Juventud

OPINIÓN

Una Federación Universitaria que defienda la ciencia y la educación

El 6 y 7 de junio los estudiantes de la UNCuyo y la UTN elegimos nueva conducción de la Federación Universitaria de Cuyo (FUC). Presentamos una propuesta para que la FUC defienda y ponga la ciencia al servicio de los trabajadores.

Jueves 18 de mayo | 14:49

*Juan Passini es estudiante de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo y militante de la agrupación La Izquierda al Frente. Candidato al Parlafuc por la lista Desde Abajo .

El próximo 6 y 7 de junio los estudiantes de la UNCuyo y la UTN votaremos la nueva conducción de la Federación. Desde 1984 existe la Federación, pero su desconocimiento entre la mayoría de los estudiantes es parte de la política que han llevado las agrupaciones peronistas y radicales en la conducción.

También podes leer: Maite Rivera: “Queremos transformar la FUCuyo desde abajo”

En esta contienda, la izquierda se presenta en 12 facultades y se propone transformar la Federación de estudiantes desde abajo. Frente a este escenario todos los estudiantes tenemos que debatir cómo este organismo se convierte en una herramienta para organizarnos y debatir los grandes problemas de los estudiantes y el conjunto del país con el ajuste en curso. Queremos presentar una propuesta para que la Federación levante la bandera de defender la ciencia y ponerla al servicio de la mayoría trabajadora del país.

A fines del año pasado se llevó adelante la lucha de los trabajadores e investigadores del CONICET, luego del recorte presupuestario del gobierno nacional (recordemos que el presupuesto fue votado en conjunto por el macrismo, la UCR y el peronismo, que tiene mayoría en el Senado). Los protagonistas fueron los becarios e investigadores del CONICET que reclaman por el recorte en el ingreso a carrera y contra el recorte general en ciencia. Lograron, mediante asambleas, movilizaciones y tomas del CONICET, que el gobierno se comprometiera a garantizarles su lugar a los 500 investigadores que pretendían dejar afuera.

Los estudiantes acompañamos el reclamo en las acciones que tomaron los trabajadores de CONICET. Lamentablemente, ni los Centros de Estudiantes ni la Federación pusieron todas sus fuerzas en la pelea contra el recorte, que significa para muchos la continuación de su carrera universitaria al poder avanzar en la investigación. Los recortes en ciencia van a continuar y los becarios e investigadores siguen de pie. Necesitamos una federación que estreche lazos con los trabajadores del CONICET para defender de conjunto la ciencia y la educación. Los millones que se le regalaron a las mineras y sojeras permitirían multiplicar el presupuesto en ciencia y educación. Estos fondos podrían ser destinados a garantizar los puestos que están hoy y multiplicar los investigadores y becarios. Se podría aumentar 6 veces el presupuesto en ciencia o destinarlo a 400.000 becas de $11.500 pesos para estudiantes de todas las universidades.

Una ciencia al servicio de la sociedad y el pueblo trabajador

También queremos debatir a dónde se destinan nuestros conocimientos y los millones del Ministerio de Ciencia. Ya vimos cómo las sojeras se llenaron los bolsillos con millones, pero también se han puesto las investigaciones del CONICET detrás de sus millonarias ganancias. Ejemplo de ello es Grobocopatel, “el rey de la soja”, que ha logrado grandes negocios con el CONICET y el Ministerio de Ciencia patentando la primer semilla de soja resistente a la sequía a través de BIOCERES y un acuerdo con el INVAP para el desarrollo de tecnología aeroespacial para controlar cosechas. Un pequeño botón de muestra de que una parte importante de los conocimientos y presupuesto están puestos al servicio de los grandes empresarios. Recordemos que sólo en cosecha en un año, Los Grobo ganan más de 10 mil millones de pesos, el equivalente a lo que se destinó a ciencia en el presupuesto 2017.

La nueva Federación tiene que abrir un gran debate sobre el rol de nuestros conocimientos en el conjunto de la universidad que forma a los intelectuales de nuestra provincia y el país. Apostando a foros debate entre estudiantes, egresados, docentes, investigadores , trabajadores y el conjunto del pueblo trabajador para pensar de conjunto cuáles son las necesidades que apremian y como podemos desde las distintas ciencias aportar a su solución.

Nuestros conocimientos tienen que estar puestos al servicio de las demandas del pueblo trabajador, para que la tecnología que se desarrolla esté dirigida a reducir las horas de trabajo humano y poder repartirlo sin rebaja de sueldos, como proponen Noelia Barbeito y Nicolás del Caño. Esto permitiría que miles puedan dedicar mayor tiempo a sus estudios.

También nos permitiría organizarnos y acompañar la lucha contra los agrotóxicos, la minería contaminante, la lucha por la legalización de la marihuana, y fortalecer al movimiento estudiantil para estos combates. Con este objetivo también, desde la izquierda nos proponemos disputar la Federación y fortalecer agrupaciones militantes en todas las facultades de la UNCuyo y la UTN.








Temas relacionados

Ciencia   /    La Izquierda al Frente   /    Elecciones universitarias   /    UNCuyo   /    Mendoza   /    Educación   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO