Mundo Obrero

EX DONNELLEY

Una juegoteca en MadyGraf bajo control obrero

A tres meses de la gestión obrera en Madygraf, con el impulsó de la Comisión de Mujeres y los trabajadores de la fábrica, se dio inicio a la Juegoteca para los niños de las familias de Madygraf.

Emiliano Martínez Viademonte

Delegado y miembro de la Lista Marrón de Suteba

Lunes 3 de noviembre de 2014 | 07:40

Han sido tres meses de grandes momentos, alegrías, llantos, viajes, experiencias, intercambios, visitas y reuniones, que hoy tienen un auge en la apertura de la Juegoteca de Madygraf, conquista histórica en la fábrica y la Zona Norte. Este espacio para los chicos viene siendo planeado por la Comisión de Juegoteca de Madygraf que es integrada por la Comisión de Mujeres, familias, la Corriente Nacional 9 de Abril, estudiantes de trabajo social de la UNLU (sede San Miguel), trabajadoras gráficos – La Bordó Gráfica y compañeras del Pan y Rosas y el Partido de los Trabajadores Socialistas.

En la emoción de la apertura, María Inés (estudiante de trabajo social de la UNLU) dijo "estoy muy alegre […] Que los padres puedan tener un espacio donde dejar a los hijos y que estén tranquilos de que van a tener un cuidado integral, que no solamente van a jugar: van a aprender, explayarse, conocer, compartir conocimientos, divertirse". Y reviendo la situación que estaban atravesando en la fábrica, con una sonrisa expreso: "En este momento en el que los trabajadores se están poniendo al frente de toda la fábrica que implica asumir otro rol; porque no es solamente venir a la fábrica y cumplir un horario sino que es ponerse en el rol de organizarse de dirigir entre todos, implica mayor responsabilidad y necesita más tiempo, muchos trabajadores tiene hijos y es complicado que un trabajador se pueda organizar sabiendo que tiene que cuidar a los hijos, porque en realidad los hijos ocupan un lugar importante en la vida de uno y uno quiere lo mejor para los hijos y en ese sentido va a aportar para que los trabajadores y las mujeres de los trabajadores puedan organizar y difundir la lucha". Inés viene impulsando los talleres de apoyo escolar, que en esta época del año son indispensables para las/os niñas/os.

Mientras tanto en el SUM (Salon de Usos Múltiples), Melina (trabajadora gráfica y congresal de la lista Bordo Gráfica) junto con Úrsula (integrante de la Comisión de Mujeres) comenzaron con el taller de Arte, que se dara los viernes,para que las/os niñas/os puedan desarrollar su lado artístico y ponerse en contacto con muchos materiales específicos de esta área.

También se encontraban participando, impulsando y diagramando los aspectos legales y organizativos, los docentes de la Corriente Nacional 9 de Abril (del PTS e independientes), quienes pusieron su formación pedagógica para que la Juegoteca llegue a funcionar y los niños encuentren un lugar de aprendizaje y dispersión.

Una de las madres presentes, Lucía (esposa de un trabajador de Madygraf), agregó que le parece "un lugar de contención para los chicos y más que nada de tranquilidad para los padres ya que frente a esta problemática hay muchas madres que tiene que salir a trabajar y el problema es donde quedan los chicos; entonces me parece un proyecto muy lindo, bien encaminado y como madre me deja tranquila de saber que por lo menos un día a la semana van a estar contenidos, les van a brindar apoyo escolar también. Y hoy vi cómo se divertían los chicos también eso me pareció muy lindo". Entusiasmada y proponiéndose para en sus ratos libres colaborar con la Juegoteca dijo "Desde donde yo pueda brindar algún tipo de aporte también va a ser muy lindo y sentirme útil también va a estar muy bueno". A través de este proyecto se ha logrado un lazo entre los trabajadores, las familias y las comisiones.

Laura, integrante de la Comisión de Mujeres, planteaba sobre la apertura de la Juegoteca que "Estos espacios, en realidad, se tendrían que generar desde el estado en cada lugar de estudio y de trabajo […] Desde este espacio queremos demostrarle a la sociedad que las condiciones se pueden generar y que el estado debería hacerse responsable".

Pensando en el rol de la mujer argumentaba "Las primeras que desertan (mal dicho) son las mujeres y que son madres de familia […] Porque hasta el día de hoy la tareas domésticas y el cuidado de los hijos está a cargo nuestro". Y Con alegría manifestaba, viendo el SUM de la nueva Juegoteca, "estoy muy contenta porque en principio es una necesidad fundamental para que las mujeres puedan trabajar, estudiar y militar. Tengo la iniciativita de que las mujeres encuentren un espacio en que sientas que militar es un derecho".

Por otra parte, Gabriela (también estudiante de Trabajo Social de la UNLU) expreso "estamos orgullosas, desde la Agrupación Pan y Rosas en la Secretaria General del Centro de Estudiantes de Trabajo Social, de poder aportar a la construcción de esta Juegoteca en la fábrica bajo gestión obrera". Y debatiendo sobre el acercamiento que estan teniendo los estudiantes a la fábrica agrego: "Desde la juventud del PTS y las distinta agrupaciones en las universidades luchamos por poner los centros de estudiantes al servicio de las luchas de los trabajadores y los sectores vulnerados, ya sea con charlas, debates ideológicos dentro de la universidad, impulsando campañas, fondo de lucha, saliendo a las calles junto a los trabajadores y los sectores populares que luchan por sus derecho. Ser parte de este proyecto va en ese sentido, apostamos a que mas estudiantes se sumen con la perspectiva de seguir afianzando la unidad obrero estudiantil que como agrupación venimos llevando adelante para que nunca mas haya familias en la calle".

En la tan ansiada apertura se contó con la presencia de Alcira, la enfermera de la Cooperativa Madygraf quien, tras haber ayudado a los trabajadores en la fábrica y durante la dura represión de la Gendarmería (en la última jornada nacional por la reincorporación de los trabajadores de Lear), expreso su compromiso con la Juegoteca "Lo veo como un logro muy importante […] Para los chicos que tiene un espacio de juego en común y actividades. Para los papas y las mamas es un espacio seguro ya sea para dejarlos para ir a trabajar, estudiar o las distintas necesidades que se les plantean a los adultos". Y en torno a la solidaridad que acercaron los trabajadores del Garrahan que se propusieron a colaborar con la parte médica comentó "es buenísimo porque son personal de la salud capacitado en pediatría, es un respaldo más que tenemos para el control del niño sano[..]Es algo muy importante".

La cooperativa Madygraf hasta la fecha ha logrado la solidaridad obrera tanto en los sectores sanitarios (como el caso del Garrahan que expresa Alcira) como así también con los docentes y la comunidad educativa a través de la donación de 10.000 cuadernos para las escuelas de sectores populares, permitiendo un lazo con la comunidad que se ve con la colaboración de distintos sectores de la sociedad para poder abrir la Juegoteca.

Finalmente Laura cerró las entrevista rememorando el Encuentro Nacional de Mujeres. "Nos sirvió mucho para ver que no estamos solas que hay una amplia solidaridad de organizaciones de mujeres como Pan y Rosas y partidos como el PTS que nos encontramos contenidas para avanzar en todo los que emprendamos".

En este nuevo paso para la gestión obrera y el avance en los derechos de la mujer, decimos nuevamente:

¡Familias en la calle, nunca más!




Temas relacionados

Juegoteca   /    MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Control obrero   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO