Cultura

LITERATURA EN TUCUMÁN

Un monoambiente como trinchera de las palabras

La editorial Monoambiente presenta su segundo libro: “Dinosaurios”, una novela sobre la violencia de género.

Jueves 10 de agosto | Edición del día

Nueve estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras con el proyecto de montar una fotocopiadora de apuntes a bajo costo, terminaron dando vida a una editorial luego de que el plan inicial no funcionara. Hoy son Majo, Polo y Marcos quienes continúan con el proyecto y se preparan para presentar el segundo libro editado por Monoambiente. Se trata de “Dinosaurios”, una novela escrita por Majo, y que trata sobre la violencia de género. Compartimos en esta nota nuestra charla que tuvo como objetivo acercarnos a esta experiencia que están emprendiendo no pocos jóvenes (y no tan jóvenes también) en estas tierras tucumanas. Les invitamos a acercarse ustedes también.

Acerca de porqué Monoambiente

"Se llama Monoambiente porque éramos los 9 trabajando acá", dice Majo, que es quien alquila el monoambiente de Barrio Sur, de esos alargados y finitos con divisiones de durlock a los que se llega en apretados ascensores, y en cuyo alquiler mucho hemos dejamos la mitad del salario obtenido en los precarios trabajos, casi que la única salida laboral para la juventud en Tucumán.

"Todo el proceso lo hacemos nosotros" cuenta Polo, y Majo se apura a detallar que "Todo el proceso sería la edición, la maquetación, la encuadernación, nosotros hicimos las prensas, la tapa, y la presentación."

Acerca de porqué una Editorial

El primer libro que materializó Monoambiente Editorial tiene por título “Micumán”, es de Marco Rossi Peralta (uno de los 9) y fue presentado en noviembre del año pasado. Podemos situar en Micumán el punto de partida, y a la hora de preguntar por los motivos que han ido alimentando el trabajo de esta editorial a puro pulmón, las respuestas no se hacen esperar:

Desde ese punto de partida, Marcos cuenta que “Nos empezamos a encontrar con un montón de gente que está constantemente produciendo, con obras muy trabajadas y sin la posibilidad de que se conozca más allá de un evento literario en el que se lee, o de alguna presentación chica. Nos vimos en la posibilidad de facilitar mucho el camino entre el trabajo creativo y la publicación. Sobre todo considerando la dificultad para publicar. Hay una realidad, y es que el que tiene plata puede publicar.”

“(Buscamos) Darle espacio a personas que no publican porque las editoriales te ponen muchas trabas a la hora de publicar. Lo que te sale mandar a publicar fuera de Tucumán es mucho más caro, y pasa por todo un proceso que suele terminar en un no. Gente que sabemos que escribe y que no se está animando”, dice Majo, mientras que Polo continúa enumerando: “autores de acá, que no salgan tan caros los libros, que sea accesible (…) Hay que bajar esta idea de que el que publica es el que tiene trayectoria.”

Ante la pregunta sobre los criterios para publicar, Marcos responde que “Nos centramos mucho en el autor o la autora en sí mismo, en que representa la persona que escribe, que esté comprometida con ciertas problemáticas, que escriba desde una postura de compromiso con cuestiones sociales, de género. Con esa perspectiva más amplia de despegarse del arte, de decir no sólo escribo porque me gusta, porque queda bonito.”
Se refieren a su trabajo como bizarro, “el toque de bizarría” le llaman a lo que definen como una característica propia de Monoambiente. Una bizarría que sostienen como postura ante el arte, ridiculizando un poco a la idea del escritor artista de café torturado por su alma. La describen como “una crítica al arte elitista, establecido, de café, del que además de estar ideológicamente en contra.”

Hay algo que imprime toda la conversación, y es el entusiasmo por aportar a promover cultura que se gesta de forma independiente y entre pares. Marcos lo pone en palabras cuando cuenta que “Cuando empezamos a salir a buscar dónde vender los libros, donde presentarlos, uno se empieza a encontrar con un montón de otra gente que está buscando cosas parecidas, con su propio estilo, pero básicamente con el mismo objetivo que es difundir la producción artística tanto la literaria, como el teatro, el baile, la música.”

Polo dice que “Se ha abierto un espacio en Tucumán de mucho movimiento literario, y podemos estar circulando en ese espacio, si fuésemos nosotros los únicos sería mucho más difícil. Pero hay muchos colectivos literarios y permite la difusión de estas pequeñas editoriales.”

En el mismo sentido, y esta vez en palabras de Majo, nos vamos adentrando en el carácter de parte de ese movimiento del que hablan desde el monoambiente: “Se está generando una literatura que es muy cotidiana, hay mucha escritura que es poesía narrativa, que trabaja con la historia propia de Tucumán o de las luchas en vez de abstraerse tanto hacia otros espacios. Romper. Sí. Creemos otro mundo, pero también tenemos que hacer algo en este. Todo lo que venga que deje un mensaje, rompiendo un poco el piso.”

Pero al tiempo que se va desarrollando ese movimiento, comienzan a aparecer limitaciones. “Nos estamos topando con las cuestiones legales, que son trabas, que te las piden como si estuviéramos manejando un negocio, cuando esto no es con fines de lucro pero sin embargo nos tenemos que sujetar a esas condiciones.”, se lamenta Marcos.

Acerca de Dinosaurios

El próximo libro a presentar es una novela sobre violencia de género. “Dinosaurios” fue escrita por Majo, quien la describe de la siguiente manera: “Es una novela sobre un caso de violación que fragmenta totalmente a una mujer, y cómo esa mujer se va como desplazando en miles de personas, y todas esas personas en las que se desdobla son totalmente diferentes. Mostrar hasta qué punto el sistema patriarcal machista hace y destruye y desconfigura tanto en una persona, y que mucha gente sigue sin verlo, y el proceso de recuperación de una unidad en una persona después de una violación.”

El título se relaciona al miedo de la autora a los dinosaurios durante casi toda su vida, y busca ligar lo que la palabra dinosaurio representa en la historia argentina a partir de la última dictadura militar: “Sacarlo de ahí y llevarlo a otros espacios dónde siga representando lo monstruoso, lo gigante, lo que devora, lo arcaico, todo eso en una historia de violencia de género. Llamarle dinosaurio a todo ese sistema contra el que quiero luchar. Es una denuncia.”

La presentación del libro se realizará este 12 de agosto en el MUNT desde las 18:00 horas, en el marco de una velada en la que habrá rap en vivo, música con danza contemporánea, y una obra montada por la misma editorial.






Temas relacionados

Violencia hacia las mujeres   /    Libros   /    Tucumán   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO