Política

POLÍTICA

Una carta de apoyo a Cristina Fernández llena de ocultamientos

Sin una palabra de la complicidad del peronismo en el ajuste, intelectuales y artistas como Noam Chomsky, Danny Glover y Emir Sader dieron su apoyo a la expresidenta y criticaron a Macri.

Lunes 20 de marzo | Edición del día

Noam Chomsky, Danny Glover, Emir Sader, Roberto Fernández Retamar, Piedad Córdoba y un conjunto variopinto de artistas e intelectuales de Argentina y diversos países del mundo dio a conocer una carta de apoyo a la expresidenta Cristina Fernández. En la misma, además, se condena la política de ajuste del Gobierno de Macri.

Bajo el sugestivo título de Contra los abusos de Macri, el mundo con Argentina, los firmantes manifiestan su “más plena solidaridad con el pueblo argentino, que enfrenta las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri”.

Una primera cuestión que, tal vez por residir en el extranjero alguno de los firmantes no conozca, es el hecho de que las políticas de ajuste son implementadas por Macri pero también por los gobernadores peronistas y de otros signos políticos.

Precisamente este lunes por la tarde tenía lugar una reunión en la provincia de Santa Cruz, donde Alicia Kirchner ofrecía una suma miserable para los docentes de esa provincia. Su colega del mismo espacio político, Rosana Bertone, es la misma que en 2016 llevó adelante una política represiva dentro de la provincia de Tierra del Fuego.

La misiva agrega que “en apenas quince meses, Macri impulsó miles de despidos tanto en la esfera pública como privada, devaluó la moneda, quitó derechos laborales con la nueva ley de ART, avanzó sobre los jubilados y sus medicamentos gratuitos, y trató de poner tope a los reclamos salariales ante una inflación que no cede”.

Hasta aquí, todo cierto. Pero la devaluación de inicios de 2016 puede encontrar su precedente en la de 2014, que hecha por el ministro “progre” Axel Kicillof, implicó un golpe al bolsillo de la enorme mayoría de la clase trabajadora.

El tope a las negociaciones paritarias fue también una constante en los Gobiernos kirchneristas, por lo menos desde 2007 en adelante. No está de más recordar que en aquellos tiempos Néstor Kirchner y Cristina Fernández impulsaron la intervención del Indec por Guillermo Moreno para adulteración de los índices inflacionarios en aras, entre otras cosas.

Los mismos firmantes afirman además que “durante estos meses, además, Argentina tuvo relevancia internacional por diversos casos de corrupción por los que están siendo investigados el presidente y su entorno: Panamá Papers, Odebrecht, Avianca, Correo Argentino, entre otros”.

El detalles que artistas e intelectuales “olvidan” –o no habrán sido informados por los firmantes argentinos- es que también se hicieron conocidas las detenciones de José López, ex secretario de Obras Públicas de la nación durante todo el kirchnerismo; y de César Milani, genocida que estuvo al frente del Ejército durante los últimos años del anterior Gobierno.

Los intelectuales artistas señalan, correctamente, que “a esto se le suma el injusto encarcelamiento de la dirigente social Milagro Sala en la provincia de Jujuy, hecho que ameritó que diversas organizaciones internacionales (ONU, Parlasur, OEA, Amnesty, entre otras) calificaran como “arbitraria” la detención, pidiendo la inmediata liberación de la parlamentaria del Mercosur”.

La denuncia es correcta. Tal vez debería agregarse una crítica al silencio que mantuvo gran parte del peronismo el mismo Frente para la Victoria durante gran parte del año 2016.

La declaración finaliza afirmando “manifestamos, asimismo, nuestra más plena solidaridad con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que sufre un embate judicial-comunicacional cada vez más pronunciado, lo que termina de conformar un cuadro de grave agresión a la democracia”.

El embate mediático existe evidentemente. Los ataques del llamado Partido Judicial también. Sin embargo, la ex presidenta sigue sin poder explicar el aumento garrafal de su patrimonio personal durante los años de su mandato. Las enormes irregularidades detectadas en múltiples causas y los negociados con personajes como Lázaro Báez o Cristóbal López evidencian que la corrupción fue parte esencial del intento de “reconstruir la burguesía nacional”.

Quienes no son argentinos pueden, efectivamente, no conocer muchas de las cosas antes señaladas. Pero entre los firmantes hay varios “nacionales” como Alicia Castro, la periodista Telma Luzzani o el investigador Atilio Borón. Quizás podrían haberse tomado el trabajo de hacer una carta un poco más cercana a la realidad.






Temas relacionados

Emir Sader   /    Atilio Borón   /    Mauricio Macri   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO