de diciembre. ´Esta otra navidad de fantasía muestra todo aquello que no está, otras realidades. Una, exhibe: el sentimiento religioso, el nacimiento, la redención, el espíritu de paz y solidaridad, la otra: los miedos, la bronca, la herejía. Y justamente los componentes de aquello que se hace irónico, macabro, en un gesto de humor negro, es o fue, de fácil asociación con lo heterodoxo. Así como las instituciones religiosas supieron resignificar y apropiarse de un ritual pagano, como lo era el de cortar unas ramas de hojas perennes y ponerlas en el hogar decoradas, y hacerse propio al “árbol de navidad”, las industrias culturales saben apropiarse de las excepciones a la norma. ¿Cuántos Tim Burton son cooptados día a día por el mercado del arte? Aquello generado para desagradar, pasa a agradar masivamente.

En los festejos navideños, detrás de regalos y las corridas por cocinar los platos habituales, detrás de ver con quién o con qué parte de la familia se está en estos días, como describe esta “pesadilla antes de navidad”, aunque también se trate de esconder para aumentar el consumo de regalos y fuegos artificiales, quedan expuestas las miserias de este sistema injusto donde muchos no tienen nada que festejar.

Poema: Nightmare Before Christmas, con subtítulos (Narrado por CHRISTOPHER LEE)

Versión de Marilyn Mason de “This is Halloween”




Temas relacionados

Navidad   /    El extraño mundo de Jack   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO