Política

CONGRESO NACIONAL

Un show de Dujovne y el peronismo para hacer como si se discutiera el acuerdo con el FMI

El ministro de Hacienda asistió pero no explicó nada. El peronismo hizo críticas livianas y ya anunció que votará el Presupuesto 2019. Nicolás del Caño (PTS-FIT) volvió a plantear que el acuerdo se someta a una consulta popular vinculante.

Miércoles 4 de julio | Edición del día

Mientras Nicolás Dujovne era parte de un montaje destinado a aparentar una discusión sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el presidente Macri ratificaba a las grandes patronales del campo que sus intereses no serán tocados.

Separados por unas veinte cuadras de distancia, ambos funcionarios ponían en evidencia que el esquema de gestión del gobierno no toca los intereses del gran empresariado, pero sí los del conjunto del pueblo trabajador.

Nicolás Dujovne asistió al Congreso de la nación simplemente para aparentar. Respondió poco y nada de las consultas y requerimientos de los diputados de la oposición. Repitió el mismo libreto desabrido y poco sustancioso del oficialismo y, por último, no se privó de ensayar las clásicas chicanas del macrismo contra la gestión anterior.

Las más de tres horas en el Salón Azul del Senado sirvieron para graficar la continuidad de la política oficial. En el discurso del ministro de Hacienda no existieron ni la crisis, ni los despidos ni la pobreza.

Todo fue atribuido a la prolongada sequía en el campo así como a factores internacionales. Ambos datos son parte de la realidad y no se puede negar pero este martes sirvieron para que el funcionario nacional justificara todo lo hecho por su gestión desde fines de 2015.

"Salimos de la crisis haciendo lo que veníamos haciendo", afirmó entre otras cosas el ministro y recordó el crecimiento que el país había evidenciado en algunos sectores durante parte de su mandato.

Dujovne repitió libreto también a la hora de justificar el acuerdo con el FMI. La cantinela de que el acuerdo evitó un “ajuste salvaje” no se corresponde con la realidad.

Ayer, cuando el ministro se retiraba del Congreso llegaban ahí los trabajadores y trabajadoras de Télam que luchan contra los salvajes despidos de Hernán Lombardi, su compañero en el Gabinete nacional.

A lo largo de la tarde, el gobierno se vio obligado a explicar aspectos parciales de su gestión y del acuerdo con el FMI. No es para menos. Los cuestionamientos no vienen solo de la oposición sino del conjunto de la población.

Esto fue una de las cosas que le señaló el diputado Del Caño (PTS-FIT) cuando planteó su propuesta de una consulta popular vinculante sobre ese acuerdo de sometimiento.

Opositores de palabra

“¿Qué crisis se evitó?” le preguntó el peronista Pablo Kosiner al ministro ya cerca de las 17 h. Le recordó entonces que el mismo Indec había informado recientemente la cifra de 95 mil puestos de trabajo perdidos.

Los diputados y senadores peronistas hicieron gala de un discurso marcadamente opositor a lo largo de la tarde. Carlos Caserio, representante cordobés en la Cámara Alta, le dijo a Dujovne que él era el ministro que “tiene que pasar el ajuste”.

Sin embargo, a las palabras se las lleva el viento y en este caso no es la excepción. Tanto el Bloque Justicialista como el Frente Renovador se negaron a dar quórum a la sesión especial convocada por parte de la oposición hace pocas semanas para, precisamente, discutir el acuerdo con el FMI.

Ese día uno de los argumentos esgrimidos para negarse a dar quórum fue la necesidad de un informe por parte del ministro de Hacienda. Este martes la realidad mostró lo incoherente de semejante propuesta.

Que el acuerdo con el FMI implica un ajuste brutal no necesita mayor explicación. Los hechos de la realidad hablan por sí solos.

Sin embargo, el mismo peronismo que ayer habló en tono opositor es el que ya adelantó que votará favorablemente el Presupuesto 2019. Lo hará negociando cuotas del ajuste pero garantizará que el Gobierno tenga esa herramienta para avanzar contra el pueblo trabajador.

En su intervención Diego Bossio se encargó de recordarle a Dujovne que contaron con su ayuda para múltiples leyes de ajuste votadas en el Congreso.

Te puede interesar: Congreso Nacional: otro gran favor del peronismo a Macri y el FMI

Cinismo a prueba de balas

“Las medidas fueron tomadas pensando en la sociedad argentina y en cuidar a los más vulnerables”.

La frase la pronunció el ministro de Hacienda ya en el cierre de su paso por el Senado. Minutos antes Nicolás del Caño, el diputado del PTS-FIT, había afirmado que las políticas oficiales solo han beneficiado al gran empresariado y a los amigos del mismo gobierno.

A casi tres años de gobierno de Cambiemos nadie podría considerar la gestión económica con otra vara. Como señalamos al inicio de esta nota, el mismo presidente Macri ratificó este martes que las retenciones que pagan las patronales rurales seguirán bajando.

Si a eso se suma a eso el acuerdo con los fondos buitre, la reforma previsional, la reforma tributaria, el creciente endeudamiento nacional y el mecanismo de la bicicleta financiera creado alrededor de las Lebac, por citar solo algunas cuestiones, la conclusión resulta abrumadora.

Del Caño estuvo cerca de no hablar. El formoseño José Mayans, cercano al gobernador Gildo Insfrán y a la expresidenta Cristina Kirchner casi le impide tomar la palabra porque “se había hecho tarde”. Hay que recordar que fue el mismo senador que hace pocos meses facilitó la virtual “fuga” del entonces ministro Luis Caputo.

Dicho sea de paso, este martes casi todos los que tomaron la palabra le recordaron a Dujovne el paso del actual titular del BCRA por esa misma comisión, hace dos meses. En ese entonces, Caputo había afirmado, muy suelto de cuerpo, que las necesidades de financiación argentina estaban cubiertas. Pocas semanas más tarde, Macri anunciaba el inicio de “conversaciones” con el FMI.

El paso de Nicolás Dujovne por el Senado se pareció bastante a un (mal) show. Sobraron las frases hechas y las chicanas pobres. Faltaron, como no podía ser de otra manera, las explicaciones.

La única certeza que dejó el ministro es que el camino de ajuste sigue y se profundizará. Una vez más, el caballito de batalla de “bajar el déficit fiscal” estuvo presente. Eso, para el conjunto de la población trabajadora, solo puede significar mayores ataques a sus niveles de vida. Ataque que hay que enfrentar.







Temas relacionados

Nicolás Dujovne   /    Bloque justicialista   /    Ajuste fiscal   /    Peronismo Federal   /    Frente de Izquierda   /    Peronismo   /    Congreso Nacional   /    Nicolás del Caño   /    Frente Renovador   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO