Juventud

BOCHAZO MASIVO

UNCuyo: el 94% de los ingresantes quedó afuera de la carrera de Medicina

Al igual que en el 2016, la gran mayoría de las y los estudiantes que se inscribieron en la carrera fueron bochados por los exámenes eliminatorios. Sólo ingresaron 144 estudiantes de 2.365 aspirantes.

Matías Alvarado

Estudiante de Cs. Médicas en UNCuyo y Secretario del CECiMe

Domingo 4 de marzo | 19:09

En los últimos días se hizo pública la lista de ingresantes a la carrera de Medicina de la UNCuyo. El dato es alarmante: de 2.365 inscriptos, sólo ingresó el 6%. Junto al de 2016, es el bochazo más importante de los últimos 20 años.

Muy por el contrario a un ingreso con "número récord", como escribieron algunos diarios provinciales, lamentablemente el único récord se lo llevan las autoridades. Nuevamente se aseguraron que sólo una mínima cantidad de estudiantes apruebe los exámenes, "verdaderos filtros" como los define el propio decano de la casa de estudios, Pedro Eliseo Esteves.

La enorme restricción en el ingreso a esta carrera, como también sucede en Enfermería y en las Tecnicaturas Asistenciales que se dictan en la facultad, no sólo ataca el derecho de acceder a la educación pública de miles de jóvenes, sino que también limita la formación de nuevas y nuevos trabajadores de la salud. Siguen avasallando este derecho, a pesar de la modificación de la Ley de Educación Superior a fines de 2016, que en su artículo 50 prohíbe ingresos restrictivos y exámenes eliminatorios.

Argumentos para justificar el elitismo en la carrera de Medicina

Históricamente han sido miles las y los jóvenes que quedaron marginados de la carrera de Medicina. Esto es sabido, cómo también los (falsos) argumentos que esgrimen la autoridades de la Facultad de Cs. Médicas cada vez que sucede un bochazo masivo.

En sus últimas declaraciones, el Decano de la facultad de Medicina Pedro Esteves insistió en que "es muy difícil que entren más de 180 estudiantes" a la carrera. Y, para justificar su posición elitista sobre la educación, afirmó "si no hubiera un proceso de selección, no podríamos mantener una educación de calidad". El Secretario Académico, Roberto Miatello, no se quedó atrás y también dijo a los medios que el ingreso debe ser estricto "para garantizar que se formen los mejores profesionales. Si entraran todos los que se inscriben no hay capacidad material para formarlos."

Desde el año 2014 en las carreras de Medicina, Enfermería y Tecnicaturas asistenciales en Salud, no debería existir un sistema de cupos. Pero la realidad es que el cupo existe y las mismas autoridades lo afirman, lo planifican y lo aplican, a través de un curso de nivelación insuficiente y exámenes eliminatorios que no tienen el mismo nivel de dificultad.

El gobierno y las autoridades universitarias buscan responsabilizar sobre el colapso en la educación pública a las y los jóvenes que desean estudiar y a los docentes. Pero el constante desfinanciamiento a la educación y el ataque a quienes la sostienen; la avanzada permitida por los gobiernos del lobby farmacéutico y de la medicina privada; la privatización encubierta de la salud pública mediante la Cobertura Universal de Salud; los despidos y la flexibilización de los trabajadores de la salud -como sucede actualmente en el Hospital Posadas-; y la política xenófaba respecto a la asistencia de extranjeros e inmigrantes, son parte de una verdadera escalada contra los valores de la salud pública.

"Quien puede pagar es quien tiene el derecho a la vida y la salud”, ese es el mensaje y los intereses que defienden quienes pretenden mantener a Medicina como una carrera de élite.







Temas relacionados

Carrera de Medicina   /    Educación pública   /    Ingreso universitario   /    UNCuyo   /    Mendoza   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO