Juventud

CRÓNICA

Una chomba que dice “MadyGraf”

Los trabajadores de MadyGraf, ex Donnelley, participaron de la jornada que impulsaron los estudiantes de Economía y Gestión del ISFD Nº 45 “Julio Cortázar”.

Nicolás Gerola

estudiante del ISFD nº 45

Nancy Mendez

Plantel docente juegoteca de MadyGraf | La Marrón Escobar

Jueves 26 de octubre | 17:01

Diez minutos antes de la hora pactada, el "Pollo", obrero y dirigente de la fábrica, y Nancy, la trabajadora social, ya estaban en el patio del ISFD Nº 45, ubicado en la esquina de Fasola y Gaona. La chomba suelta de MadyGraf que llevaba puesta el Pollo como respuesta al calor, había viajado desde Panamericana Km 36700 (Pacheco) hasta Haedo por primera vez, para participar de la jornada que organizaban los estudiantes de la carrera de Economía y Gestión.

Debían irse rápido; el Pollo entraba a trabajar en el turno noche para terminar el trabajo atrasado en motivo del incendio que hubo durante la madrugada del miércoles en la fábrica lindera, EXAL Packaging.

“Queremos que MadyGraf esté al servicio de la sociedad”, explicaba el Pollo mientras contaba el proceso de expropiación y las peleas que tuvieron que dar desde el día cero cuando se encontraron con un cartel en la entrada que anunciaba el abandono de la patronal; las trabas que hubo para lograr la ley de expropiación por la cual tuvieron que esperar dos años y el último intento de ataque por parte de la Gobernadora María Eugenia Vidal: “Quiere establecer la expropiación como inconstitucional”, señaló Nancy, quien relató la experiencia de la juegoteca. Las llamamos juegotecas por que no son guarderías, aclaraba el "Pollo", “a los chicos no se los guarda”.

Las guarderías brillan por su ausencia en los profesorados y son una de las necesidades urgentes para que madres y padres no dejen la carrera. En este sentido, Nancy contó “las protagonistas de la conformación de la juegoteca es la comisión de mujeres que tiene la fábrica , fueron ellas quienes desde un primer momento se organizaron en la puerta de la fábrica con sus hijos/as mientras un grupo recorría las universidades y los terciarios con el fondo de lucha , ese fue el inicio de algo que se fue perfeccionando y que conto con la solidaridad de distintos sectores, fue así que luego en una asamblea se decidió destinar un espacio de la fábrica para que se convierta en la juegoteca que tenemos hoy , también se logro que la carrera de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires realizara las prácticas pre profesionales en la fábrica recuperada , demostrando así que los conocimientos pueden ponerse al servicio de la clase obrera, yo como referente de esas prácticas colaboré en la elaboración de un proyecto institucional que nos permitió conseguir un subsidio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación con el cual vamos a abrir la juegoteca de lunes a viernes de 6 a 22 h”. “Esto se logro con la organización y la consciencia de pelear por lo que a estas familias trabajadoras les corresponde”, finalizó.

Tres días después del triunfo electoral de Cambiemos, Fabián de la Cooperativa Curtidores de Hurlingham contaba lo difícil que es para ellos y todas las cooperativas pagar los tarifazos de luz y agua pero sobre todo de gas, ya que es un elemento incondicional para su trabajo. Los trabajadores, entre mates y sanguchitos de miga, contaban que el predio donde trabajan como cooperativa desde el 2006 tiene fecha de remate el 04 de Diciembre de este año.

Pasadas las 20:30 hs y con los minutos contados, se hizo presente Emiliano, Licenciado en Administración recibido en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, quien, como Nancy, puso sus conocimientos al servicio de la clase trabajadora: “la fábrica abre sus puertas y brinda un servicio a la sociedad, no solo en la búsqueda constante de estatizarse, sino para que los profesionales se vengan a formar a la fábrica, que conozcan sus necesidades y aporten a la gestión obrera”.

En este sentido, Emiliano problematizó el rol que juegan los científicos, intelectuales, estudiantes y docentes “Nosotros nos cuestionamos para qué estudiamos, si para simplemente tener un mejor pasar económico, para contribuir a seguir abultando las ganancias de los empresarios o para poner nuestros conocimientos al servicio de la clase obrera y las necesidades de la sociedad. En Madygraf, por ejemplo, si se estatiza podríamos imprimir cuadernos para las escuelas a un costo mucho más bajo”.

Ya finalizando, el Pollo recordó la experiencia de las heroicas trabajadoras de Brukman, fábrica recuperada en el 2001, que en una de sus intervenciones las obreras dijeron: "Si los trabajadores podemos manejar una fábrica, podemos manejar un país". En este sentido, el Pollo remarcó que "nuestro fin no es simplemente la difícil y enorme tarea de recuperar una fábrica, sino que sea un apoyo para seguir peleando por más conquistas para la clase obrera, y por el fin último que es un gobierno de los trabajadores".

La jornada terminó y los trabajadores de MadyGraf se volvieron para Zona Norte. La chomba suelta de MadyGraf que llevaba puesta el Pollo como respuesta al calor ahora quizá daba un poco de frío por el cambio de temperatura, sin embargo, el ejemplo de lucha y organización de los obreros sin patrón dejó la llama encendida en lo que fue más que una charla en el ISFD Nº 45.








Temas relacionados

ISFD Nº 45   /    Comisión de Mujeres MadyGraf   /    MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO