Internacional

ESTADOS UNIDOS

Un senador acusado de racista nominado a fiscal general por Trump

Es el senador republicano por Alabama Jeff Sessions. Lo acusan de haber perseguido a los defensores de los derechos civiles de los afroamericanos y de apoyar al racista Ku Klux Klan.

Martes 10 de enero | 15:52

El senador republicano, Jeff Sessions, nominado por el electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para ser su fiscal general se comprometió este martes ante un comité del Senado a jugar un papel de contrapeso en el futuro Gobierno. Aseguró que le dirá "no" al millonario neoyorquino "si se excede" en su poder.

Sessions hizo las declaraciones en la primera de sus audiencias ante el comité judicial del Senado, que evalúa su designación como fiscal general del futuro gobierno de Donald Trump. La sesión fue interrumpida en varias ocasiones por manifestantes que gritaron: "¡no a Trump, no a un EE.UU. fascista, no al Ku Klux Klan (KKK)".

Durante su declaración, el senador, tildó de "falsas" algunas de las acusaciones en su contra, como que persiguió a los defensores de los derechos civiles de los afroamericanos y apoyó al grupo racista Ku Klux Klan durante su etapa como fiscal para el distrito sur de Alabama (1981-1993).

"Aborrezco al Ku Klux Klan, lo que representa y su odiosa ideología", aseguró Sessions, quien no se refirió en su declaración a las constantes interrupciones. Pero más allá de su aclaración, las posteriores declaraciones de Sessions fueron en un sentido racista, similar al que utilizó Trump durante su campaña, contra los inmigrantes.

Sessions aseguró que la llegada de millones de inmigrantes a EE.UU. hace disminuir los salarios de los estadounidenses debido a su mano de obra más barata. "No creo que los estadounidenses quieran acabar con la inmigración, pero creo que afecta a los salarios", dijo ante el comité judicial del Senado. Para completar la alocución diciendo que "Creo que, en demasiadas ocasiones, el Congreso ha sido complaciente al apoyar legislación que haría feliz a los grandes negocios, pero que tendría un impacto en los salarios".

Senador por el estado de Alabama durante 20 años y conocido por sus duras posturas en inmigración, Sessions defendió la independencia de la Fiscalía general de EE.UU. y consideró que cualquiera que desempeñe ese cargo debe estar "comprometido a seguir la ley" y ser fiel a la Constitución del país.

Sessions se comprometió, si es confirmado como fiscal general, a procesar a los que "violan repetidamente" las fronteras de Estados Unidos, perseguir los crímenes de armas de fuego y crear alianzas con los departamentos de policía locales para acabar con las pandillas y los carteles de narcotráfico.






Temas relacionados

Fiscales   /    Donald Trump   /    Ku Klux Klan   /    Senadores   /    Partido Republicano   /    Racismo   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO