Política

ENTREVISTA

“Un proyecto basado en la acumulación de Lebac es un proyecto hegemónico débil”

Los resultados electorales abrieron un debate en el campo político e intelectual acerca de la posible hegemonía de Cambiemos. Acá las principales definiciones de Gabriel Vommaro sobre esta cuestión.

Domingo 12 de noviembre | 00:15

Foto: Matías Baglietto//Enfoque Rojo

Creo que lo que sí hay es vocación hegemónica. Es un proyecto que quiere disputar todos los terrenos de construcción política de los partidos tradicionales. Un proyecto que viene de estos núcleos pequeños pero que le habla a la sociedad en general.

Si vos pensás, por ejemplo, la misma idea de empresarios que hacen política es una idea de intentar construir un proyecto político propio, que sea exitoso y que le hable al conjunto. Ratazzi fiscalizando en González Catán es una imagen de eso. ‘Disputamos todos los terrenos, vamos a todos lados’. No hay una especie de tercerización de los espacios populares en algún peronismo con el que podamos asociarnos.

Hay una vocación de hegemonía. Hay una idea gradualista que está vinculada con esto de ‘vamos a hacer los cambios al ritmo que la sociedad lo permita’. Ese es el corazón de la idea gradualista: un posibilismo de centroderecha.

Ahora, consolidación de la hegemonía es un poco mucho pedirle a este Gobierno. Por más que tenga un clima favorable, los medios a su favor, el poder económico. Porque también construir hegemonía es transformar la conducta de los actores. Eso es lo que falta todavía.

Hay un clima cultural diferente. Hay un orden de decibilidad diferente. Se pueden decir cosas que antes no. Hay ámbitos en donde vos ves un cambio de orientación muy notorio. Con un sesgo más bien conservador. Incluso atreviéndose a tomar de modo faccioso consensos que parecían muy transversales. Ahora, cambiar conductas es otra cosa.

Los empresarios argentinos creen que tienen un Gobierno más afín, más cercano. Pero, por ahora, compran Lebac, no ponen un peso en la economía real en ninguna de sus formas. Ni en el comercio, ni en la producción ni en la industria. Un proyecto basado en la acumulación de Lebac es un proyecto hegemónico débil.

Veremos qué pasa. Yo no soy ni economista ni economicista pero importan las dos cosas. Importa la forma en que los proyectos de poder transforman conductas también en el mundo económico.

Lo mismo uno puede pensar en relación con los actores del modelo anterior. Los actores del modelo mercado internista ¿van a comprar algo que ni siquiera compraron todos en la década de los ’90? El menemismo sólo pudo realizar una reforma laboral dura. La Alianza en las condiciones que ya sabemos. Tampoco es tan fácil quebrar las resistencias de los actores vinculados con el modelo anterior.

Todo esto puede pasar. No digo que no. Soy ambiguo y soy prudente pensando en estas cuestiones. Todavía ninguno de estos temas se ha resuelto ni hay señales claras de un cambio o de una apertura de los diques para que ingrese la corriente de la modernización, el río de la modernización. Por ahora, yo veo más un arroyito, una corriente débil.








Temas relacionados

Gabriel Vommaro   /    LEBAC   /    Hegemonía    /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO